SOS océanos, un llamado desde la ONU

Waldo Mendiluza / Prensa Latina
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Naciones Unidas. Los océanos cubren alrededor del 70 por ciento de la superficie del planeta y representan una irreemplazable fuente de vida, amenazada por prácticas insostenibles de los seres humanos que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llama a revertir.

La Primera Evaluación Mundial de los Océanos, auspiciada por la ONU, ratifica el preocupante escenario advertido desde hace mucho tiempo, caracterizado por la sobreexplotación de los recursos, el deterioro de la vida marina y la pérdida de biodiversidad.

“Los océanos han sido tratados como basureros, fácil fuente disponible de alimentos y minerales o infinitas áreas de recreación, sin particular atención a las consecuencias a largo plazo de tales acciones”, señaló la organización, a propósito del estudio validado en diciembre de 2015 por la Asamblea General, mediante su resolución 70/235.

Durante la reunión sobre el cambio climático COP 22, celebrada en noviembre de 2016 en Marrakech, Marruecos, el presidente de la Asamblea, Peter Thomson, convocó a una conferencia internacional sobre el tema. El foro previsto del 5 al 9 de junio en la sede de la ONU tendrá como propósito impulsar el objetivo 14 de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, el cual aboga por la conservación y el manejo responsable de los océanos, mares y recursos humanos. Altos funcionarios de la ONU, científicos y líderes de organizaciones ambientalistas esperan que la conferencia lleve a un compromiso más fuerte con la protección y el manejo razonable de los océanos.

Reuniones preparatorias

A mediados de febrero, el cuartel general de la ONU, en Nueva York, acogió dos reuniones preparatorias de cara al evento de junio. Cientos de representantes gubernamentales, expertos y parlamentarios participaron en talleres y paneles, en los cuales abordaron las amenazas y los desafíos en materia de defensa de los océanos, como espacios vitales para las actuales y futuras generaciones.

De acuerdo con el presidente de la Asamblea General, la comunidad internacional no debe dejar pasar la oportunidad que significa la conferencia de junio para garantizar el cambio de escenario. “Está claro que la actual situación de los océanos es insostenible, resultante de siglos de malas prácticas humanas, agravadas por el impacto del cambio climático. Necesitamos conciencia y actuación para traducir en una realidad el Objetivo 14 de la Agenda 2030”, precisó en uno de los eventos.

Thomson insistió en que los indispensables ecosistemas enfrentan un ciclo de declive que urge revertir, marcado por la contaminación marina y la destrucción de la vida en los mismos. Entre los ejemplos presentados por el diplomático fijiano estuvo el hecho de que cada minuto se vierten la cantidad de basura equivalente a un camión cargado de desechos plásticos.

No menos preocupante es la situación de los bancos de pesca conocidos, casi un tercio de ellos por debajo de los niveles de sostenibilidad. Respecto al cambio climático, recordó que su efecto se traduce en la elevación del nivel del mar, la acidificación y la pérdida de barreras coralinas.

“Solo con voluntad política y recursos podemos lograr la solución representada por el Objetivo 14 de la Agenda 2030”, afirmó.

En el contexto de uno de los foros preparatorios, Naciones Unidas lanzó un registro en línea para recoger compromisos con la protección de los océanos. La iniciativa busca enrolar de manera voluntaria a través de internet a Estados miembros de la ONU, negocios, organizaciones no gubernamentales e integrantes de la sociedad civil, en una campaña global a favor de esos espacios marinos.El gobierno de Suecia, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y el Crucero por la Paz fueron los primeros en incorporarse al registro. Estocolmo se comprometió a expandir las áreas marinas protegidas del país escandinavo, el Pnuma incrementará los esfuerzos para detener la contaminación con plástico y el Crucero por la Paz lanzará su proyecto de un “ecobuque” para 2020.

Desde ahora y hasta la conferencia de junio, esperamos que cientos de voluntarios participen, dijo el presidente de la Asamblea General. Por su parte, el secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales, Wu Hongbo, celebró el registro en línea y cualquier otra iniciativa dirigida a proteger los océanos. “Urgen soluciones y medidas concretas, porque la salud de los océanos y mares, así como el futuro del bienestar humano, no demandan menos”, subrayó el diplomático chino, quien fue designado para encabezar los preparativos de la conferencia de junio.

Una cuestión de voluntad política

En entrevista con Prensa Latina, el fundador y director del Observatorio Mundial de los Océanos, Peter Neill, señaló que las iniciativas y foros sobre el importante tema sólo serán efectivos si van acompañados de una voluntad política para implementarlos.

Urge una atención superior al asunto del cuidado y la preservación de esos ecosistemas marinos, afectados en muchas partes del mundo por la sobreexplotación y otras amenazas creadas por la mano del hombre, insistió. Neill participó en uno de los encuentros preparatorios para la conferencia de junio, al cual acudieron unos 300 legisladores de los cinco continentes. La presencia de los parlamentarios reviste particular valor, porque ellos representan a la población y tienen sobre sus hombros la responsabilidad de legislar, para lo que necesitan información, dijo el experto estadunidense, graduado en la Universidad de Stanford y autor de varios libros acerca de los océanos y su futuro.

También en diálogo con Prensa Latina, la científica marina Lisa Speer instó a la comunidad internacional a aprovechar la oportunidad que tiene ante sí para salvar los océanos del uso irracional y garantizar a las futuras generaciones el disfrute de sus valiosos recursos. Estamos en un momento clave para revertir el agotamiento de las riquezas marinas como resultado de una explotación irresponsable, subrayó la directora del Programa Internacional de los Océanos de la organización ambientalista Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales.

Speer destacó el escenario creado por la Agenda 2030, las resoluciones de la Asamblea y la conferencia de junio. Tenemos muchas expectativas, no son tiempos de desaliento, sino de trabajar duro porque hay mucho en juego, sentenció. Se espera que en marzo, los embajadores de Portugal y Singapur ante la ONU, Álvaro Mendonya y Burhan Gafoor, respectivamente, presenten desde su posición de cofacilitadores un borrador del “Llamado a la Acción” de cara al esperado evento.