Gasolina, el combustible de la discordia

José Sobrevilla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     @PPsobrevilla

Y usted, ¿cada cuándo carga gasolina? Como trabajador, ¿no le da coraje que liberen los precios de combustibles de acuerdo con el mercado internacional pero los sueldos, quien los tiene, sigan amarrados fuera de toda competitividad?; esto mientras la indignación rebasa a los millones de clientes cautivos que violentamente se manifestaron en varias partes del país por el último gasolinazo; irritación que ha llegado hasta la academia, donde el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, Víctor Rodríguez Padilla, [1] apasionado del tema de los energéticos, ha señalado a Forum en Línea que el de la gasolina es un negocio lleno de mentiras y verdades que involucran un indecible número de clientes cautivos, “quienes no tenemos otra más que pagar el precio que unos cuantos del gobierno deciden”.

Este reducido grupo, asegura el doctor Rodríguez Padilla, tiene el monopolio de los datos y las cifras. Nos dice que el precio sube o baja de acuerdo con los precios de la gasolina de Houston. La pregunta es ¿por qué? ¿Por qué tenemos que pagar la gasolina a la salida de la refinería de Salamanca, o de Minatitlán, como si viniera de Houston? Eso viene en la ley, dice el académico puma; ahora bien, ¿por qué tenemos que pagarla en dólares al tipo de cambio del día?

Según esto, asegura Víctor Rodríguez, “ellos calculan el precio del combustible con base en una revista (llamada Blast) donde se reportan las transacciones de diferentes mercados, basados en reportes de barcos reales que van y vienen, fijando la cotización promedio del día anterior, y que toma como base Houston, Texas, Estados Unidos, el mayor mercado del comercio de gasolina”.

Aunque las señales vienen desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, los privatizadores del petróleo mexicano tienen nombre y apellido. Forman parte del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) que, desde 2014, integra Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía; Luis Videgaray, secretario entonces de Hacienda y Crédito Público; los consejeros nombrados por el Ejecutivo: Juan José Guerra Abud, ahora exsecretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía y la subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, María de Lourdes Melgar.

Peña Nieto nombró también cinco consejeros ‘independientes’: Alberto Tiburcio Celorio, hasta 2013 presidente de la consultora Ernest & Young; Octavio Francisco Pastrana, exdirectivo de British Petroleum; Jorge Borja Navarrete, exdirectivo de ICA; Jaime Lomelín Guillén, exdirector de Industrias Peñoles, y Carlos Elizondo Mayer-Serra, exdirector del Centro de Investigación y Docencia Económica e impulsor de la reforma energética.

Manuel Hernández Borbolla, en su trabajo ganador del Premio Alemán de Periodismo 2014, aseguraba que desde 1988 Pemex desviaba multimillonarios recursos “con operaciones similares al lavado de dinero a través de sus filiales privadas, entre las cuales destaca Grupo PMI (PMI Comercio Internacional, SA de CV, filial de Pemex) y empresas manejadas de manera secreta por un reducido grupo de hombres dentro del gobierno federal.” [2]

Petróleos Mexicanos Internacional, PMI, son varias empresas privadas formadas por Carlos Salinas cuando Pedro Aspe era secretario de Programación y Presupuesto, y a quien después nombró secretario de Hacienda, y son las encargadas de comercializar todas las exportaciones e importaciones del petróleo y sus derivados en el extranjero, explicó el periodista de Quadratín.

Lo negro y no tanto de los dueños de las estaciones de servicio

La explicación del gobierno respecto al aumento en los precios de la gasolina es que es un producto internacional y todo el mundo lo hace así. “Pero no es cierto”, dice Rodríguez Padilla. “Ni Arabia Saudita, Venezuela, ni Irak ni Kuwait, que tienen petróleo, lo hacen de esa manera. Ellos tienen su lógica interna. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), el FMI (Fondo Monetario Internacional), el BM (Banco Mundial) y todos esos organismos de comercio nos dicen que la gasolina se debe comprar en dólares. ¿Por qué? Porque este planeta está dominado por las compañías petroleras internacionales y ellas exigen el precio máximo. Ésta es la lógica de las trasnacionales y  la del gobierno que está metido en ella”.

En el andar periodístico de la web, encontramos que los dueños de las estaciones de servicio tienen también nombre y apellido y están relacionados con familiares de políticos, periodistas, personajes del mundo empresarial públicamente señalados con vínculos en la delincuencia organizada y que, profundizar en ello, nos llevaría rato describir. Por economía de tiempo, únicamente mencionaremos de forma superficial algunos nombres.

El 17 de marzo de 2012, Grupo Fórmula [3] daba a conocer el cateo hecho por la Procuraduría General de la República (PGR) a instalaciones en Querétaro del empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio, con tres cómplices, y Hacienda seguía investigando a los socios del entonces Grupo Gasolinero México (61 estaciones de servicio en el país) por su presunta evasión fiscal y vínculos con la delincuencia organizada por el robo de combustibles a Pemex.

La página personal de Rodríguez Borgio afirma que no le pudieron comprobar nada; sin embargo, las notas periodísticas siguieron apareciendo. La que aquí comento señaló que “Francisco Javier utiliza a gente de su confianza para realizar estas actividades ilícitas, entre quienes destacan sus hermanos Óscar y José Antonio Rodríguez, además de Emilio Quiroz Moreno e Isaac Dehesa”. En ese cateo encontraron información contable, tres computadoras, ‘tres radios de computación’ (sic) y una bolsa con mil 525 cartuchos de distintos calibres, afirma el medio.

En su publicación del 14 de marzo de 2014, SDP Noticias hablaba de la Averiguación Previa PGR/SEIDO/AC/UEIORPIFAM/74/2013 abierta por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, SEIDO, “en la que se presume que el Grupo Gasolinero (hoy Grupo Orsan) de los Rodríguez lavó dinero de la venta de hidrocarburos robados en la Caja Libertad y los casinos Big Bola. [4] “Víctor Fuentes destaca en su nota –continúa la publicación– que el juez Décimo de Distrito de Amparo Penal, Gilberto Romero Guzmán, otorgó una suspensión provisional contra la inmovilización de cuentas bancarias en Banorte de Grupo Queroil; y que la juez Primera, Sandra Robledo Magaña, admitió el amparo”. Los Rodríguez Borgio son también familiares del exbanquero Ángel Rodríguez (El Divino),  se puede apreciar en diversas notas periodísticas.

Karol García en El Economista (7-VI-16) señaló que de acuerdo con Emilio Loret de Mola Gómory, director general de Grupo Lodemo y vocero de la nueva franquicia La Gas, aseguraba que arrancarían con dos estaciones de servicio con operaciones en el centro de la ciudad de Campeche y Periférico Norte de Mérida; y que cada cambio de identidad  les costó alrededor de un millón de pesos y formaban parte del programa piloto de Pemex de cambiar nombre de negocios, pero dejando su franquicia y manteniendo el suministro de combustibles. [5]

En La Gas, despliega la nota, participaban accionistas igualitarios de cinco grupos gasolineros: Corpo Gas, Enerkom, Hidrosina, Lodermo Red y Corporativo Ges, quienes en conjunto contaban con 600 estaciones de servicio en el país y tenían ya 25 contratos firmados para el cambio de identidad en igual número de estaciones de servicio en Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Reveló que las franquicias de Hidrosina oscilarían entre 240 mil y 420 mil pesos, precio estimado que tendría Gulf, franquicia estadunidense, y  que sería el costo de una franquicia Pemex.

Si FEMSA Comercio, a través de Oxxo Gas, sorprendió con el anuncio de la compra de 227 estaciones que ahora tiene y que iría por más, el Grupo Orsan (nuevo nombre del Grupo Gasolinero México), ahora de origen regiomontano y con 45 años en el mercado, no se quedaría atrás al responder que se prepararía para “aprovechar los retos y oportunidades que la apertura energética presenta”, señaló Sonia Coronado (01.03.2015) en El Financiero. [6]

La periodista afirmaba que Carlos Sandoval Armijo, director general de Grupo Orsan, explicaba que recientemente junto con Grupo Garel y Grupo Eco, que operan en las zonas de Tampico y Tijuana, respectivamente, crearían la Alianza Energética del Norte (Alenor); y que con las 130 estaciones de servicio de la empresa regiomontana y las 220 unidades de sus aliados, buscarían comprar combustible en grandes cantidades a Pemex, por lo menos en un 10% más barato. El entrevistado dijo a la reportera que debido a que a partir de 2018 los operadores de gasolineras dejarían de estar obligados a comprar combustible a Pemex, ya habían sostenido pláticas con petroleras como la francesa Total, Shell y Puma Energy, además del mismo Pemex.

En su número de julio/agosto de 2001, la Revista Octanaje 36 [7], (publicación de la franquicia Pemex), se difundió una larga nota donde entrevistaban a Carlos Mouriño Terrazo, director general y Manuel Carlos Mouriño Atanes, presidente del Consejo de Administración del Grupo Energético del Sureste por ser los primeros en obtener el ISO9002 en 17 de las 27 estaciones de servicio que tienen; aunque el semanario Proceso ha publicado que son 40. [8]

Una nota de Abel Barajas y Claudia Guerrero en Reforma (21-XI-16) señala que la Secretaría de Hacienda y la PGR detectaron a una empresa en la que Moisés Mansur Cysneiros, considerado el principal prestanombres de Javier Duarte, tenía como socio a William Jorge Karam Kassab, cabeza principal del Grupo Hidrosina y hermano del exprocurador de Enrique Peña Nieto, Jesús Murillo Karam y quien dio a conocer “la verdad histórica” del caso Ayotzinapa. [9]

Con base en una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda, la publicación afirma que Mansur y Karam se hicieron socios desde hace cinco años, al constituir en el estado de México la empresa Servicios Profesionales Jura SA de CV”. [10]

El 26 de abril de 2015, Noé Cruz Serrano, reportero de El Universal, difundió que “Fernando González Piña, presidente del Grupo Cargo, uno de los ocho más grandes del país con más de 500 estaciones, reconoció que aún no hay claridad sobre la nueva realidad del mercado y que sólo mediante grupos de gasolineros será posible enfrentar tanto la competencia como la supervivencia de pequeños negocios, que pueden llegar a ser 5 mil de las 11 mil 500 franquicias existentes en el país”. [11]

No hay que olvidar que  en The Panamá-Papers aparecen mexicanos como Ramiro Garza Cantú, empresario tamaulipeco dueño de Grupo R, y contratista del sector petrolero; Amado Yáñez Osuna, dueño de Oceanografía, y Martín Díaz Álvarez, su principal accionista; los hermanos Óscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio propietarios del casino Big Bola y exdueños Grupo Gasolinero Mexicano (GGM), investigada por ordeña a Pemex; además del presidente de Televisión Azteca y de Grupo Azteca, Ricardo Salinas Pliego; a Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente ejecutivo y presidente del Comité de Finanzas de Grupo Televisa, y Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex.

Sin embargo, donde no se anduvieron con rodeos fue en la publicación La Pared Noticias, que circula en Culiacán, Sinaloa y que el 19 de enero de 2017 cabecearon: “Gasolineras: el ‘negociazo’ de políticos y narcos”. La nota firmada por Martín Durán afirmaba que hasta 2016 la PGR había clausurado 316 gasolineras en las 31 entidades del país, por presuntos nexos con el crimen organizado. “En Sinaloa los casos de políticos y narcotraficantes relacionados con grupos gasolineros abundan, pero existe toda una lista de personajes que se mantienen en el anonimato con empresas fachadas que, a pesar de ser “lavadoras”, también son sancionadas por la Procuraduría Federal del Consumidor por diversas irregularidades, entre ellas no dar los litros completos”. [12]

Refiere siete empresas ubicadas en Culiacán pertenecientes a familiares del extinto capo Juan José Esparragoza Moreno, alias El Azul, las cuales fueron puestas en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos desde 2012. “Para evadir investigaciones de las agencias gringas y mexicanas, el conglomerado empresarial simuló vender a cuatro socios cada una de las estaciones de servicio (…) Todas ellas habían sido puestas a nombre originalmente de una de las esposas de El Azul, doña Ofelia Monzón Araujo, así como a otros familiares cercanos, dos de ellas mujeres de edad adulta e incluso a un estudiante que no tenía cómo comprobar ingresos legales”.

No sólo los Esparragoza tienen este tipo de giros, dice Martín Duran: también están los Beltrán Leyva y Carrillo Fuentes, entre otras familias vinculadas al narcotráfico. En el caso de los políticos, menciona  al Grupo Horizon, con 126 gasolineras en el noroeste desde Durango, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, mencionados en agosto de 2014 por Reforma al dar a conocer que empresarios del ramo gasolinero acusaban al entonces diputado Óscar Lara Aréchiga de formar parte de una red de extorsión a empresarios gasolineros y al que mencionaban como dueño de este grupo de estaciones de servicio, uno de los más poderosos de la región.

Datos de Publimetro [13]

* Casi 50%  del volumen total de combustibles que se distribuye en el país se realiza en 12 mil gasolineras que son comercializadas por 16 grupos.

* 20% de las estaciones de servicio de cada grupo usarán su propio nombre.

* No podrán rebasar 10% del total de estaciones incorporadas a la franquicia que haya en cada región.

* Sólo podrán participar aquellos grupos que cuenten con una red de al menos 30 estaciones de servicio en cada región.



[1] Autor del libro Reforma energética en México. Minimizar al Estado para maximizar los negocios privados, Cámara de Diputados, 2013.

[2] El millonario negocio privado de la importación de gasolina en Pemex, Quadratin, 14 de octubre de 2014: http://mexico.quadratin.com.mx/El-millonario-negocio-privado-de-la-importacion-de-gasolina-en-Pemex%C2%A0/

[3]http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=232108

[4]http://www.sdpnoticias.com/nacional/2014/03/14/ordena-pgr-congelar-cuentas-de-grupos-de-gasolineras-por-caso-oceanografia

[5]http://eleconomista.com.mx/industrias/2016/06/07/gas-e-hidrosina-nuevas-marcas-gasolineras-mexico

[6]http://www.elfinanciero.com.mx/monterrey/orsan-listo-para-pelea-en-guerra-de-las-gasolinas.html

[7]http://www.ref.pemex.com/octanaje/36/36iso9002.htm

[8]http://www.proceso.com.mx/348087/familia-de-mourino-tiene-red-de-40-gasolinerias-de-pemex

[9] Señala la nota que el 7 de mayo de 2012 se constituyó Hidromezclas SA de CV, con 20 acciones propiedad de Mansur y 80 de Corporativo Sosose, representada por José Juan Janeiro Rodríguez, el supuesto cerebro financiero de Javier Duarte. Mansur fue designado presidente y Janeiro vicepresidente del Consejo de Administración, mientras que Javier Osornio Rodríguez obtuvo el nombramiento de comisario. El contador, Javier Nava Soria, también aparece en esta otra empresa con poderes para pleitos y cobranzas. Alfonso Ortega López, un abogado fiscalista que confesó ser prestanombres del exgobernador veracruzano, declaró a la PGR que una parte del dinero desviado por Duarte se destinó para la adquisición de gasolineras de Grupo Hidrosina.

[10]http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=989175&md5=a92b136e95d208401dc848ff5cec3fb7&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe

[11]http://m.eluniversal.com.mx/notas/cartera/2015/gasolineros-se-agrupan-para-afrontar-apertura-118725.html

[12]http://laparednoticias.com/gasolineras-el-negociazo-de-politicos-y-narcos/

[13]https://www.publimetro.com.mx/mx/economia/2016/06/07/hidrosina-abre-gasolinera-marca-pemex-cdmx.html