Utopía

Baja la esperanza de vida de los mexicanos

Eduardo Ibarra Aguirre

La tendencia a la alza registrada en la esperanza de vida de los mexicanos a partir de 1910-1917, con la hoy olvidada Revolución mexicana, está en vías de romperse, así sea por meses, como resultado de la violencia del crimen organizado.

Un estudio publicado por la revista Health Affairs y del que da cuenta la estadunidense The Associated Press, sugiere que la violencia vinculada al crimen organizado “llegó a un índice tan elevado que aparentemente provocó un descenso en la esperanza de vida de los hombres”.

Cierto es que el estudio de José Manuel Aburto (Escuela de Demografía Doctoral Europea), Hiram Beltrán Sánchez (Universidad de California-Los Ángeles) y dos investigadores más, estima que el descenso en la esperanza de vida sólo ha sido de varios meses y no afecta a las mujeres, pero rompe la tendencia al alza registrada desde el proceso revolucionario de la segunda década del siglo pasado. Reconocen, sin embargo, que las muertes por diabetes influyen en el quiebre de la tendencia.

El nivel de homicidios sin precedente a partir de 2005, último año del “gobierno del cambio” que encabezó la “pareja presidencial”, Vicente Fox y Marta Sahagún, hizo que la tendencia de aumento en la esperanza de vida se revirtiera en los hombres y se ralentizara en las mujeres en la mayoría de los estados.

En Chihuahua, el descenso fue alarmante al llegar a tres años, y sumado al de Sinaloa, Durango, Guerrero y Nayarit, los hombres perdieron un promedio de un año de esperanza de vida entre 2005 y 2010, los primeros cuatro años del guerrerista sexenio de Felipe Calderón.

Desmenuzado el fenómeno chihuahuense, la tasa de mortalidad de los hombres entre 20 y 39 años en 2005-2010 alcanzó niveles sin precedente, fue 3.1 veces más alta que la tasa de mortalidad de las tropas invasoras estadunidenses en Irak de marzo de 2003 a noviembre de 2006.

Para Juan Eugenio Hernández (Centro de Información para las Decisiones en Salud Pública), se trata del primer descenso en la esperanza de vida de los mexicanos desde la Revolución. Él no participó en el estudio de Health Affairs, pero coincidió en que la violencia tiene gran impacto en la esperanza de vida, sobre todo de los hombres en varios estados del norte de México y en Michoacán. Recordó que los investigadores ya habían alertado sobre este impacto en la longevidad. La esperanza de vida había ido en aumento de forma constante y de 1940 a 2000 se habían ganado unos cuatro años de longevidad por década.

Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, la esperanza de vida de los hombres volvió a subir en 2014 hasta los 72 años. En ese año hubo una reducción de los asesinatos de 22 por cada 100 mil habitantes de 2010 a 16 por cada 100 mil.

Mas como reconoce el especialista Eduardo Guerrero, alrededor de septiembre de 2015 se produjo un repunte en los homicidios dolosos que, agrego yo, el gobierno pretende ocultar, como advertimos en Danza de cifras en seguridad pública (23-XII-15).

Con ayuda de Leo Zuckermann, Guerrero Gutiérrez dijo a los televidentes que el problema es resultado de que “el gobierno se confió” y esperan que en 2016 “corrija”. Explicó el incremento de la violencia criminal en el centro del país por los notables éxitos obtenidos en la frontera norte. Esto implica que los gobernantes y sus asesores carecen de programas estratégicos, trabajan y no miden las consecuencias de sus acciones antidelictivas, como lo reconoció involuntariamente Jesús Murillo cuando repuntaron los secuestros.

Acuse de recibo

“Sobre la utopía (1624) que nos regalas: Cierto, bajísima su aceptación, pero con su apatía la sociedad ayuda al ‘líder’ a transformar a México... en un infierno. Pocos se enteraron de cómo –al iniciar su imposición– el líder y sus ‘asesores’ resistieron denodadamente las instancias de Amnistía Internacional y otras ONG de que firmara un protocolo de la ONU para la defensa de los Derechos (humanos) Económicos, Sociales y Culturales/Ambientales (DESCA), a sabiendas de que, en su aplicación, todas las ‘reformas estructurales’ a que se había comprometido violarían todos estos derechos humanos”. Firma la activista Laura Cervantes… De Livia Díaz: “(…) sólo te aclaro que ahora vivo en Xalapa. Publicamos tu columna en palabradeveracruzano.com (…) Abigail Bello Gallardo publicó en Diario de Xalapa (6-XII-15): “El médico cirujano, contralmirante y maestro en medicina interna y reumatología Manuel Mondragón, ilustró a la Cámara de Senadores, diciendo: ‘La mariguana sí hace daño. No es una sustancia inocua, es adictiva, y la adicción es una enfermedad’. ¿Quién en pleno uso de sus facultades intelectuales puede sostener lo contrario? (Utopía 1614. La mariguana, el debate y los ‘salvadores’. Eduardo Ibarra Aguirre, director general de la revista Forum en Línea. Diciembre, 2015)”… Muchísimas gracias por las palabras de aliento con motivo del fallecimiento de mi querida Yolanda Ibarra Aguirre.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.        Twitter: @IbarraAguirreEd       www.forumenlinea.com       www.facebook.com/forumenlinea