Utopía

Desesperación de Anaya y Meade

Eduardo Ibarra Aguirre

A un mes de la elecciones (casi) generales, la desesperación es uno de los signos destacados en los llamados “cuartos de guerra” de Ricardo Anaya y José Antonio Meade. Y aquélla, como es del dominio público, es pésima consejera en el ámbito de lo político.

De acuerdo con las previsiones del especialista Roy Campos, las urnas concitarán la participación de 60 millones de ciudadanos, será la más nutrida y tendrá 10 millones de votos más que en 2012, “así el que gane será el presidente más votado de la historia”.

Para Campos ya “no habrá cambios trascendentales” en los próximos días para elegir presidente, es decir: “este arroz ya se coció”, como lo adelantó hace semanas Andrés Manuel López Obrador. Y la manera en la que México llegará a los comicios es y será “con un presidente mal evaluado; el PRI es rechazado; el PAN dividido; el PRD desenfundado y Morena con candidatos de todo tipo”. Y un nuevo presidente, AMLO, “que tendrá que hacerlo con la mitad de los electores en contra”. Cierto.

Antes de que las previsiones se materialicen, Anaya Cortés y Meade Kuribreña no dan su brazo a torcer. Y hacen bien, pues no hay peor lucha que la que no hacen y un punto porcentual más o menos puede ser la diferencia para obtener más escaños o una gubernatura para el nuevo bloque político que se enunciará como PRIANRD, más la franquicia naranja de Dante Delgado que parasitó toda la campaña con una sola canción reeditada muchas veces.

Sólo la desesperación de los estrategas Jorge Germán Castañeda y Aurelio Nuño, éste sin experiencia en campañas, salvo la archimillonaria de Enrique Peña Nieto y sus presuntos 4 millones de votos comprados en 2012, puede explicar que el empresario panista de “la sonrisa congelada” copie al candidato que tanto detesta con las conferencias de prensa mañaneras que concluyeron en un fracaso, trasladándose en motocicleta, usando sombrero de charro, para no hablar de las propuestas plagiadas. Hasta llegar al penoso espectáculo de no contestarle a Felipe Calderón la innecesaria y grosera referencia a la señora madre de Ricardo, porque  “aún hay comunicación con Margarita” Zavala.

En la acera de enfrente, la del tercer lugar pese a los esfuerzos en propaganda y encuestas para posicionar a Meade en el segundo sitio, los Nuño Mayer lograron colocar en la agenda el tema de la excomandante Nestora Salgado, candidata al Senado por Morena, pero con un alto costo para el Estado de derecho que están convirtiendo en Estado de derecha al usar al Ministerio Público como brazo electoral del Partido Revolucionario, la misma historieta, reeditada, de usar a la PGR para bajar del segundo lugar a Anaya, pero fortalecieron a AMLO; así como negar la presunción de inocencia como principio clave del derecho y de la convivencia civilizada.

Es comprensible que estén ebrios de gusto porque en la recta final de la campaña, a partir del segundo debate realizado en Tijuana (20-V-18), por fin dieron un golpe en la agenda electoral, con el auxilio de buena parte del oligopolio mediático. La obsesión temática es tal que Meade bautizó la foto del día 29 que estuvo a punto de caerse de un sillón en una participación pública: “Cuando me dicen que Nestora va al Senado”.

El grupo gobernante y su candidato presidencial resultaron expertos en la criminalización de activistas por los derechos humanos y de luchadores sociales al mantener a más de 650 como prisioneros políticos, pero el Grupo de Lima y la Organización de los Estados Americanos no voltean hacia México.

Acuse de recibo

De José Calderoni Arroyo. “Muy buena nota, estimado Eduardo (“Arnoldo Martínez Verdugo”, 23-V-18). Rodolfo González Guevara pensaba en algo parecido, en transitar democráticamente hacia una sociedad más pareja e incluyente y se aplicó a ello como líder estudiantil, como diputado federal y como funcionario público federal. Un abrazo”… Comentan “Efectos de la propaganda negra” (28-V-18). “Guillermo Cambrano. Ya saliste con tus encuestas. Llamaste o sólo es percepción tuya. Ahí están las encuestas que se han publicado y no han tocado a AMLO, para nada, la gente dejó de tener miedo (…)” Y “Celestino Absalón. Los empresarios que están nerviosos por la inevitable llegada al poder de AMLO son los que están metiendo miedo a sus empleados para que no voten por AMLO, (…) son los que nunca pagaron impuestos al SAT, son parásitos de los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto; es por eso su gran temor de que AMLO gane, porque él sí les va a cobrar los impuestos que por ley se tienen que pagar”… Para leer en Forum: ¡Juan Bustillos! acusa a Krauze de escribir contra AMLO por encargo (Rubén Luengas); Las rebanadas del pastel a Javier Lozano (Pedro Echeverría); Recomienda Basta de fraudes electorales 1988-2018, de López Gallardo (Arturo Sandoval); Las líneas aéreas tienen licencia para robar al pasajero (Fernando R. Feuchter); Carlos Spector, piedra en el zapato del estadunidense ICE (Samuel Schmidt). Enlaces:

http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.