Utopía

Empleo, Seguro Social y OCDE

Eduardo Ibarra Aguirre

Mientras Mikel Arriola jura que la viabilidad del Instituto Mexicano del Seguro Social queda garantizada hasta 2020, como si los procesos económicos y financieros futuros y su incidencia en el IMSS dependieran de la voluntad del director general, el presidente Enrique Peña habló de lo realizado en empleo y dijo que los creados en los cinco años recientes suman 3 millones 328 mil, cifra que representa un incremento de 77 por ciento respecto de lo generado en cualquiera de los gobiernos anteriores, por lo que afirmó que “este es el sexenio del empleo”.

Detalló que bajo su gobierno se creó el doble de empleos generados en un periodo similar de cualquier sexenio. En octubre, añadió, se abrieron 194 mil 758 puestos de trabajo formales y por primera vez en la historia de México en 10 meses hubo más de un millón de contrataciones. “Se trata de tres cifras récord dignas de presumir. Nunca hubo un mes, como el pasado, de tanto empleo como el registrado, y a estas alturas del año suman ya 3 millones 328 mil puestos laborales. De éstos, casi 30 por ciento ha sido para jóvenes y más de 40 por ciento para mujeres”.

Cierto es que el antecesor de Peña Nieto, Felipe Calderón, presumía sus logros en la materia, lo hacía directamente o por medio del secretario del Trabajo, Javier Lozano –“el senador ‘Coopelas o cuello’, monumento a la honestidad y el carisma”, dice el periodista Jenaro Villamil–, pero se desconoce información que desmienta lo que se presenta como gran éxito.

Sí abunda la queja de que las estadísticas oficiales no son creíbles, mas los críticos no ofrecen otras, y no es asunto de creer o no, que para eso se inventaron las milenarias iglesias bajo distintas denominaciones, con sus numerosísimas escisiones y hasta franquicias, sino de datos duros o que se presentan así.

En todo caso, más allá de las filias y fobias con el gobierno de EPN, vale la pena preguntarle lo básico: ¿Cuántos de los 3.3 millones de empleos generados son permanentes y cuántos temporales? También: ¿Cuántas de las plazas creadas desaparecieron a la vuelta de cinco años? Incluso: ¿De qué nivel salarial son los millones de empleos?

Si nos atenemos a la información de Arriola, para el IMSS los nuevos empleos se tradujeron en mayor recaudación. Sólo en 2017, el monto asciende a 290.8 millones de pesos, 26 por ciento más en términos reales respecto de 2012. Una porción significativa de los nuevos empleos cuenta con seguridad social, lo que en este país de abundante trabajo (esclavo) sin sueldo, a base de propinas, resulta básico.

Todo sucedió durante la clausura de la 108 Asamblea Ordinaria del IMSS, tan imprescindible para las mayorías que ya tiene 74 millones de derechohabientes, incluido este redactor que desde 1984 tiene una deuda de gratitud con esa institución del Estado. En este lustro, el IMSS aumentó en casi 8 millones el número de afiliados.

El mismo día de las buenas cuentas presentadas en Jesús María, Aguascalientes, en París, Francia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos presentó el reporte ¿Cómo es la vida?, en elque ubica a México con la tasa más alta de homicidios, la mayor desigualdad en ingresos de las familias, la percepción de 83 de cada 100 mexicanos de que la corrupción es generalizada en el gobierno –ni una palabra sobre el tema en el gran capital–, pero eso sí “los mexicanos se cuentan entre quienes están más satisfechos con la vida que llevan, al nivel en que están los suecos o los australianos”.

Acuse de recibo

“Ante el discurso de Peña, patético y cínico a partes iguales, de que no se vale denigrar (aceptable traducción de ‘bullying’) a las instituciones corrompidas que debían a estas alturas dar seguridad a los mexicanos, apunto cuatro factores que lo descalifican. Que lo alegue ante la oposición de (María Elena) Morera, que actúa como patiño, resulta irrisorio. Como lo es que la Coparmex se erija como defensora de la sociedad junto con empresas como Kimberly Clark, ésta última culpable de privar del agua a las comunidades donde sienta sus reales. Que durante casi 12 años se sufran las acciones descontroladas del Ejército y la Marina (…). Por último, es una realidad que el gobierno ha abandonado a los jóvenes, quienes entran al mercado laboral en condiciones de completo desamparo, y muchas veces se incorporan al narco. Y ahora salen con un presupuesto para la prevención del delito que baja de 2 mil millones de pesos a 300 millones”. La opinión es de Laura Cervantes sobre En defensa de las fuerzas armadas (15-XI)… Y Heriberto Lugo: “Para AMLO, el Ejército es parte del problema, no de la solución, así lo manifestó en su trágica visita a NY en marzo. No sorprende entonces que Peña lo defienda, estamos en pleno año electoral. Si el mexiquense ya le ganó al tabasqueño en junio en el estado de México, no hay duda que le va a querer ganar otra vez el próximo julio. Y el apoyo de las fuerzas armadas va a ser fundamental” (sic de alarma).

http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.