Utopía

Los amigos de la reforma energética

Eduardo Ibarra Aguirre

Todavía no empezaba a materializarse la reforma energética aprobada en 2013 y que abrió el estratégico sector a la inversión privada nacional y sobre todo trasnacional, en agosto de 2014, cuando ya circulaban hipótesis, tesis y apuestas de que los grandes ganadores no serían los consumidores más comunes que corrientes, como lo reveló el gasolinazo del comienzo de 2017, sino los hombres y mujeres de siempre, el medio centenar de las familias dueñas de México, y la muy corrupta tecnocracia gubernamental, con sus dignas excepciones, de los gobiernos de Miguel de la Madrid (1982-88) hasta Enrique Peña Nieto.

Afirma la sabiduría popular que “la burra no era arisca, la hicieron”. Y 35 años de privatizaciones de los bienes nacionales a precios de remate y para los socios y cuates del presidente y el grupo gobernante en turno, rescates (carreteros y azucareros) vueltos a privatizar y a rescatar, dejan un aprendizaje a los gobernados con todo y que el oligopolio mediático cierra filas con el modelo hegemónico que lleva a México y la aldea global a la catástrofe.

A las presunciones que para muchos eran anticipadas e incluso ideologizadas, ya es posible poner los nombres y apellidos de los amigos y los corporativos, como lo hicieron Sandra Rodríguez Nieto y Dulce Olvera Martínez, del portal Sin Embargo, en texto elaborado con el “apoyo financiero de Natural Resource Governance Institute”: http://www.sinembargo.mx/24-07-2017/3267718

Por primera vez en más de 76 años, el sector energético fue abierto a la inversión del gran capital, lo que da idea de la claridad de objetivos y la eficacia de este gobierno para abrirle paso a su modelo a costa de lo que sea –incluido ignorar el desacuerdo de la mayoría de los ciudadanos–, porque están decididos a llevar el capitalismo de compadres, subordinado a la integración dependiente con Estados Unidos, hasta donde tope.

En consecuencia, la recurrente subestimación de Peña Nieto y su gobierno hasta llegar al muy socorrido “pendejeo”, es una gran impertinencia por decir lo menos, ya que es sabido que en política no existe adversario pequeño y subestimarlo es un enorme error que se paga caro.

La reforma energética muestra, como detallan Rodríguez Nieto y Olvera Martínez en este excelente reportaje, que la práctica de transitar de la esfera pública a la privada –y que varios académicos llaman “puerta giratoria”– ha sido transexenal y compartida por políticos de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional, el ya histórico PRIAN sin el que es impensable el rumbo y modelos impuestos.

Entre los ya beneficiarios de la transformación constitucional como una fuente de negocios para expresidentes, exsecretarios y exdirectores generales de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad y que formaron parte de los gobiernos que impulsaron la reforma energética, usted encontrará a Pedro Aspe Armella (la pobreza “es un mito genial”, decía como secretario de Hacienda y hoy es un plutócrata), Felipe Calderón Hinojosa, Luis Téllez Kuenzler (con un clarísimo conflicto de interés), Jerónimo Gerard Rivero (cuñado de Carlos Salinas de Gortari), Salvador Beltrán del Río y Gerardo Rodríguez Regordosa (subsecretarios con Calderón), Georgina Kessel Martínez, Liébano Sáenz Ortiz, Eugenia Solana Morales, Alejandro Fleming Kauffman, Adrián Lajous Vargas, Jesús Reyes Heroles González Garza y otros tecnócratas que actuaron decididamente como amigos de la reforma energética y ahora cobran muy buenos dividendos.

Acuse de recibo

“Me gustó tu artículo ‘La dispersión delincuencial como justificación’, pero tengo que confesarte que no me quedó muy claro el origen del problema. Mientras nuestra estrategia de combate al narcotráfico sea la de criminalizar y enfrentar a la oferta, mientras que en Estados Unidos los esfuerzos para disminuir la demanda sean mínimos, seguiremos perdiendo terreno ante la delincuencia; ya sea que ésta se concentre en unas cuantas bandas o se extienda a varios grupos delictivos. Ante  la magnitud de la demanda, cualquier esfuerzo en Colombia o en México, está destinado a quedarse corto. La única manera (y no es la mejor, sino la menos mala) es la legalización de la oferta de los principales estupefacientes que están destruyendo el capital social de México. Te mando un fuerte abrazo, Luis” (Gutiérrez Poucel)… Un abrazo para Guillermo Fárber por la pérdida de su señora madre, doña Carmen Bejarano… José Mario López López fue un activo animador del intercambio de información y del debate –que aún se producen– en la sobremesa del Grupo María Cristina, hasta su temprana muerte el 28 de julio de 2012… Para leer en Forum: Peña/Videgaray, achichincles de Trump (Carlos Fazio); La CIA y la “diplomacia” mexicana (Julio Hernández López); Constituyente y soberanía en Venezuela (José Luis Ortiz Santillán); ¿Guerra civil en Venezuela? (Ana Esther Ceceña); Una conspiración contra Venezuela (Héctor Tenorio). Enlace:

http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.