Un primado en declive y la sombra de la pederastia

Teresa Gil / Libros de ayer y hoy
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Norberto Rivera Carrera, llamado por la Santa Sede primado de México, atraviesa por dos sucesos cruciales: su declive como primer obispo y la denuncia como encubridor de pederastas, presentada por el sacerdote el término ex no existe entre  los curas Alberto Athié Gallo y el exlegionario de Cristo José Barba Martín, uno de los muchos jóvenes que fueron sodomizados por Marcial Maciel. Hay quien sostiene que la llamada primacía podría prolongarse para darle una especie de fuero al beligerante primado.  En medio de ese vendaval éste apuntala su defensa apoyando al PRI en los turbios comicios del estado de México y se lanza contra AMLO no obstante que éste se ha confesado creyente católico. Como contrapartida y sin que nadie pueda atreverse a denunciarlo por violar la ley cuando Rivera la vulnera a cada rato, el padre Alejandro Solalinde se declara abiertamente morenista y se suma a la denuncia de un fraude electoral en la entidad mexiquense. Athié fue sacerdote de la Arquidiócesis de la Ciudad de México y renunció a su puesto en el año 2000 al conocer los muchos casos de pederastia entre los curas y la protección que les daban los jerarcas entre ellos Rivera Carrera. Escribió al respecto junto con Barba Martín y el doctor Fernando M. González, experto investigador de los casos de pederastia, el libro La voluntad de no saber, en donde denuncia los documentos secretos que guardaba el Vaticano sobre los crímenes de Maciel fundador de los legionarios y los sobornos que éste le daba al Estado teocrático. La situación de Rivera puede amarrar de alguna manera las manos al papa Francisco que no parece tener mucha simpatía por el prelado mexicano. Su rostro expresivo durante la pasada visita papal en febrero de 2016, era igual al que manifestó delante de Donald Trump en su reciente visita al Vaticano. No se anda con medias tintas. Su gesto era un cromo y se convirtió en viral. Los obstáculos al Papa pueden venir del medio oficial mexicano, ya que si bien se ha hablado de diferencias entre la jerarquía católica y el gobierno mexicano, hay una simbiosis entre ellos; son ideológicamente similares. El desencuentro por la iniciativa para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, no pasó a mayores. Se vio como un acto electoral del gobierno para los comicios de junio del año pasado. En ese sentido, la fuerza del Estado puede apoyar al arzobispo, ya que es difícil que se abra una verdadera investigación para inculparlo. Se hablará de extemporalidad, pero, ¿prescribe la pederastia? ¿No entra en los crímenes de lesa humanidad? La voluntad de no saber: lo que se conocía sobre Maciel en los archivos del Vaticano desde 1944 (Ramdom House Mondadori y Grijalbo, 2012) es un libro estremecedor, una denuncia de la trayectoria inhumana y descarnada del fundador de los Legionarios de Cristo, que describe en un respaldo de 212 legajos todo lo que sí sabía el Vaticano y lo ocultó. Quien más ha abordado el tema es el especialista Bernardo Barranco quien ha estado en contacto con  el padre Athié y conoce todos los obstáculos que le ha puesto la jerarquía para hacer las denuncias y el empeño que pusieron los autores para denunciar a su vez a Juan Pablo II, que conocía perfectamente el problema y lo eludió. Se sospecha que ante la presión de los denunciantes, se hizo rápidamente una beatificación exprés del papa polaco. En medio de esta lucha que han dado los autores y que aparece en el libro, está la situación del primado ahora en discusión, quien no solo sabía lo de Maciel  sino que lo negó y trató de protegerlo cuando hubo denuncias mediáticas contra él. Los demandantes tienen  todo tipo de pruebas. De ahí que si cae por su propio peso el apoyo que pueda tener quien encabeza con su título la Iglesia católica considerada por el poder como religión de Estado y tiene importantes adeptos en la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM), la situación de Norberto no se ve muy propicia.  Los molinos de Dios, dice el dicho, muelen lento pero muy fino. El momento de rendir cuentas ha llegado y como dijo Chejov, de lo que suceda, “el que viva lo verá”.

 

 

La violencia en México, El puro lugar

Teresa Gil / Libros de ayer y hoy
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

No es coincidencia porque el tema es general, pero sí se produjo el mismo día. Un alto dignatario católico, el arzobispo de Oaxaca José Luis Chávez Botello y el grupo de la Compañía Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana lo recalcaron ante grupos expectantes y en diferentes sitios: la violencia se instaló, en estados, en el país, en nuestras vidas y solo algo extraordinario puede detenerla. Para el prelado debe ser Dios, para los dramaturgos y actores, quizá la denuncia, la lucha, el cambio. El hombre, de 75 años que pronto será dimisionario, había declarado días antes que a los maestros, “les ponen piedritas en el camino” y abogó, “en medio del miedo que nos abruma”, porque se resuelva el caso de Nochixtlán. El grupo de teatro estuvo en la Ciudad de México y en un recinto de la calle Milán, El Milagro, resumió en la obra El puro lugar, el recorrido que llevó año y medio para recopilar y representar los casos más terribles y notables de la violencia en Veracruz. Un día después, el lunes 26 de junio,  se demostraba esa violencia en Michoacán con el anuncio del asesinato de un periodista más, el de Salvador Adame cuyo cuerpo fue quemado. El arte puede representar la angustia que nos abruma y quizá un hombre anciano, como Chávez Botello que confía en un poder externo para que nos socorra, pueden ser un acicate de lucha o un alivio de fe. Pero la realidad nos estrella en un callejón sin puertas. Solo en el mes pasado, fueron asesinadas 2 mil 186 personas; se van sobre familias enteras y niños como acaba de suceder en Veracruz. El terror se expande por todo el país. El puro lugar está basado en un teatro de no ficción, “que toma prestadas herramientas del documental tratando de acercarse a los fenómenos de la realidad” Y que mayor realidad que mostrar el asesinato de obreros solo porque eran de izquierda, algunos comunistas, la brutal represión que sufrió un grupo de estudiantes en 2015, la agresión a los actores de la obra Cúcara mácara, los ataques feminicidas a veracruzanas, un cúmulo que fue saliendo del intercambio directo con la gente. Todo se inició en el barrio obrero de San Bruno, en Xalapa, donde a los temas iniciales se fueron agregando los más diversos como en una pesadilla, que es la que vive actualmente esa entidad. En la representación de la obra se incorpora, incluso, la violencia diaria que sufren los animales y un perro, El Manchas, circula por la escena. Los textos de la obra que se adscribe a la corriente de arte y archivo, fueron escritos por los dramaturgos Jorge Vargas, quien propuso el concepto y por Alejandro Flores. En la conceptualización general participó la dirección  de la compañía. Y hubo un trabajo de colaboración entre Teatro Línea de Sombra y ORTEUV. Los escritos fueron surgiendo a lo largo de seis meses y durante un año, cada mes se representó un capítulo en diferentes partes del barrio, pero principalmente donde fueron brutalizados los estudiantes hace dos años, en El puro lugar. La obra destaca la larga lucha del sindicato textilero de San Bruno y sus obreros comunistas (documentos del Centro de Investigaciones históricas de la UV), sus demandas de varias décadas y la represión que recibían de parte de los diversos gobiernos, algunos surgidos de la Revolución, con muertos, heridos, expulsados y deportados. Con la bandera de la hoz y el martillo extendida a sus espaldas, una actriz canta con voz dulce en El Milagro, aquella canción que hizo famosa el dueto de los esposos Antar y Margarita, a fines de los setenta y parte de los ochenta. Canción  que está en un disco que protagonizaba el actor comunista ya desaparecido Claudio Obregón. Así resumían su lucha a favor de la vida:

Qué bello es pintar para la vida
Pintar para el Partido Comunista
En las filas del Partido Comunista