A prueba, sistema de riego aeropónico

Enriqueta Cisneros
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Xalapa, Veracruz. Con unas lechugas perfectamente cultivadas y crecidas en un aparato que no necesita ni agua liquida, ni tierra y ni siquiera luz solar, el próximo 27 de mayo de 2018 en Xalapa (en la Unidad de Artes de la Universidad Veracruzana) se hará pública la comprobación de que este prototipo aeropónico, que es una tecnología de punta, funciona a pesar de estar hecho con componentes que se pueden comprar en la ferretería local, por lo que cualquier familia, aun de escasos recursos, puede costearlo para cultivar dentro de su propia cocina los vegetales que consumen. Esto como resultado de un infatigable equipo de trabajo que vincula al Instituto Politécnico Nacional con la Universidad Veracruzana en un proyecto comunitario de tecnología sustentable.

La importancia de este proyecto está en la posibilidad de la vinculación directa de los centros de estudios superiores con las comunidades a través de la simplificación y abaratamiento de un conocimiento tecnológico estratégico que de otra forma sería inaccesible. La tecnología de la aeroponia puede sustituir exitosamente el paradigma de la agricultura convencional sin sus efectos contaminantes.

Un equipo del Instituto Politécnico Nacional creó el prototipo aeropónico y se vinculó con la Universidad Veracruzana para iniciar un programa piloto que capacitará a las comunidades, simplificándola en una forma replicable y al alcance de todos los interesados.

La producción domestica de plantas comestibles se vuelve posible con la aeroponia, porque con ella no se necesitan tener campos de agricultura rural fuera de las ciudades dado que la aeroponia se da en espacios cerrados y relativamente pequeños que se adaptan a las cocinas de las viviendas urbanas y por lo tanto, su cultivo no requiere de fertilizantes ni de insecticidas.

Su eficiencia y economía de insumos devuelve el poder de producción de alimentos a las familias contemporáneas que radican en espacios urbanos y que pueden adoptar este sistema porque es práctico y económico ya que requiere de muy pocos recursos e insumos al utilizar agua nebulizada (literalmente en una nube que se produce a través de ondas de sonido) y por el uso de componentes que se pueden reciclar de otros aparatos y con partes que se pueden comprar en las ferreterías locales; además, este proyecto esta diseñado para que los centros de estudio superiores locales (en su fase piloto la Universidad Veracruzana), faciliten la capacitación de esta tecnología para las comunidades.

Este prototipo fue creado como trabajo de titulación por los alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional, Diego Aguirre y Alberto Medina bajo la asesoría del profesor Erasmo Valverde como respuesta a una propuesta del grupo de comunicación Raíz de Nube para beneficio de las comunidades veracruzanas como un proyecto piloto de sustentabilidad que se vinculó exitosamente con la Universidad Veracruzana y en particular con Co Sustenta para su fase de activación, replica y capacitación comunitaria

El prototipo aeropónico fue entregado a la Universidad  Veracruzana para iniciar su fase de prueba y documentación del desarrollo de los cultivos de muestra el 25 de febrero de 2018 al departamento de sustentabilidad de la UV Co Sustenta. El prototipo se ubica en el área de Artes de la Universidad Veracruzana y será presentado en su comprobación el domingo 27 de mayo para iniciar la capacitación a los interesados en su construcción y uso.