El cártel bancario

Juan Ramón Jiménez de León
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     @chakoka

Thomas Jefferson, padre fundador (1802-tercer presidente de EU): “Yo creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los ejércitos permanentes. Si el pueblo norteamericano alguna vez permite a los bancos privados controlar la emisión de su moneda, primero por medio de la inflación y luego por la deflación, los bancos y las corporaciones que crecerán alrededor de los bancos privarán al pueblo de toda propiedad hasta que sus hijos se despertarán sin techo en el continente que sus padres conquistaron. El poder de emisión debería ser retirado a los bancos y restaurado al pueblo, a quien pertenece su propiedad.”

Abraham Lincoln(1863 -16º presidente de EU): “El poder del dinero genera rapiña a la Nación en tiempo de paz y conspira contra ella en tiempos de adversidad. Es más despótico que la monarquía, más insolente que la autocracia, más egoísta que la burocracia. Denuncia como enemigos públicos, a todos aquellos que cuestionan sus métodos o arrojan luz sobre sus crímenes. "Yo tengo dos grandes enemigos, el Ejército Sureño en el frente y los banqueros en la retaguardia. De los dos, el de mi retaguardia, es mi gran enemigo. (Como la más indeseable consecuencia de la guerra) Las corporaciones han sido entronizadas, y sobrevendrá una era de corrupción en altos niveles. El poder del dinero del país se esforzará en prolongar su reino trabajando en perjuicio del pueblo hasta que la riqueza sea concentrada en las manos de unos pocos y la república destruida".

El periódico Reforma publicó el 13 de abril, en la sección Negocios la nota donde dos fondos de pensiones de Estados Unidos, el Fondo de Pensiones de Bomberos de Oklahoma (que controla activos por 2,500 millones de dólares, MDD, y que tiene 24,000 beneficiarios) y el Fondo de Retiro de los Electricistas de Boston, (que maneja 1,000 MDD y tiene 2,500 pensionados), habían demandado el 30 de marzo del año en curso, en la Corte de Nueva York, Distrito Sur de Manhattan, a ocho bancos mexicanos acusándolos de conformar un cártel bancario, ellos son BBVA-Bancomer (bajo control español), Citibanamex(bajo control de EUA), Santander (bajo control español), HSBC (bajo control ingles), JP Morgan-México (bajo control de Estados Unidos), Deutsche Bank (bajo control alemán), Barclays-México (bajo control ingles) y Bank of América (de la familia Rockefeller de Estados Unidos), mismos que están bajo investigación desde el 2006. ¡10 años! especulando y coludiéndose con las tasas de interés del Money Market de los instrumentos de deuda pública (CETES, Bonos y Bondes) del gobierno de México.

Increíble pero cierto, en México la pasividad es criminal de las autoridades hacendarias y sus órganos de control como la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera), la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores), el Banco de México entre otros, es criminal, no saben, no sabían, no actúan, no castigan, impunidad total a los llamados banksters, término utilizado durante la Gran Depresión de 1929-1939 de EU, por el juez  Ferdinand Pecora en junio de 1933, cuando se estaban celebrando audiencias en el Congreso de EU para juzgar las acciones criminales de los banqueros de Wall Street quienes propiciaron la quiebra de la Bolsa de Nueva York en octubre de 1929, debido a que el dinero de sus clientes era utilizado de inmediato para especular en la Bolsa y cuando ésta quebró, los clientes fueron notificados que perdieron todos sus ahorros e inversiones, estas audiencias fueron el antecedente inmediato de la promulgación de la Ley Bancaria Glass-Steagall en la recién inaugurada presidencia de Franklin Delano Roosevelt, esto ocurría el 16 de junio de 1933. La revista Time lo publicaba entonces en su portada principal, ese término peyorativo fue usado continuamente a partir de 1937 por el  político fascista y periodista belga León Degrelle, desde entonces es aplicado para denostar la actividad criminal de los banqueros que resurgió en las últimas décadas a partir de 1999 cuando esta ley fue derogada por Bill Clinton donde una nueva generación de banksters ahora metidos en el tráfico de armas, el lavado de dinero de los carteles del narcotráfico, y la evasión de impuestos (ver el emblemático caso del BCCI o Banco de Comercio y Crédito Internacional, investigado por el senador John Kerry, luego secretario de Estado de Barack Obama, https://fas.org/irp/congress/1992_rpt/bcci/ y plasmado magistralmente en la película Agente Internacional, ahora se puede ver en Netflix).

La tradicional usura bancaria origen mismo de la banca medieval italiana en aquellas épocas era combatida por una parte de la Iglesia católica encabezada por Santo Tomas de Aquino y su gigantesca obra Summa teológica, la usura sigue siendo la piedra filosofal de las exorbitantes ganancias de los bancos, recordemos solo el caso escandaloso de HSBC que se formó con el tráfico del opio en la China feudal del siglo XIX y que sigue siendo la estructura fundamental del considerado 4º banco mundial, por ejemplo las filtraciones que fueron el resultado de la investigación periodística publicada en febrero de 2015 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) a través de su página web sobre cuentas bancarias en Suiza con el título Swiss Leaks: Murky Cash Sheltered by Bank Secrecy.​ La investigación fue realizada por más de 130 periodistas en París, Washington, Ginebra y otros 46 países.

Toda la clase empresarial mexicana fue expuesta como lavadora de dinero y evasora de impuestos ¿Y qué pasó desde entonces? Nada. HSBC luego sería de nuevo puesto en la picota al conocerse el gran lavado de dinero del narco más famoso de México, Joaquín Guzman (a) el Chapo, sin olvidarnos del chino de inteligencia militar Ye Gon quien llenó toda una casa de billetes obtenidos del lavado de dinero y más reciente, el involucramiento de este banco británico en la construcción de la Torre Mitikah, supuestamente la más grande de México y que se construye en la confluencia de las avenidas Rio Churubusco y Universidad en el sur de la Ciudad de México, complicando enormemente el tráfico vehicular y destrozando el tradicional pueblo original de Xoco.

En este tráfico de influencias están involucrados personajes de todos los partidos políticos, sin excepción alguna y hasta la Iglesia católica ha sido corrompida, la pequeña iglesia de Xoco en la calle de Mayorazgo se ha convertido en estacionamiento de vehículos y se dice que hasta el ex Arzobispo Primado Norberto Rivera Carrera recibió de regalo en esa icónica torre, un departamento de lujo, con alberca privada incluida. Y dicho banco cuando otorga créditos de cualquier tipo, pelea hasta 10 pesos o 50 USC, desarrolla un terrorismo bancario contra el deudor, incluso 15 días antes que se venza el pago empiezan a llamar a toda hora acosando al cliente todavía no deudor, lo cual plantea la necesidad de una moderna Ley de Cobranza Bancaria que controle esas prácticas nefastas.

Esta nueva generación de banqueros o banksters nació como resultado de la gran crisis de pagos originada por el llamado Error de diciembre de 1994, donde el presidente entrante, el economista del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y doctorado en la Universidad de Yale, recién entraba a la Presidencia como candidato sustituto del economista asesinado en Lomas Taurinas de Tijuana, Luis Donaldo Colosio Murrieta, egresado del ITESM y con posgrados en la Universidad de Pittsburgh y una estancia doctoral de investigación en IIASA, en Laxenburg, Austria. Zedillo recibía en 1994 la Presidencia totalmente saqueada por el también economista de la UNAM con doctorado en Harvard, Carlos Salinas de Gortari, quien se había robado literalmente la Partida Secreta Presidencial, el Fondo de Contingencias Cambiarias formado por la venta de 1,200 empresas del Estado, que había negociado la entrega de bancos, ejidos, petróleo y electricidad entre otras cosas más a los intereses trasnacionales y que había sido el autor de la naciente Red Uno de empresarios favorecidos por las privatizaciones fraudulentas en su gran mayoría y que esa red de empresarios salinistas conformaron lo que es hoy la gran plutocracia mexicana, caracterizada por una avaricia sin límite y una depredación de todos los dineros públicos.

Zedillo recibió en cero las arcas nacionales (un indicador importante, de esa gran crisis de 1994 es la inversión bruta fija que cayó a menos 30%, iniciaba de esa forma la gran depresión mexicana; sin embargo, en un sexenio llegó a terminar en el año 2000 con un crecimiento positivo de 30%, algo inédito dentro de los parámetros de econometría pura) y para superar esa profunda crisis tuvo que entregarse en brazos de Bill Clinton quien otorgó un préstamo usurero de 50,000 millones de dólares a cambio de entregar la factura petrolera a la Tesorería de Estados Unidos como garantía, Zedillo la recuperaría años después, Clinton también exigió la entrega de grandes extensiones del Golfo de México llenas de petróleo, los tenebrosos Acuerdos de la Dona Occidental para ello se desapareció una isla geoestratégica en la delimitación territorial, la isla Bermeja; Clinton exigía además la entrega de la Presidencia al PAN a Vicente Fox, para ello se montó un equipo paralelo de computo en Cantú 9 de Nueva Anzures-Nuevo Polanco por parte del grupo empresarial DESC, encabezado por el también economista del ITAM con Maestría en Harvard, Luis Téllez Kuenzler que a la postre sería el origen del CISEN (la CIA mexicana), con el tiempo Téllez sería el representante del grupo de inversión Carlyle (ligado a la CIA), y actualmente es el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, es asesor del grupo energético SEMPRA y representante de Peña Nieto para un Fondo de Estabilización del Petróleo.

El segundo de a bordo de DESC era Idelfonso Guajardo, Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León, Maestro en Economía por la Universidad Estatal de Arizona y con estudios doctorales en Finanzas Públicas y Economía por la Universidad de Pensilvania, actualmente funge como secretario de Comercio de Enrique Peña Nieto. Regresando a Vil Clinton, también exigía la privatización de los Ferrocarriles Nacionales, la entrega de la deuda gubernamental a Goldman Sachs a través de los Bonos Brady, mismos que luego serían cancelados por anticipado por Vicente Fox utilizando gran parte de los excedentes petroleros del boom de petróleo caro arriba de 100 dólares el barril de 42 galones.

Clinton también exigió a Zedillo la entrega de la banca nacional a los intereses bancarios mundiales, quedándose para sí el banco insignia Banamex (Citibank era el controlador de Goldman Sachs donde su tesorero Robert Rubin sería nombrado posteriormente como parte del Consejo de Administración, para ello eliminaron a la investigadora americana Lynn Amos quien descubrió un enorme lavado de dinero del narco entre el Banco de México y la Tesorería de Estados Unidos, Lynn sería quemada viva en su departamento en la zona residencial de Georgetown en Washington), para rescatar a los banqueros mexicanos se utilizó el Fobaproa, el escandaloso rescate bancario que hasta la fecha no ha sido liquidado y es una enorme carga de las finanzas públicas, principalmente de la deuda gubernamental que ha crecido exponencialmente de un billón de pesos desde Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) a 10 billones con Enrique Peña Nieto (2012-18), esto sin tomar en cuenta la deuda contingente (Pidiregas, Ficorca, rescate carretero, lo que se avecina: rescate de la deuda de estados y municipios, deuda de las universidades, Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Fondos de Pensiones, Estafa Maestra, etcétera).

Ya en 2012, el CEESP (Centro de Estudios Económicos del Sector Privado) calculaba la deuda total y soberana en 140% del PIB, al nivel de Grecia en la Unión Europea, país que no ha podido salir de la camisa de fuerza del FMI y el Banco Mundial más el BIS de Suiza y el Banco Central Europeo, este país pensó que con la llegada de la izquierda se iban a solucionar sus problemas, pero al contrario, se agudizaron profundamente y esas condicionantes se han extendido por toda la región mediterránea (Italia, España y Portugal), luego alcanzando a Irlanda y a la mismísima Albión, países en quiebra técnica, México ya está en esa categoría y Estados Unidos está acabado véase la plataforma www.debtclock.org donde su deuda soberana es cinco veces el valor del PIB.

Finalmente Clinton exigió aliado con los nuevos banqueros, la eliminación del anatocismo, la Ley de Benito Juárez que desde 1860 ayudaba a los deudores a no ser víctimas de la usura mediante las formulas actuariales del interés compuesto que utilizan los bancos y que protegía al deudor en moratoria a solo pagar el interés simple de 9 % anual y también exigía el ostracismo y olvido de la Ley promulgada por Venustiano Carranza el 16 de septiembre de 1916 y que proponía un techo máximo de 20% anual por cobro por préstamos comerciales de todo tipo.

Mucho menos Clinton no deseaba que se pensara en copiar o adecuar la Ley Glass-Steagall de Roosevelt que propugnaba por una Banca Especializada en lugar de la Banca Múltiple que rige en México, donde los bancos son grandes corporativos que intervienen en el Money Market (mercado de dinero, donde los acusan de cártel), de funciones de factoraje, almacenamiento, venta de autos, bienes raíces, casas de bolsa, y manejo criminal de los Fondos de Pensiones (Afores) para invertirlos en Fibras (Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces), etcétera.

Queremos manifestar con mucho orgullo, que este escribano salió de las filas de Banamex, impulsado a trabajar en el banco número uno del país, por don Julio Szymanski, entonces gerente de la sucursal 272 de mi pequeña matria, Sabinas, Coahuila, entonces ingresé a la sucursal 241 de Ciudad Universitaria. Trabajé por cinco años en la institución líder de México, fundada en 1884 con capital francés, don Agustín Legorreta (el viejo) demostró con creces ser una banquero comprometido con el bienestar del país y de sus empleados, entonces salíamos a la 1 de la tarde, lo que nos permitía estudiar en la UNAM en los turnos vespertinos, teníamos un sistema medico modelo, prestaciones diversas, préstamos a tasas preferenciales, cuando tuvimos encima el gran movimiento estudiantil de 1968, el presidente Gustavo Díaz Ordaz, congela el presupuesto a nuestra máxima casa de estudios, mismo que Banamex financia por cuatro meses lo que apoya a la sobrevivencia de la Universidad Nacional, hecho jamás reconocido por la izquierda mexicana, más acostumbrada a denostar que ha reconocer lo positivo.

Posteriormente a ese hecho trágico, y debido a que protegimos la sucursal de la horda verde que destrozo todo el campus, violó montones de mujeres estudiantes, maestras, investigadoras, trabajadoras, destrozó laboratorios, aulas, dinamitó bóvedas con documentos y dinero, se comieron los borregos de Veterinaria, las tanquetas pasaron por encima de los vehículos de estudiantes y académicos, en fin protegimos los cheques de pago y otros emolumentos universitarios, quienes estuvimos al pie del cañón. Recuerdo a la cajera principal Celia Frutos, al luego abogado Elpidio Hernández, al luego contador sonorense Israel Vara, a los luego economistas Guillermo Álvarez y Elvia Castañeda (hija del general que sería luego el guardaespaldas de José López Portillo), luego estaría personalmente encargado para evaluar el robo de miles de cheques de la Tesorería de la UNAM, entonces a cargo de la tabasqueña Carmen María Priego.

En fin como premio, don Agustín me llevó al Departamento de Investigación de Mercados a cargo del economista jalisciense Juan C Thome, y de ahí a estudiar con el gurú de la banca mundial, George Kaufman de la Universidad Católica de Loyola de Chicago, al regresar a México, Agustín Legorreta junior quien regresaba de la Sorbona de Paris imbuido del sinarquismo, quien detestaba el movimiento estudiantil de Nanterre, se dedicó a desmantelar el modelo benefactor del padre, impuso una elite de franceses en puestos claves y desató una persecución en contra de la UNAM y de sus egresados, desplazándolos por cuadros sinarquistas, como detestaba todo lo gringo acabó todo esfuerzo renovador del banco.

Roosevelt proponía empresas especializadas, independientes de los bancos, en cada una de esas ramas económicas y dejar solo a los bancos en su función original, que desde las cruzadas se dedicaban al préstamo utilizando el diferencial entre tasas de interés pasivas y activas, para vivir de su negocio nada más, y ese diferencial según FDR estaría controlado a 10 puntos porcentuales, es decir si la tasa de interés referencial del Banco de México está en 7.5%, los prestamos solo podrán cobrar un máximo de 17.5% anual, más arriba de eso es considerado usura y por lo tanto los bancos serían acreedores a pagar impuestos en cascada (Windfall Profit Tax) y regresarle al deudor de la banca, los excedentes cobrados mediante efectivo u otra forma de resarcir el daño.

Finalmente, en México está el artículo 28 constitucional que desde hace 100 años no tiene ley reglamentaria, misma que regule la monopolización y/o prácticas monopólicas, oligopólicas, oligopsónicas, de competencia monopolística, colusión etcétera. Los presidentes posrevolucionarios y ahora francamente reaccionarios y fascistas, junto con sus súbditos congresionales le han dado la vuelta a este importante artículo que va con la máxima del economista británico Adam Smith, considerado el fundador de la economía moderna y su máxima obra ya clásica de todos los tiempos La riqueza de las naciones, quien decía: El monopolio es el enemigo mortal del libre mercado.

--------------------

https://www.youtube.com/watch?v=4AS5VauIXs0&feature=youtu.be  Radio ABC México.