Idlib: La madre de las batallas contra FAN

Oscar Bravo Fong
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Damasco. Con valoraciones sobre la situación militar y política en Siria, y otros temas relacionados con los kurdos, Omar Osi, diputado al parlamento, considera que tras los sucesivos triunfos del Ejército contra los terroristas la victoria final se acerca en este país árabe.

Cuando las tropas gubernamentales concentran su ofensiva en la norteña provincia de Idlib y en otras zonas del país como Harasta, en Damasco Rural, Osi, presidente de la Iniciativa Nacional para Kurdos Sirios, accedió a esta entrevista con Prensa Latina.

Pese a que, valora, las fuerzas militares estadunidenses obstaculizan los avances del Ejército y el proceso de paz, la situación militar es mucho mejor que hace tres años, ya que las tropas leales a Damasco y sus aliados derrotaron al grupo terrorista Estado Islámico (EI) o Daesh.

Sostiene que con los triunfos en zonas como Palmira, Alepo y Deir Ezzor, ahora las legiones castrenses libran la madre de las batallas en Idlib contra el Frente Al-Nusra; y en Harasta y Duma, en Damasco Rural, también contra esa organización y facciones como el Ejército del Islam.

El parlamentario, luego de hacer una prolongada pausa, afirma optimista: “Vaticino que la victoria final del Ejército será en los próximos meses. Siria vencerá al terrorismo”.

A la luz de los acontecimientos actuales considera que, no obstante, la situación interna resulta complicada, porque las tropas estadunidenses permanecen acantonadas en la sureña base de Al-Tanf y otras zonas norteñas.

“Las unidades militares del Pentágono –enfatiza– no tienen la intención de irse de este territorio”, aunque su presencia es considerada ilegal al no contar con el autorizo del gobierno de Damasco ni del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

También Turquía –que desarrolla una fuerte ofensiva militar en el enclave sirio de Afrin–, se alinea con Washington en sus posiciones, pese a aparentes discrepancias, y exige de nuevo la renuncia del presidente constitucional, Bashar Al-Assad, comenta.

Ante ese panorama, lo principal es acabar con el terrorismo en Siria, luego con la ayuda de países amigos emprenderemos el proceso de reconstrucción nacional, enfatiza Osi, quien representa a los kurdos en la Asamblea Nacional.

No pocos kurdos se afiliaron en el norte de este Estado a las llamadas Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada kurdo-árabe con fuerte respaldo de Estados Unidos. Desde su perspectiva, ¿cómo ve esa alianza?

–Considero que el mayor error estratégico que comenten hoy en día numerosos kurdos es coordinar y servir a los intereses de Estados Unidos, y poner, como se dice, los huevos en la canasta estadunidense.

Washington carece de una agenda política para los kurdos en Siria, no les interesan como individuos. A las fuerzas estadunidenses sólo les preocupa emplearlos para sus planes de dominación y que los apoyen en sus intentos de ocupar el norte del río Éufrates.

Ello es parte del proyecto estadunidense, que persigue crear en dicha zona un área de influencia para de esa forma desbaratar el proyecto ruso, que aboga por mantener la integridad territorial y la soberanía de Siria.

Estados Unidos es un país pragmático, vio que las milicias kurdas tuvieron éxito en la lucha contra las organizaciones terroristas como el Daesh y entonces las usó para la creación de su zona de influencia.

Aseguro que cuando Washington termine de hacer su proyecto con los kurdos en esa área los va a vender a su estratégico aliado Turquía, porque nuestra historia es negra con los estadunidenses.

Según datos gubernamentales, antes del inicio del conflicto armado hace casi siete años, en Siria vivían más de 3 millones de kurdos, el mayor grupo en el norte del país, con presencia también en Damasco y otros territorios.

Sin embargo, en medio del prolongado conflicto armado alrededor del 60 por ciento de los kurdos emigraron hacia otros destinos en el exterior, entre ellos Iraq y países de Europa.

¿Qué pasos da el gobierno sirio para una mayor atención a los problemas de los ciudadanos kurdos?

–La inmensa mayoría de los kurdos en Siria están en contra de los planes de dominación de Estados Unidos en este país y en la región de Medio Oriente, y rechazan la división, separación de los kurdos en un área o una federación siria.

Durante 50 años de vida política en esta nación, es justo decirlo, los kurdos no fueron tratados bien; políticamente, distanciados del poder; sus derechos culturales no fueron garantizados, en fin no se les dio la misma importancia que a otros componentes de la sociedad.

De cara a esa situación, sin embargo, desde 2011 el gobierno del gobernante Al-Assad dio una serie de pasos que benefician a la población de origen kurdo. El mandatario Assad concedió la nacionalidad a cientos de kurdos que estaban sin documentos legales, también abrió una facultad para la enseñanza y licenciatura en idioma kurdo en la Universidad de Damasco, entre otras importantes acciones.

Los kurdos, que siempre han vivido en paz y armonía con grupos sociales como árabes, siriacos y cristianos, constituyen un componente esencial e inseparable de la demografía y la sociedad siria.

En su prolífica vida como político, usted también fue presidente en el parlamento del Comité de Reconciliación Nacional, ¿cómo valora la marcha de ese importante proceso en Siria?

Tras considerar que el proceso de reconciliación en este territorio mesoriental marcha lento, el asambleísta Osi expresó que en esa situación influyen varios factores, entre ellos el que muchos elementos opositores se niegan a entregar sus armas.

Considera, por otro lado, que terroristas y mercenarios extranjeros les impiden presentarse ante las autoridades sirias para que les concedan el indulto, lo que obstaculiza en buena medida la necesaria reconciliación.

Precisa que, a contrapelo de esos imponderables, a medida que el Ejército conquista territorios y arrincona a los grupos extremistas, más opositores armados deciden abdicar de su lucha, y ya amnistiados se reincorporan a la vida social en sus comunidades de origen.

Como parlamentarios –refiere– a aquellos opositores u otras personas civiles que se encuentran en el exterior y desean regresar al país, el Comité les viabiliza en pocas horas su retorno legal, mediante la actualización de su estatus jurídico.

          El diputado Osi, quien formó parte de las delegaciones sirias a las ocho rondas de negociaciones en Ginebra y próximamente participará como invitado en el próximo Congreso de Diálogo Nacional sobre Siria, en la ciudad rusa de Sochi, considera que esos foros constituyen vías para la búsqueda de la ansiada paz en esta nación árabe.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=147895&SEO=siria-vencera-al-terrorismo-afirma-diputado