Meade Ciudadano por México o el viejo PRI

Francisco Salinas Ríos / Juicios y Prejuicios
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     www.ann.com.mx    www.facebook.com/agencianacionaldenoticias

El apresurado trámite de registro de la coalición parcial del PRI con el Partido Verde y Nueva Alianza, ocurrió al mismo tiempo que la Procuraduría General de la República desistió de impugnar la prisión domiciliaria de la exlideresa Elba Esther Gordillo, dos años después de que ésta tenía derecho por cumplir 70 años, lo que empañó la candidatura de José Antonio Meade que de presentarse como un Ciudadano por México apareció como un pieza más del manejo turbio de la procuración de justicia que identificó al viejo partido de la revolución.

La inscripción de la coalición tripartita fue cinco minutos antes de que concluyera el plazo ante el Instituto Nacional Electoral y tras la cesión de la PGR a que la exsecretaria general del PRI y fundadora de Nueva Alianza le fuera permitido pasar el resto de su prisión en su departamento de Polanco, el candidato Meade se deshizo en exculpar la coincidencia de la unión del partido Nueva Alianza con ese desistimiento de la PGR.

Con una ingenuidad rayana en la estulticia y considerando a los mexicanos ignorantes y tontos, Meade Ciudadano por México se atrevió sostener que la prisión domiciliaria de Gordillo no tenía ninguna conexión política con la incorporación del partido Nueva Alianza a la coalición que integraba con el PRI y el PVEM que lo postulaba como su candidato, y dijo:

“Es muy importante darse cuenta que como en muchas otras cosas, la correlación no es coincidencia, la correlación no es causalidad. Yo creo que se llevó un proceso, se está aplicando la ley y no tiene nada que ver con lo que estamos viendo en lo político. No hay una vinculación entre el Panal y la exsecretaria general (del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación). Son temas que se están viendo por separado, como debe de ser”.

Recurrió a las apariencias de “legalidad” en un sistema judicial cuestionado por la parcialidad con que determina la condena o libertad de los procesados, en este caso la prisión en condiciones de lujo domiciliario.

Elba Esther Gordillo fue arrestada en 2013 en el aeropuerto de Toluca por agentes de la PGR y marinos, acusada de delincuencia organizada y de lavado de mil 978 millones de pesos, delitos que pretenden encubrir una represalia del presidente Enrique Peña Nieto contra una enemiga política que lo combatió en las urnas y que correspondió a la práctica ilegítima de los ejecutivos priistas desde Carlos Salinas de Gortari contra Joaquín Hernández Galicia, la Quina, y Ernesto Zedillo contra Raúl Salinas, hermano del expresidente.

Mas la prisión nunca fue un lastre porque sólo estuvo una semana en una celda, ya que al solicitar atención médica permaneció de abril de 2013 hasta 2015 en la Torre Médica del penal de Tepepan, y luego estuvo internada en hospitales privados (Utopía, 18-12-2017).

Para Meade Kuribreña no existe ninguna coincidencia ni casualidad sino meramente una delincuente que está sujeta a un proceso, se está observando la ley y así es como debe de ser, “se está haciendo un gran esfuerzo por desvincular la política con los procesos judiciales”.

La coalición de Nueva Alianza con el PRI-PVEM representaría la aportación en la elección presidencial de 2018, de un porcentaje similar o más de votos a los que obtuvo en los pasados comicios de 2012 en que su candidato fue Gabriel Quadri de la Torre, que alcanzó 1 millón 150 mil 662 sufragios, 2.29 %.

Panal, dirigido por Luis Castro, pudo comprobar una militancia de 480 mil 581 afiliados válidos, fuerza electoral que se presume podrían ser maestros y personal de apoyo y asistencia a la educación, estos últimos que en todo el país representan 400 mil trabajadores aproximadamente, el 30% de la membresía en cada una de las 61 secciones. Mas esto no está demostrado porque sería una afiliación corporativa que está prohibida y sancionada.

El PRI-PVEM y José Antonio Meade decidieron incorporar al Panal para enfrentar a otras coaliciones como Por México al Frente que encabezan los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano; y Juntos Hagamos Historia, de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional, Del Trabajo y Encuentro Social, agrupaciones cuestionadas por el origen ideológico de los mismas. Una de derecha con izquierda y otra de un líder mesiánico con evangelistas de Hidalgo.

Pero finalmente, Meade Candidato Ciudadano por México intenta tapar las maniobras turbias del gobierno para alcanzar una coalición que lo coloque en competencia para mantener al Partido Revolucionario Institucional en el poder ¿Podrá? Veremos

Adenda. Estamos en vísperas de Nochebuena y a la espera del advenimiento de amor, salud y bienestar para todos nosotros, que son los mejores deseos para mis lectores y que los disfruten en los 365 del 2018. Estaremos de vuelta hasta el lunes 8 de enero. Felices fiestas.