Nulo desempeño de las FA en 2017: Gallardo

José Sobrevilla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     @PPSobrevilla

A 24 años de haber sido encarcelado por proponer la creación de la figura del ombudsman militar que vigilara el respeto a los derechos humanos en el Ejército, difundida en la revista Forum (hoy Forum en Línea), el general José Francisco Gallardo Rodríguez vuelve a levantar la voz para decir que en 2017 el desempeño de las fuerzas armadas ha sido nulo porque realizan funciones que no les compete. “Miles de millones de pesos se han gastado en asuntos de defensa, compra de equipo, material, etcétera, pero el resultado es que sigue habiendo una espiral de violencia permanente, reflejada en una crisis humanitaria que señala a México como uno de los países más violentos del mundo”.

La administración de Enrique Peña Nieto no ha sido suficientemente honesta como para hacer una autocrítica y llevar hacia otro planteamiento el tema de la inseguridad; lo que es relevante porque “la función primordial del Estado es darles seguridad a sus habitantes y tejer su jurisdicción, es decir, tutelar el territorio nacional”, afirmó.

Con la firma que ha hecho México en temas económicos como el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y los de seguridad, ayuda y asistencia militar con la Iniciativa Mérida, dijo, “la clase política y el Congreso han entregado el país a los intereses extranjeros y permiten la intromisión de otras fuerzas militares y de seguridad, principalmente de Estados Unidos”.

Para el general, quien fue acusado de enriquecimiento ilícito, malversación de fondos y destrucción de archivos del Ejército, existe un colapso en el sistema institucional que nos lleva a una crisis de seguridad y derechos humanos no reconocidos por el gobierno. Prueba de ello es que, en la reciente reunión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Uruguay, México fue señalado nuevamente por violaciones graves y desaparición forzada de personas.

En asuntos de violaciones a derechos humanos, donde el Ejército o mandos militares son citados, el Estado no investiga porque, en primer lugar, el poder civil tiene miedo al Ejército, y en segundo porque el poder político hoy establecido está soportado a la fuerza y con las armas”. 

Lo que vemos, dijo, es falta de voluntad política para resolver el asunto de la violación a los derechos humanos; y aunque México ha firmado muchos tratados internacionales sobre el tema, además de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, la Corte Internacional de Justicia, y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, es posible que en un futuro se realice una investigación que revise la política mexicana de seguridad de los últimos 30 años.

Sucesión 2018 y los mandos militares

Respecto a cómo quedarían los mandos en el Ejército respecto a la próxima sucesión presidencial en 2018, el general Gallardo considera que, si hay cambio de ruta hacia la izquierda, necesariamente habrá una revisión de las instituciones armadas, jamás hecha. “El tema de las fuerzas armadas en el país está intocado, es cosa prohibida para los civiles. Nadie sabe cómo funciona, qué hacen, dónde gastan el presupuesto, cuántas recomendaciones de la CNDH han sido cumplidas”. Aparte, “si hubiera un pronunciamiento por la creación de una guardia nacional sería muy benéfico porque la Constitución mexicana previene para la defensa nacional dos fuerzas: la militar que es permanente, donde está el Ejército, y la no permanente, profesional, federal y democrática. Seguramente este tema lo querrán tocar los candidatos a la Presidencia; aunque lo dudo porque no tienen conocimiento de ello”.

Si ganara el PRI: ¿Hay alguna fuerza dominante dentro del Ejército?

–Cuando hubo un cambio de partido y entró el PAN (Acción Nacional), y Vicente Fox tuvo la oportunidad histórica de hacer un cambio por el apoyo social que traía, decidió no hacerlo con todas las repercusiones que vivimos hoy; sin embargo, el Ejército mexicano es una institución que cumple órdenes, que nace del pueblo, y a diferencia de otros, es pueblo armado y, efectivamente, hay grupos de poder que no permiten un cambio porque la gente se enteraría de muchas cosas. Te pongo un ejemplo: si los militares abren los archivos de la Defensa Nacional, cambiaría la historia de México. De ese tamaño.

Si ganara el PRI (Partido Revolucionario Institucional) habría un ajuste como se ha hecho en las diferentes administraciones; incluso, por el contacto que hemos tenido con diferentes gobiernos estatales y el ejercicio de los partidos, lo que vemos es una política generalizada que no busca un cambio, pero sí mantener un status quo de privilegios a la clase política y a la oligarquía existentes.

¿Del bullying que dice Peña se está haciendo a instituciones, principalmente al Ejército?

–Ja, ja, ja… Escuchando a Peña Nieto confundir Uruguay con Paraguay: quitarle a un presidente el país, eso es una vergüenza; resulta difícil entender qué quiso decir Peña con que le hacen bullying a las instituciones. Yo discrepo totalmente. El bullying tiene que ver con novatadas a personas que llegan a una institución; les hacen bromas, le cargan la mano; pero en el Ejército esos abusos de poder y afectaciones a la dignidad se han convertido hasta en crímenes.

Cuando estuve dentro del Colegio Militar como cadete, me tocó ver asesinatos que los directivos de mando en aquel entonces encubrieron. Cierta ocasión, estando formados para entrar al comedor, un cadete golpeó a otro y lo mata. Pero resulta que el fallecido era nieto de un general famoso del Ejército mexicano y por esa broma pesada lo encarcelaron en la prisión militar… eso fue en 1963, y cuando yo entré a prisión en 1993, treinta años después, ese joven seguía encarcelado.

La apretada síntesis de la tesis académica del general José Francisco Gallardo, publicada en la revista Forum número 22, de octubre de 1993, “Las necesidades de un ombudsman militar para México” y que lo llevaron preso al Campo Militar No. 1, llegaron también a afectar a la revista dirigida por Eduardo Ibarra Aguirre. La madrugada del 4 de diciembre de 2001, de las oficinas de Forum fue robado equipo con valor de 64 mil 779 pesos, materiales de archivo, computadoras, programas de diseño, discos compactos y zips, según reportó para CIMAC Noticias Román González (12/12/2001). Fueron más ocho años de hostigamiento de la Secretaría de la Defensa Nacional contra Forum.

De aquel tiempo al de ahora poco o nada ha cambiado. Cuando hablamos de justicia, dice Gallardo, no es como la diosa Tamis con ojos vendados y la báscula… “Hoy, en México, tenemos una justicia selectiva, tanto que, cuando los medios entrevistan al gobernador de Veracruz (Miguel Ángel Yunes Linares) y lo presentan como héroe. Pero aguas con el fulano que robe un tapón de un carro, o un pollo para comer, porque le clavan todo el peso de la ley. Peor si roba algo de Walmart, o Sam’s Club, empresas trasnacionales con vínculos de corrupción muy estrechos con la clase política.

Aunque hay tribunales, en el Ejército esto se agrava porque no hay justicia. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos viene siendo una tomadura de pelo y, en el ámbito militar, la única justicia existente es la de mando, donde es el secretario de la Defensa es quien dicta las sentencias; y el defensor de oficio, el Supremo Tribunal Militar, los procuradores militares, son payasada.

En los 90 hubo un enfrentamiento entre elementos judiciales y militares en Tlalixcoyan, Veracruz. Se trató de un decomiso de drogas, 2 millones de dólares, y donde los narcotraficantes escaparon, y el secretario de la Defensa lo negó todo; sin embargo, la DEA lo había filmado y salió a la luz pública. Los generales y comandantes apostados en Veracruz fueron detenidos para que no hicieran declaraciones; sin embargo, jamás los encarcelaron, estuvieron en proceso. El único que procesaron fue un capitán a quien acusaron de faltas a la disciplina militar. Yo estuve en el Consejo de Guerra que hicieron a este joven y que salió liberado; pero de ese crimen nunca hubo un responsable.

“Ahora te lo comparo con lo que yo hice… A mí me encarcelaron ocho años por haber propuesto la creación del ombudsman militar. Entonces hablamos de una justicia de mando y de una justicia selectiva que ha roto las estructuras de justicia en México y ha provocado que el 99 por ciento de los crímenes y delitos estén en la impunidad”.

¿De qué nos quejamos? Si quien soporta todo el sistema de investigación y persecución del delito es el Ejército, violando la Constitución porque aquella es potestad única del Ministerio Público, y el 129 dice que el Ejército no debe realizar funciones que le corresponden a la autoridad en tiempos de paz.

Es decir, la Constitución mexicana es violada sistemática y permanentemente por la clase política y por el Ejército.  Entonces, ¿qué podemos esperar?