Espasmos musculares o calambres

Abigail Bello Gallardo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     Facebook: Abigail Bello Gallardo    Twitter: Abigail Bello Gallardo

Xalapa, Veracruz. El espasmo muscular es un trastorno muy doloroso que se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en los músculos de las piernas y pies. Este padecimiento es muy frecuente entre la población, pero generalmente no se le presta la importancia debida, aunque pueda ser indicio de una enfermedad grave. 

El calambre muscular es el nombre común de un espasmo muscular. Los calambres se pueden presentar en cualquier músculo del cuerpo. (Consultar: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002066.htm).

Los calambres son espasmos involuntarios, temporales y muy dolorosos de un músculo o de un grupo muscular que pueden producirse cuando nos encontramos en actividad o en reposo. (Para obtener más información lea en: http://consultas.cuba.cu/consultas.php?id_cat=3&letr=c&id_cons=67).

Hay especialistas que aseguran que los calambres musculares pueden durar minutos o incluso horas.

Los grupos musculares más comúnmente involucrados son los siguientes: Parte posterior de la pierna/pantorrilla, parte posterior del muslo (corva), parte frontal del muslo (cuádriceps), en los pies, las manos, los brazos, el abdomen, y a lo largo del tórax.

El calambre ordinario ocurre en la noche, en reposo, de una sola parte del cuerpo y afecta principalmente a las pantorrillas y a pequeños músculos de la planta del pie, causando que el pie se estire y los dedos se encojan.

Causas

Los calambres pueden tener incidencia familiar, se puede heredar este padecimiento.

Otras causas de los calambres o espasmos musculares son:

* Deshidratación o pérdida de sodio (desordenes hidroeléctricos).

* Realizar ejercicio o deporte excesivo.

* Calambres por golpes u oleadas de calor, durante los cuales el paciente sufre sudoración excesiva, que puede llevarlo a una deshidratación.

* Calambres por hemodiálisis (tratamiento para la insuficiencia renal).

* Hipoglucemia (baja de la glucosa o “azúcar” en la sangre).

* Aumento de urea en sangre.

* Calambre inducido por medicamentos: Nifedipino, betaagonistas como salbutamol, y terbutalina; alcohol, clofibrato, penicilina, cimeditina, apomorfina, litio, morfina, ácido nicotínico, entre otros.

* Cualquier tipo de lesión puede ser una causa de los espasmos musculares.

* Los calambres musculares pueden surgir como resultado de la reacción del cuerpo a ciertos venenos.

* Los nervios dañados o cualquier tipo de daño a la médula espinal (columna vertebral) pueden dar lugar a calambres musculares.

* La formación de los tumores cerca de los músculos puede crear presión sobre los nervios, tejidos y músculos que producen los espasmos.

* El envejecimiento.

* La mala alimentación que carece de nutrientes esenciales (especialmente calcio, potasio y magnesio) es también una de las principales causas de este trastorno.

* Un estrés mental excesivo, debilidad después de una cirugía o enfermedad, náuseas o vómitos pueden causar calambres musculares.

* La realización de sólo una actividad durante todo el día trabajando en la misma posición o sentado en una posición durante largas horas también puede conducir a calambres y espasmos musculares.

* Las mujeres pueden sufrir espasmos musculares durante la menstruación o en el embarazo.

* Ciertas enfermedades como parálisis cerebral o esclerosis múltiple pueden causar espasmos frecuentes en los músculos.

* La reducción del suministro de la sangre por enfermedad de las venas y arterias causa deficiencia de los nutrientes y del oxígeno de los músculos. Cuando esto sucede, comienzan a temblar involuntariamente.

* Los espasmos de los músculos del corazón o la angina de pecho indican daño de la salud del corazón. La angina de pecho puede dar lugar a espasmos en el cuello, el pecho o incluso en la mandíbula. (Revisar: https://lasaludi.info/como-frenar-los-espasmos-musculares.html).

Los calambres nocturnos pueden estar provocados por la actividad nerviosa mientras se duerme y puede deberse al sobresfuerzo realizado durante el día. (Más en: http://www.lineaysalud.com/linea/ejercicios/calambres-o-rampa-muscular).

Los calambres son muy frecuentes en deportistas incluyendo práctica de natación, bolos, tenis, golf o cualquier otro ejercicio y en obreros sometidos a actividad física intensa. Igualmente se pueden ver en escritores, músicos y relojeros, entre otros.

Síntomas

Cuando se presenta un espasmo muscular, el músculo se siente muy tenso y algunas veces se describe como un nudo. El dolor puede ser intenso.

Antes o después del calambre pueden aparecer movimientos no dolorosos de fibras musculares, los llamados “saltos de las carnes” –o temblores, como frecuentemente refieren los pacientes.

El especialista en diagnosticar y tratar los calambres o espasmos musculares es el neurólogo o el especialista en medicina del deporte. Y en su caso, ellos le indicarán si debe ser atendido por otro profesional médico.

Tratamiento

La detección de la causa de los calambres o espasmos musculares ayuda a determinar el tratamiento adecuado.

En general se indica: inmediato reposo cuando inicie el calambre y hasta que se quite, masaje, medicamentos relajantes musculares, antinflamatorios y para quitar el dolor.

También puede indicarse la aplicación de una almohadilla térmica o una toalla caliente en la zona afectada para frenar los espasmos musculares en el cuello, las piernas o la espalda.

El calor relajará el músculo cuando el espasmo empiece, pero el hielo puede servir cuando se haya eliminado.

Cuidados en el hogar

Si usted tiene un calambre muscular, suspenda cualquier actividad y trate de hacer estiramiento y masajear el músculo afectado.

El masaje y el estiramiento enérgico del músculo acalambrado harán que ceda el espasmo, pero se deberá tener mucho cuidado, pues el músculo queda irritable y puede recurrir el calambre con otras posturas e incluso con contracciones más intensas.

Se recomienda buscar atención médica inmediata si los calambres son repetidos o de larga duración.

Si un nervio irritado está involucrado, se podría necesitar fisioterapia prolongada o incluso cirugía.

Prevención

Se sugiere practicar las siguientes medidas para prevenir los espasmos musculares:

* Realice ejercicio de estiramiento antes de acostarse para evitar los calambres nocturnos.

* Evite una posición incómoda de los pies, espalda y cuello durante el sueño.

* Evite los tacones altos.

* Ajuste la posición de su silla cuando trabaja o escribe en su computadora de escritorio por largas horas.

* Tómese un descanso durante una actividad.

* Ingiera magnesio, calcio, vitamina D, suplementos de vitamina E, previa consulta con su médico.

* Tome mucha agua mínimo ocho vasos de agua diarios o más, si tiene sudoración excesiva, y aumente la ingesta de potasio, el jugo de naranja y los bananos o plátanos son grandes fuentes de este elemento.

* Practicar el estiramiento antes y después del ejercicio o deporte es muy importante. Los ejercicios adecuados de calentamiento y enfriamiento ayudan a prevenir los calambres.

* Realizar regularmente ejercicios de yoga o de cualquier otro ejercicio de relajación muscular, ayuda a evitar los espasmos.

Como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que las instituciones de salud federales, estatales y municipales informen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.