Doble, la moral de las potencias nucleares

 

José Sobrevilla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     @PPSobrevilla

Las violaciones de Corea del Norte al derecho internacional han sido recurrentes: 2006, 2009, 2013, 2016 y recientemente 2017. Sin embargo, para entender las sanciones que le ha impuesto el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas tenemos que remitirnos a 1994, cuando William Clinton firmó varios acuerdos con Corea del Norte (República Popular Democrática de Corea, RPDC) que llevaron a este país al desmantelamiento de una instalación nuclear a cambio de apoyos financieros y comerciales, “además de proveerle de unas instalaciones, no a base de plutonio ni uranio, sino de aguas ligeras”, afirmó en entrevista Eduardo Roldán, exembajador de México en Argelia, Libia, Mauritania y Túnez.

Para el también exjefe de cancillería y encargado de negocios Ad Interim en la embajada de México en Corea del Sur y cónsul alterno de México en el consulado de Japón, Estados Unidos cumplió parcialmente los acuerdos con la RPDC y hasta llegó a enviar a Madeleine Albright, secretaria de Estado, donde –sin tener relaciones diplomáticas–  llegan a un acuerdo con Kim Jong-il, el padre de Kim Jong-un, con la promesa de establecer relaciones diplomáticas.

Lo que la RPDC siempre ha querido es ser reconocida diplomáticamente por Estados Unidos; lo que prácticamente se logra en el año 2000, cuando ambos países intercambian cartas de invitación, algo poco conocido, pero que está en los archivos históricos, donde Kim Jong-il invita a Bill Clinton a visitar Pyongyang y viceversa, aún sin tener relaciones diplomáticas.

Sin embargo, agrega el diplomático Eduardo Roldán, “esto no se da porque surge una intifada en Medio Oriente, y en Estados Unidos los demócratas pierden la elección y llega George W. Bush a la Presidencia, quien crea la famosa teoría del ‘Eje del mal’ donde están Corea del Norte, Irán e Irak”.

Fue así que la RPDC se siente traicionada y se desata una carrera armamentista nuclear que tomó seis años, de 2000 a 2006.

¿Qué es lo que quiere Corea del Norte?

–Negociar desde la fuerza, no desde la debilidad, responde el diplomático jalisciense. “Norcorea ha visto casos históricos como el de Libia, Serbia y otros países que desmantelaron sus plantas nucleares, armas químicas y, ¿qué ha sido de esos países? Actualmente son Estados fallidos, destrozados. En cambio India y Pakistán también desarrollaron armas nucleares y en un principio fueron enemigos de Estados Unidos, sin embargo ahora son aliados y amigos. ¿Por qué? Porque negociaron desde la fortaleza.

Desafortunadamente el mundo tiene a un presidente Donald Trump que ha exacerbado el fuego en vez de aminorarlo. Hoy vemos que a Estados Unidos le urgía, a través de Naciones Unidas, aislar más al régimen. “Yo considero que la historia ha hablado: la misma (Ángela) Merkel, recientemente, y (Vladimir) Putin dicen que es a través del diálogo de las seis bandas (Rusia, China, Norcorea, Surcorea, Japón y Estados Unidos), donde todos los países del noreste asiático están interesados porque están involucrados.

Sin embargo, desde la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha tenido una presencia fuerte con más de 28 mil soldados presentes ahí, que le cuestan a Corea del Sur; pero también tiene 50 mil en Japón y otros tantos en Guam.

¿Por qué se suma ahora México?

–La idea de Estados Unidos es forzar el aislamiento. Incluso el mismo Trump ha dicho que “ya no se puede hablar”; sin embargo, en la diplomacia lo que se busca es hablar; ya sea pública, privada o secretamente.

Para Eduardo Roldán la mejor solución para el problema del noreste asiático, concretamente Corea del Norte, es retornar al diálogo de las seis bandas para devolver a Corea del Norte al redil de la negociación, de la desnuclearización, para beneficio de la región y el mundo.

Corea explotó la sexta bomba, pero también hay una contradicción entre las grandes potencias. En el mundo existen hoy más de 14 mil 800 bombas nucleares: 8 mil de Estados Unidos, 7 mil de Rusia, 260 de China, Israel también tiene su bomba y submarinos nucleares; China igual, la India, Pakistán. Ellos también atizan, vendiendo armamento, Francia, Alemania, China, EU y Rusia al Noreste Asiático. Es una doble moral donde tenemos que saber qué está pasando.

Para nuestro entrevistado: ¿Qué significa la expulsión del embajador coreano de México? La respuesta detallada se la presentó en el siguiente video que contiene completa la entrevista que realicé al embajador Eduardo Roldán:

https://www.youtube.com/watch?v=kKwQ46_33kM