Periodismo digital e incertidumbre comercial

José Sobrevilla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     @PPSobrevilla 

De pronto el boom se dejó venir. Muchos periodistas se convirtieron en grandes blogueros dueños de portales digitales que llenaban con propaganda política de partidos o empresas ligadas a funcionarios-clientes o familiares. Las instituciones de gobierno facturaban o canalizaban como locos recursos en pago propagandístico a estos portales (www.lopezdoriga.com, por ejemplo, entre otros) haciendo a varios de ellos “grandes” en el ciberespacio. Los medios de comunicación grandotes empezaron a dar más importancia a sus espacios web y a subir algunos contenidos de sus impresos. Los menos cobrando el acceso y los más dejándolos a la libre consulta.

Después, los grandes sitios web de la prensa convencional comenzaron a competir entre sí por las notas del momento. Las redes sociales, Facebook, Twitter, YouTube, Vimeo, Instagram, etcétera, incansables, difundían y/o repetían notas: algunas ciertas, otras no tanto, pero que capitalizaban el descontento social, el morbo o la banalidad. Ante el asombro de los caricaturistas, los “memes” se convirtieron en el colmo de las mofas contra políticos corruptos, personajes famosos o quienes buscaban la fama, muchos como celebridades de la ignominia.

Luego salieron a escena los portales nativos digitales; los que nacieron para florecer en la web y no con la intensión de competir con los impresos. Se ampararon en el periodismo de investigación, tantas veces desdeñado o maquillado por la anquilosada prensa escrita ligada ya a intereses políticos ocultos, o a grupos de reputación dudosa.

Uno de los portales nativos digitales dirigido fundamentalmente a millennials (nacidos entre 1980 y 2000) que ha generado una gran comunidad de seguidores, ha sido Animal Político; fundado por Daniel Eilemberg, jefe digital de Fusion.net (red televisiva y digital dirigida a millennials gringos) y presidente de Animal.

“Lancé Animal Político por una cuenta de Twitter, primero, para ver si funcionaba, y si podíamos generar un poco de atracción” [1], dijo el emprendedor de medios digitales en charla con James Breiner a poco más de tres años de lanzado animalpolitico.com; Eilemberg aseguró que en aquel 2014 tenían ya “entre los 3.7 a cuatro punto (y algo) millones de visitas”. El fundador de Animal Político es recordado porque dirigió un documental de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que transmitió National Geographic.

Sin ninguna información en contrario, en enero 23 de 2011, Jenaro Villamil, periodista, relacionó el nacimiento de Animal Político con la estrategia de Televisa y Univisión para enfrentar críticas y linchamientos que tenían por esos años en redes sociales. También divulgó que Animal era muy similar al sitio colombiano Cóndor Político, ambos portales vinculados a Poder Magazine, revista cuyo editor en jefe era Isaac Lee, presidente a la vez del consejo editorial de Animal Político, y que en diciembre de 2010 designaron presidente de noticias de Univisión. El reportero de Proceso afirmó que Daniel Eilemberg, presidente de Animal Político, era igualmente editor de Poder Magazine cuya edición se realizaba en Miami [2].

Animal Político y Sin Embargo, dos portales imprescindibles

Una visión cercana a los portales nativos digitales la da Daniel Moreno Chávez, director de Animal Político, y exdirector Editorial de W Radio, quien inició como reportero de política en Uno más Uno,entre otros, y fue además fundador de Cambio, la revista que encabezó Gabriel García Márquez en su alianza con Editorial Televisa. Además, platicamos con Alejandro Páez Varela, fundador y jefe de Contenidos de Sin Embargo; antes editor de El Economista, Reforma y subdirector editorial de El Universal y la revista Día Siete,por mencionar algunos.

Para Alejandro Páez, en México existen los portales de la prensa tradicional, que reflejan lo que imprimen; y los nativos digitales, que nacen para no ser impresos y funcionan para redes y nuevos dispositivos. “Ellos hacen lo que la prensa tradicional ha dejado de hacer: investigar y denunciar problemas como corrupción y violencia”, explicó Daniel Moreno.

En coincidencia, ambos entrevistados consideran que gran parte del periodismo de investigación se hace en los portales digitales tanto de la Ciudad de México como de los estados. “Es información que llega a lectores jóvenes que no necesariamente consumen o se identifican con los medios tradicionales”, aclara el director de Animal Político.

Los portales informativos son un abanico gigantesco de medios que generan y agregan contenidos periodísticos, unos ajenos, pero también muchos de ellos propios, y tienen en común que su modelo de negocio está basado en los clics. Animal, por ejemplo, asegura Daniel Moreno, se interesa por la corrupción y la violencia como temas fundamentales; además de los derechos humanos, víctimas e impunidad, y rendición de cuentas.

“A todos nos une la necesidad de informar y cada quien ha encontrado su nicho”, asevera Páez Varela; “para Sin Embargo los temas base son corrupción, violencia e impunidad; pero también hemos dado mucho énfasis a la transparencia y rendición de cuentas; pero no sólo eso, está también las denuncias por impunidad, violencia, corrupción, con especialidad en transparencia y opacidad”.

Sin compararnos con los demás portales, sin ser mejor ni peor, dice el también autor de Oriundo Laredo (Editorial Alfaguara, 2016) Sin Embargo es parte de otra categoría. “Sopitas, por ejemplo, tiene la intención de informar y divertir. Animal Político, Sin Embargo y Carmen Aristegui somos los portales con información dura más vistos y buscamos incidir en la agenda nacional investigando y aportando información nueva sobre lo que vive el país”.

Sopitas, Deforma y los demás, cumplen con una función. “Saco deliberadamente a SDP Noticias de esta categoría porque lo suyo no es investigar, sino participar del Fake news, es su especialidad. Son rápidos, con información corta pero no andan realmente en la investigación”.  

De la rentabilidad al entreguismo

Competimos con medios que tienen más de cien años en el mercado y mucha infraestructura, “los digitales apenas tenemos pequeños grupos de periodistas, reporteros: cinco o siete a nivel personal; quienes generamos nuestra propia agenda, abordamos nuestros propios temas, tenemos nuestras propias narrativas; elementos que marcan la diferencia entre uno y otro”, asegura Daniel Moreno.

¿Es rentable un portal de noticias?

¡No, no lo es! responde a botepronto con su voz grave Alejandro Páez; “y no es asunto de México, sino internacional, porque aún no se termina de afinar el modelo de negocio. Las empresas que administran la publicidad en el mundo, son muy mañosas y aprovechan que hay varias maneras de redireccionar los hits por este concepto; a nivel México te diría que todavía es menos negocio; o puede serlo ‘si le das las nalgas al gobierno federal’ (perdón por la expresión); sobre todo al de Enrique Peña que si cumples lo que te piden te premia con dinero público”.

“En México el dinero de la publicidad es utilizado básicamente para influir en la línea editorial, ha dicho Artículo 19 y, a pesar de que el presidente en sus diez compromisos firmados cuando candidato, prometió transparentar la relación prensa-publicidad oficial, es momento en que no se ha hecho; y obvio, los que menos quieren presionar son los periódicos grandes, la televisión, y la radio”, estableció Alejandro Páez.

Daniel Moreno coincide con el fundador de Sin Embargo: ¡No es negocio! “Casi todos los medios digitales estamos en el mismo problema: sobrevivir; porque no creo que alguien haya encontrado la fórmula perfecta para mantenerse de un portal; tenemos que estar constantemente innovando para allegarnos recursos”, aseguró con voz suave el reconocido periodista.

El equipo de Sin Embargo lo conformamos 35 personas: unos nos dedicamos a la información en tiempo real, otros a temas de coyuntura, y otros reporteros exploran temas de mayor profundidad.

“Lo normal, dice Daniel Moreno, es que tengamos en la redacción 18 personas, pero en este momento estamos explorando nuevas secciones y somos 25 personas, entre reporteros, editores, comunity managers, diseñadores, una editora de audiencias, video y por supuesto un área comercial”.

¿Cuál sería el futuro del periodismo digital?

“Los nativos es el futuro. No hay manera de evadirlo porque es lo que viene. Lo que todavía no sé es cómo irá a ser el tema del financiamiento. Yo no lo tengo claro, pero tampoco el New York Times. Eso se definirá en los siguientes años, pero en el futuro están los periódicos en línea”, afirma Alejandro Páez.

En cambio, Daniel Moreno ve en el futuro a un público creciente que aumentará cada vez más por los aparatos celulares. “También que en los próximos años la brecha digital se hará más pequeña; se generarán igualmente productos periodísticos relevantes, novedosos, diferentes a los que generan los medios tradicionales, pero vinculados a las redes sociales, porque éstas juegan un papel muy importante para difusión de la información y nos acercan a los lectores; porque más allá de gustos, hay un decreciente consumo de medios impresos que se está moviendo al medio digital, y nosotros estaremos obligados a satisfacer esa demanda y buscar a los lectores porque no llegan simplemente porque sí”.

[1] Entrevista con James Breiner, 8 de abril de 2014.
https://www.youtube.com/watch?v=t4TcGmI4Gp4
[2] Publicado el 23 enero de 2011 por Jenaro Villamil:
https://jenarovillamil.wordpress.com/2011/01/23/laura-bozzo-y-animal-politico-las-apuestas-de-televisa-univision/