37 MMDP en 4 años, gasto publicitario de EPN

Redacción / Sin Embargo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

El gasto en publicidad oficial del gobierno federal de 2013 hasta el primer semestre de 2017 asciende a 37 mil 725 millones de pesos, cifra que equivale a lo destinado para la atención y prevención de desastres naturales en 2015 y 2016, y también serviría para la reconstrucción de las zonas devastadas por los tres sismos que sacudieron México, la cual tendrá un costo de más de 38 mil millones de pesos.

Las organizaciones Red por la Rendición de Cuentas y Fundar, Centro de Análisis e Investigación, plantean que los gastos “superfluos” de los gobiernos sean cancelados o limitados para que estos montos se destinen a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre.

“Nos parece necesario que, más allá de oportunismos políticos, se diseñen estrategias que contribuyan de manera efectiva a la reducción de estos gastos para que puedan aprovecharse estos recursos en atender las necesidades de la población afectada”, dijo a Sin Embargo Justine Dupuy, coordinadora del programa de Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción de Fundar.

Respecto a los gastos en publicidad oficial, las organizaciones propusieron que se limite, transparente y regule en todos los ámbitos de gobierno.

“La propuesta de contar con una regulación al respecto continúa siendo una promesa incumplida de la actual administración. No queremos que se elimine la publicidad oficial del gobierno, lo que ponemos en la mesa es que se limite el gasto, se transparente y se regule”, precisó Dupuy.

Ayer (27-IX), el presidente Enrique Peña Nieto dijo que la reconstrucción de las zonas devastadas tendrá un costo, según informes preliminares, de más de 38 mil millones de pesos.

En los estados de Chiapas y Oaxaca se requerirá de una inversión de 6 mil 500 millones de pesos para la reconstrucción de viviendas. En las demás entidades afectadas por los sismos, la estimación de recursos para apoyo de vivienda ronda los 10 mil millones de pesos.

En tanto, la reconstrucción de escuelas sería de 13 mil 650 millones de pesos mexicanos, mientras que la recuperación de más de mil 500 edificios históricos y de valor cultural supondrá una inversión de 8 mil millones de pesos.

“El presidente había dicho que iba a limitar y reducir los gastos en publicidad, pero al analizar el presupuesto de este año no vimos una reducción importante, me parece que sería muy importante este tipo de acciones concretas por parte del gobierno federal, aunque no es suficiente porque muchas veces aprueban un monto, pero terminan gastando más”, mencionó Justine Dupuy.

Nula austeridad en el gobierno

Uno de los principales problemas en México es la frágil rendición de cuentas y la fiscalización de los recursos. Otro es el impacto que tiene en la información, en el ejercicio periodístico y en consecuencia, en la información que recibe la población.

De acuerdo con el informe “’Contar lo bueno cuesta mucho’. El gasto en publicidad oficial del gobierno federal 2013 a 2016” de Fundar, además de las cuantiosas cantidades gastadas en materia de publicidad oficial, la actual administración se ha caracterizado por sobreejercicios que alcanzan, de 2013 a 2016, 71.86 por ciento más de lo aprobado por la Cámara de Diputados; es decir, pasó de 21 mil 99 millones de pesos a 36 mil 261 millones de pesos.

En cuatro años, la administración de Peña Nieto incrementó 31.21 por ciento su gasto en anuncios de medios de comunicación: pasó de los 8 mil 154 millones de pesos en 2013 a los 10 mil 699 millones de pesos en 2016.

De continuar esta tendencia, el presidente ejercerá un monto cercano a los 60 mil millones de pesos en este rubro al final de su administración, calculó Paulina Castaño, investigadora de Fundar y autora del informe.

La publicidad oficial es la compra de espacios en los medios de comunicación por parte de los gobiernos para difundir información a la ciudadanía. En esa compra ocurre la única transferencia de recursos públicos hacia medios de comunicación, y no hay otro tipo de apoyos directos o indirectos.

No sólo en publicidad el gobierno federal ha rebasado el gasto. De 2015 y hasta junio de 2017 se ha gastado más de lo presupuestado y se prevé que para 2018 no sea la excepción.

En enero de 2015, el entonces titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, inauguró una serie de ajustes al gasto público a causa de factores como: menores ingresos petroleros, menor crecimiento de economías como la de China, el Brexit y las elecciones en Estados Unidos.

Sin embargo, en el periodo de 2015 y hasta la mitad de 2017, el sector público ha gastado 892 mil 558 millones de pesos más que lo aprobado, rebasando el monto de recortes anunciados en ese periodo que acumularon 358 mil 377 millones de pesos, de acuerdo con cifras de la SHCP.

Datos de Hacienda indican que de 2005 y hasta 2014, el sector público gasto 1.8 billones de pesos más que lo presupuestado; un promedio de 180 mil millones de pesos por año.

¿Qué exigen las ONG al gobierno?

El Consejo Asesor de la Red por la Rendición de Cuentas y Fundar hicieron un llamado a los gobiernos federal y estatales para avanzar en la transparencia y regulación de su gasto en publicidad.

Exigieron que cumplan con los seis siguientes puntos:

1. Reducción del gasto: Frente a la necesidad de canalizar dinero público hacia la reconstrucción, exigimos el recorte del 20 por ciento del gasto en publicidad oficial en el presupuesto para el año entrante.

2. No más sobreejercicio: Para 2018, la propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 prevé un monto de 3,527 millones de pesos. Es importante limitar este gasto: el gobierno federal no debe ejercer más de lo que está planeando gastar.

3. Información útil y oportuna: La publicidad oficial se debe usar para informar sobre los avances en planes y programas para la reconstrucción.

4. No más promoción personalizada: Se debe cumplir al pie de la letra con el artículo 134 de la Constitución y renunciar a cualquier promoción personalizada a través de la publicidad oficial.

5. Transparencia y rendición de cuentas: Se requiere de mecanismos que transparenten y planifiquen el gasto en materia de publicidad oficial, para que se dé una rendición de cuentas efectiva. La herramienta transparencia en publicidad oficial ofrece esta posibilidad.

6. Regulación: Se necesita de leyes locales, o de una ley general, que regulen la publicidad oficial, para evitar los sobre ejercicios y la mala distribución en este rubro.

http://www.sinembargo.mx/28-09-2017/3317729