El negocio de la muerte

Jorge Meléndez Preciado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    @jamelendez44

Estados Unidos es el país militar más importante del mundo. No sólo por su cantidad de soldados existentes –los homenajes a las Fuerzas Armadas son tradicionales en el mundo deportivo, especialmente en el futbol americano– sino por las 800 bases militares que tiene en el orbe, la inmensa cantidad de barcos en la mar, el número impresionante de aviones y por los agentes diseminados en todas partes.

Lo anterior lo explicó hace poco el gran especialista, Ignacio Ramonet (portal: La casa encendida), al informarnos que los tres principales asuntos que debemos resolver son: el cambio climático, que tiende agravarse; la migración y darle su lugar siempre a las mujeres, ya que el movimiento feminista continuará sin cesar (ojo, dirigentes mexicanos).

Las compañías vendedoras de armas en USA son varios miles; de ellos, 6 mil 700 están cerca de la frontera mexicana Y si bien en 19 se producen grandes cantidades de dichos objetos, de Washington a Florida (cinco ciudades), tenemos en El Paso, San Diego, Nogales, Laredo y McAllen, sucursales (según el especialista mexicano Luis Astorga).

Se trata de un negocio que maneja anualmente 340 mil millones de dólares al año. El cual tiene como mercado no sólo su propia nación, EU, sino toda Latinoamérica y el mundo. Tanto que hasta Joe Biden quiere sacar de la lista de terroristas a las FARC, la antes guerrilla más vieja del continente en donde habitamos.

Incluso en la reciente elección en Chile, en su primera vuelta, este ominoso negocio del narco apareció como parte de quienes obtuvieron dinero sucio para los comicios en donde participaron varios candidatos.

Según el investigador Arnoldo Kraus, en la industria bélica se invierten en el mundo mil 900 billones de dólares; en otro asunto prioritario, el cambio climático sólo 300 millones de dólares (El Universal, 21 de noviembre).

El secretario de Relaciones Exteriores de nuestro país, Marcelo Ebrard, tuvo razón al señalar en la ONU que “500 personas pierden la vida en el mundo diariamente” por el uso de las armas y “dos mil resultan heridas”.

En América Latina, fallecen más personas por ese tipo de actividades ilícitas (venta ilícita de armas) que, en los conflictos armados, coincidiendo con lo que apuntó el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet.

En el 75 por ciento de los homicidios y los feminicidios, está involucrada un arma como medio para segar la vida o hacer negocios con la trata de personas.

El armamentismo genera, apunta Ebrard, el desplazamiento de las personas que tratan de escapar de los contextos de inseguridad (migraciones). Y en contrate, las compañías productoras y distribuidoras de armas, con prácticas irresponsables, mantienen ingresos abundantes y en ascenso.

            Por ello, en el encuentro de Seguridad de la ONU, Marcelo, junto con Juan Ramón de la Fuente, nuestro embajador en el organismo internacional, reiteraron la demanda mexicana a 11 empresas y distribuidoras de fusiles. Las cuales no dejan de traficar en países que se debaten con altos niveles de violencia.

Afirmó Marcelo que es indispensable monitorear y rastrear las armas (no como en la fallida operación Rápido y Furioso, que resultó un engaño donde perdieron la vida dos agentes de Estados Unidos); que existan mayores controles fronterizos y que las empresas privadas, a quienes también corresponde hacerse responsables, tengan una autorregulación y vigilen sus cadenas de distribución a fin de evitar desvíos, así como asegurarse de que las fabricadas legalmente no lleguen a manos criminales.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, además, busca una indemnización de 16 mil millones de dólares por el tráfico de armas ilegales a México, informó el diplomático, Alejandro Celorio.

Puso como ejemplo que el 80 por ciento de los tiroteos ilegales en las escuelas, han traído como resultado el asesinato centenares de jóvenes. Y que México es el séptimo país con armas ilícitas en el mundo.

La respuesta de los fabricantes de estos artefactos de la muerte es la burla y el desdén, pero hay que recordarle a Biden que en 10 meses en su nación han muerto 100 mil ciudadanos por la distribución de enervantes, algo realizado por hombres armados.

El problema es crucial para México y Estados Unidos, no entenderlo es ser miope o ciego.

 

 

Santiago Nieto: Amor desbocado

Jorge Meléndez Preciado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Twitter@jamelendez44

Es correcta la frase de Santiago Nieto Castillo, extitular de la UIF: “Mi lealtad está con el presidente López Obrador. Mi amor con Carla” (Humprey).

Pero en los turbulentos y cada vez más polarizados tiempos que vivimos, fue una gran imprudencia irse a casar a Antigua, Guatemala, con más de 300 invitados, no obstante que como anota el honesto Jaime Cárdenas Gracia, quien renunció al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, no hubiera corrido la champaña a borbotones ni se hayan ofrecido guisos exquisitos, amén que cada invitado pagó su pasaje y sus habitaciones (Sin Embargo, 10 de noviembre).

Todo ello fue un exceso, en momentos donde eso se castiga, aunque sea momentáneamente. Y más en el caso de un personaje muy importante contra la corrupción que nos ahoga, ya que la malversación de fondos continúa de muchas formas.

Mas cuando entre los invitados a la boda Nieto-Humprey estaba la señora Josefina Vázquez Mota, quien recibió en el sexenio de Enrique Peña mil millones de pesos sin que haya comprobado a donde fueron a parar dichos recursos, supuestamente para ayudar a nuestros migrantes en Estados Unidos.

Tampoco fue correcto que fuera Juan Francisco Ealy Ortiz, el director de El Universal, medio que ataca incesantemente a López Obrador, y al cual se refiere Andrés Manuel con desprecio en sus sesiones de las mañanas.

Y hay que agregar que una de las secretarias del dueño de ese diario, Erika Telch Vidal, llevaba consigo 35 mil dólares, en siete sobres con cinco mil billetes verdes cada uno, algo que parecía un reparto de dádivas, más que una cantidad para que luego Juan Francisco pudiera acudir a una clínica en Estados Unidos, aparentemente a un reconocimiento médico.

Lo de Paola Félix, secretaria de Turismo de la Ciudad de México, que se embarcó en el jet privado de Ealy con Alejandro Gou, que lleva a cabo espectáculos en la capital del país, fue realmente aberrante, ya que es evidente el conflicto de intereses.

Hay más, pero esos ejemplos muestran que un funcionario eficaz, entrón, que había congelado cuentas al Cártel Jalisco Nueva Generación; aportado elementos para que se pudiera procesar a Carlos Romero Deschamps; puesto sobre la mesa los desvíos de Emilio Lozoya, en los cuales puede implicarse a Luis Videgaray y Ricardo Anaya; mostrado de qué manera la supuesta pobreza de Rosario Robles Berlanga era un cuento que únicamente sus defensores utilizan; y señalado los abusos de Francisco García Cabeza de Vaca, César Duarte (el que todavía no extraditan las lentas autoridades de Estados Unidos) y el equipo de Cuauhtémoc Blanco, entre otras cuestiones, (Sin Embargo, 10 de noviembre) era un activo importantísimo para un mandatario que requiere amplio apoyo y no únicamente muestras de subordinación.

El amor loco, escribió André Breton y nos advertía. Después con el mismo título, Jean Luc Godard, en los años sesenta, lo llevaría el cine de otra manera. O más recientemente, Gabriel García Márquez nos ofreció: El amor en los tiempos del cólera.

 Las referencias son obligadas porque en un momento donde los poderes fácticos son los que dominan al mundo, los servidores públicos deben guardar la máxima ecuanimidad para no dar el menor pretexto en ningún momento.

Hizo bien Santiago Nieto Castillo, luego de conocerse el terrible incidente, en renunciar y poner su vida privada al margen de especulaciones, aunque ya había cometido algunos deslices que anotamos impropios de un cargo de gran importancia para la marcha de la república.

Aunque debemos señalar que no es el primer caso.

Antes el señor César Yáñez realizó su matrimonio con Dulce María Silva, y fue un acto incluso portada de la revista de chismes y espectáculos: ¡Hola!

César dejó de ser vocero de AMLO y después se incorporó en el equipo presidencial. Pero lo más insólito fue que la señora Silva, promotora de espectáculos, es diputada por Morena en la Cuarta Circunscripción.

Otra mujer, Josefa González Blanco Ortiz Mena, quien fue secretaria de Medio Ambiente, renunció porque detuvo un vuelo por llegar tarde. Hoy se encuentra como embajadora en Gran Bretaña.

Muchas voces han insistido que es indispensable restituir en el gobierno o en Morena a Santiago Nieto, por sus grandes especializaciones en la lucha contra el saqueo y para limpiar la vida electoral de México, ya que antes en el gobierno de Enrique Peña Nieto, lo quiso llevar a cabo, pero lo despidieron.

Más ahora que hay un revuelo, pues el yunquista, Manuel Espino intentó ser el candidato de los morenos en Durango.

Llega Pablo Gómez Álvarez, participante de luchas estudiantiles (desde 1966), sindicales y básicamente legislativas, ya que ha sido seis veces diputado, una senador y otra asambleísta, cuando existía esa figura.

Plantea hacer un nuevo convenio entre la Unidad de Inteligencia Financiera  y la Fiscalía General de la República para actuar en sintonía y para “desmontar el Estado corrupto con una concertación de todas las instituciones que tienen funciones o relación con este tema” (la corrupción). Para sincronizar trabajos de las dos citadas organizaciones.

Difícil tarea de Sísifo, pero ojalá haya un mejor ataque a ese cáncer que debilita todo lo importante de un país: los moches o como se diga.

 

 

Pin It