Periodismo, finanzas, independencia y política

Eduardo Ibarra Aguirre
Twitter@IbarraAguirreEd    http://www.forumenlinea.com/    https://www.facebook.com/forumenlinea

Me asignaron el tema “Problemas financieros y políticos para realizar periodismo crítico e independiente”, como parte de la Semana de Periodismo Hidalgo 2021. Con gusto lo hago y primero los saludo a la distancia, debido a la nueva realidad que llegó para quedarse, por lo menos en el uso todavía más intensivo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

La revista Forum (Periodismo de análisis y reflexión) nació en agosto de 1991 y desapareció como edición impresa en octubre de 2010, con el número 204, pero se mantiene como medio digital desde el 29 de diciembre de 2003. Es decir, durante siete años la edición digital contenía a la impresa y otros textos.

Como editor de la edición impresa durante 18 años, de julio de 1992 a octubre de 2010, así como de la versión digital durante también 18 años a cumplirse en diciembre próximo, a través del portal www.forumenlina.com (,) conocemos por experiencias propias y ajenas, las vicisitudes políticas y económicas, los riesgos que implica hacer del periodismo independiente una tarea cotidiana.

Independiente significa que la publicación no tiene subordinaciones de ninguna naturaleza con algún grupo de poder institucional o fáctico, de naturaleza política, económica, social, religiosa y criminal, que no sean sus lectores y las convicciones que profesen los reporteros y articulistas. Los anunciantes compran o adquieren un espacio físico o virtual nada más, como parte de un servicio que brinda la publicación, pero no adquieren ningún derecho a ser objeto intocado de la información y el comentario y mucho menos a definir la línea editorial.

Se dice rápido y fácil, pero es demasiado complejo y cuesta arriba materializarlo. Trabajar en ello tiene altos costos de toda índole y también muchas satisfacciones profesionales en forma individual y colectiva.

En esta brega, nuestra primera prueba de fuego, y no exagero en el nombre, fue con la Secretaría de la Defensa Nacional, encabezada por Antonio Riviello Bazán (1988-1994, sexenio de Carlos Salinas de Gortari) y Enrique Cervantes Aguirre (1994-2000, gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León), por publicar una apretada síntesis de la primera versión de la tesis del general José Francisco Gallardo Rodríguez para obtener la maestría en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo el título de portada de “Un ombudsman militar para México”. Y en páginas interiores “Las necesidades de un ombudsman militar en México”, en el número 22 de Forum, de octubre de 1993.

Comparecí en tres ocasiones ante el Ministerio Público Militar, dos de ellas de manera ilegal; recibí una oferta de compra de publicidad por la Sedena y me indiciaron durante 34 meses ante la Procuraduría General de la República por presunta difamación en contra del Ejército, en verdad fue por no revelar la fuente que nos entregó el texto con el propósito de fincarle responsabilidades al autor del ensayo más reproducido y acaso leído en los 90 y los primeros años de este siglo.

El hostigamiento castrense, el boicot publicitario, la vigilancia y hasta un asalto de la oficina de Forum continuaron hasta el año 2002, incluso ya liberado el general Gallardo, después de una muy diversa y exitosa campaña global por su libertad.

Otros capítulos menos relevantes y además menos agobiantes, excepto el número cuatro, pero que ilustran los costos que se pagan por realizar periodismo sin ataduras públicas y/o privadas, son los siguientes:

1. Los comunicadores del gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto se quejaron del anuncio en la portada del número 167, de  junio de 2007, del reportaje “La venganza de Peña Nieto”, a propósito de las draconianas sentencias judiciales en contra de los dirigentes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, de San Salvador Atenco.

“¿Cómo es posible? ¡Si les compramos publicidad!” –preguntaron más que sorprendidos. Y enseguida cancelaron la pauta publicitaria convenida en forma verbal. Gasto publicitario gigantesco que operaba David López, el inepto y corrupto sinaloense, y que en buena parte manejaba fuera de facturación y pagaba bajo el precepto “de acuerdo al sapo, la pedrada”, apoyado en Roberto Calleja.

2. El señor Efrén Flores, de la oficina de Comunicación Social del Instituto Federal Electoral, nos transmitió a nombre de su jefe lo siguiente: “Se acordó no respetar la pauta de Forum porque publicaron una foto donde ponen al consejero presidente como idiota y, además, sin venir al caso”, de acuerdo al testimonio publicado en el número 168 de Forum, de julio de 2007, página 14.

Que el doctor Luis Carlos Ugalde Ramírez gesticulara demasiado y no sea fotogénico, difícilmente puede ser atribuido a una publicación en la que los editores determinan las imágenes a incluir y no los empleados del arquitecto de las fraudulentas elecciones de julio de 2006, si nos atenemos a lo que todavía sostienen la mayoría de los electores.

3. Casi simultáneamente, Fernando Macías, comunicador del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y uno de los maquillistas de la deteriorada imagen de Elba Esther Gordillo Morales, explicó como razón para no anunciarse en la revista: “Ustedes son muy duros con La Maestra en sus caricaturas”. Se refería a Colibrí, suplemento humorístico dirigido por Francisco Javier Portillo Ruiz, y la caricatura de Alán en la portada del número 165, de abril de 2007. Años después el buen Fernando Macías demostró que él acataba una orden superior y se reivindicó con Forum desde otras dependencias públicas.

4. Finalmente, el boicot publicitario orquestado hasta el detalle por Maximiliano Cortázar Lara e Irma Pía González Luna en contra de la revista Forum durante 2009 y 2010 y que provocó la desaparición de la edición física, a pesar del generoso apoyo recibido de los lectores y la comunidad periodística tanto de carácter económico y en especie de los periódicos Síntesis y la revista Contralínea, como informativo y de comentario. Incluso la Asamblea de Representantes del Distrito Federal emitió un punto de acuerdo y el inolvidable Luis Sánchez Aguilar informó al pleno de la Cámara de Diputados.

Cuando Alejandra de la Sota, posteriormente avecindada en la exclusiva Lomas de Chapultepec, levantó el boicot publicitario del gobierno de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa en contra de la revista mensual Forum, ya era demasiado tarde.

Comparto esta experiencia sin eludir que el nuestro fue un caso dentro de una decena de revistas entre las que se encontraba Proceso y Contralínea, noticiarios como Radio Monitor y diarios como La Jornada y Monitor, pero Forum encabezaba la lista y todos los directores de Comunicación Social de Felipe Calderón portaban una tarjeta con el listado de los medios boicoteados para no equivocarse.

Un comunicador del gobierno federal todavía en activo, hizo el favor de darnos la primicia: “Parece que tu cabezal está proscrito. No sé si es de Gobernación o de Los Pinos”. Así, como en los peores tiempos de la Guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Y todo por una caricatura de Alán en la portada que presentaba a Juan Camilo Mouriño en el papel de Ícaro, pero claramente cubierto con una tanga. ¡Tanto lo adoraba Felipe Calderón! Recuérdese el funeral de Estado que le organizó al funcionario que muchos recuerdan por sus corruptelas, enriquecimiento súbito y las frivolidades sin límite.

Para concluir, los periodistas no somos por lo general buenos empresarios y administradores. Las excepciones que confirman la constante, son colegas exitosos en el plano de la economía y de la fama, aunque cada vez más impugnados y hasta abandonados por sus audiencias.

En Forum y ahora en Forum en Línea nos preocupamos y ocupamos centralmente por la independencia del medio respecto a todos los poderes institucionales y fácticos, por nuestro quehacer propiamente dicho y menos por una plataforma económica sólida y de largo aliento, pero no es poca cosa perdurar a lo largo de tres décadas, aunque sea en condiciones económicas demasiado precarias. (24-II-21).

 

 

Pin It