Seis décadas de la consigna que aún guía a Cuba

 

“...no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos

la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte. Sólo que

 ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir

patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡Patria o muerte!”. Fidel Casto Ruz.

 

José Luis Ortiz Santillán

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La pandemia de covid-19 parece haberle robado el aliento a la humanidad y muchos de los problemas de convivencia entre los pueblos olvidados. Sin embargo, si bien los médicos cubanos y las brigadas médicas cubanas han sido llamados por muchos países para auxiliar a su población, el gobierno de Estados Unidos no ha dejado de endurecer su política de aislamiento hacia Cuba, impidiendo la adquisición de equipos y medicinas.

 

Sin duda alguna, después del acercamiento del gobierno de Barack Obama hacia Cuba, todos esperábamos el fin del bloqueo; sobre todo, porque en la Organización de las Naciones Unidas casi todos los países han condenado el bloqueo contra Cuba; no obstante, jamás imaginamos que un presidente de la ultraderecha llegaría a la Casa Blanca, para hacer retroceder los avances en la distensión de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

 

Precisamente, a lo largo de la historia, la radicalización de la Revolución cubana y el enfrentamiento entre ambos países ha sido producto de las agresiones sistemáticas de Estados Unidos hacia Cuba. Este 4 de junio pasado se cumplieron 60 años del sabotaje del gobierno de Estados Unidos al vapor francés La Coubre, el 4 de junio de 1960; el cual llegaba a La Habana con armas procedente de Bélgica; pero también, el 5 de junio pasado, marcó el nacimiento de la consigna de la revolución cubana: ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!

 

Junto con el nacimiento de esta consigna de la Revolución cubana, también nació ese día una histórica fotografía de Ernesto el Che Guevara, que ha recorrido al mundo. Se trata de una imagen tomada por el fotógrafo Alberto Korda al Guerrillero Heroico, durante los funerales de más de 100 muertos que dejó el sabotaje, el cual, además, provocó 34 desaparecidos y 400 heridos.

 

            La ira del pueblo cubano y sus dirigentes por ese hecho, llevaron a Fidel a dibujar esa histórica consigna, la cual numerosos revolucionarios en la lucha guerrillera en las zonas urbanas y montañas, en las cárceles, hicieron suya: ¡Patria o muerte! ¡Venceremos! Pero también, fue el desprecio a la Revolución cubana por parte de Estados Unidos lo que empujó a Fidel a radicalizar la Revolución; preciadamente durante la invasión de mercenarios estadunidenses a Playa Girón, en la Bahía de Cochinos, el 16 de abril de 1961, fue el momento en que Fidel declaró el carácter socialista de la revolución, para que los combatientes que fueran a la lucha supieran porque daban sus vidas.

 

            Hoy, los tiempos han cambiado, aunque los detractores contra la revolución cubana se multiplican, también sus defensores y admiradores dan la batalla por el ejemplo de humanismo y prosperidad que ha significado una revolución ahogada, en medio de un bloqueo económico estadunidense que pretende evitar que su ejemplo se multiplique y que su deteriorada hegemonía en el mundo occidental se pierda definitivamente.

 

Ahora son los guerrilleros de la salud cubanos quienes muestran al mundo la grandeza de la revolución, combatiendo al ébola y al covid-19, son sus ingenieros y profesionales, sus científicos, los que aterrorizan a un gobierno estadunidense cuyos aires imperialistas no han dejado de fortalecerse, pese al deterioro de su economía y a la pérdida de influencia en el mundo frente a China y la Unión Europea.

 

Quizá uno de los mejores homenajes a Fidel, a Camilo Torres, a Celia Sánchez y todos los que dieron su vida por la revolución hasta hoy, ha sido la contribución de las brigadas médicas cubanas en la lucha contra covid-19. Precisamente, los medios señalan el reciente regreso a Cuba de la primera brigada médica cubana del Contingente Henry Reeve que llegó a Italia, la cual partió de la ciudad de Milán, donde fue despedida por representante de la región de Lombardía, la Embajada de Cuba en Italia, el Movimiento de Solidaridad con Cuba y los cubanos residentes en Italia, quienes se sienten orgullosos de formar parte de ese pueblo y añoran ver las palmeras de su patria moverse al son de los vientos de libertad con que vive su pueblo.