Sonora querida, con los buitres de Lily Téllez
al acecho; ¿buscan otro Guillermo Padrés?

Teresa Gil / Libros de ayer y hoy
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sonora está en la mira de los ambiciosos en este momento, para seguir saqueando. PRI y PAN tratan de hacer cuentas alegres, en un estado en el que Morena los superó en votación el 2018,  tanto en municipios como en el Congreso local. Pese a su devastación en muchos sentidos, Sonora sigue siendo para algunos un estado perfecto. Con una frontera de 568 kilómetros que la une para bien o para mal con Estados Unidos a través de Arizona, la entidad tiene una larga rivera, un mar casi propio, el de California, también llamado Mar de Cortés, que baña sus playas hasta Sinaloa; valles prósperos, montañas de ricos minerales y hasta un desierto, el de Altar. Ahora se avizora la riqueza que traerán los yacimientos de litio. No es raro, entonces, que la ambición se despunte en cada antesala de elecciones y hasta los personajes más superfluos como la senadora Lily Téllez crean que pueden gobernarlo. De donde le salió lo política a dicha mujer es un misterio. Su periodismo,  adscrito al sistema empresarial y concepción de Televisión Azteca, mostraba en forma permanente sus fisuras. El más famoso que ella utiliza como heroína ante criminales, es el del asalto que sufrió de un grupo empistolado que la atacó en tiempos de Cuauhtémoc Cárdenas en la Ciudad de México. Lo que no se dice en su currículo es que la televisora se había enfrentado con el gobierno capitalino en el caso del asesinato de Paco Stanley y que Téllez había llamado al procurador Samuel del Villar, “encarnación del mal”. Todavía como senadora de Morena señaló que el crimen estaba impune. En aquel tiempo la experta en  medios e investigadora de la UNAM y colaboradora de Proceso Florence Toussaint, definió el periodismo de la señora Téllez al señalar que: “La conductora editorializa, acusa, juzga y condena a las autoridades. Y todos sus entrevistados apoyan su versión; nadie, ni siquiera un peatón cualquiera, habla  a favor del caso”. La indignación de sectores progresistas y de la izquierda, obligó a la televisora a cambiar su enfoque y los empleados de Ricardo Salinas Pliego y adláteres de Téllez, aparecieron con entrevistas serviles y consecuentes para borrar el entuerto. Un mal periodismo el suyo, sin pruebas, señalador, como la propaganda que usa a diario su nuevo partido, el PAN. Van a hacer buena mancuerna en sus ambiciones.

El país siempre en manos de unos pocos; Sonora, rico botín

Si se analiza la historia de este estado prodigioso, uno va a ver siempre los apellidos repetidos, las mismas familias o cercanas y el acecho constante de quienes se creen herederos o de familiares postizos para seguir horadando lo que debería ser de todos. Un  solo partido gobernó casi todo el siglo XX y lo siguió gobernando hasta el 2009 y ahora ocupa el poder de nuevo con la única mujer que ha gobernado el estado. Es la heredera de otra política que ocupó puestos legislativos, municipales y vivió del presupuesto sonorense décadas y décadas. Quizá la familia de esta gobernadora se prepara para seguir el camino. Creado formalmente por la primera Constitución que hubo en México, la de 1824, fueron alrededor de 35 los gobernantes que con diferentes denominaciones y tiempos usaron el rico poder del estado. Los apellidos Bustamente, Escalante, Gaxiola, Gándara, Urrea, Almada, Pesqueira, etcétera, se reproducen y aparecen en calles, instituciones, escuelas, como una extensión de su presencia. En el siglo pasado los partidos pasaban de un nombre a otro y ya desde 1915 estuvo en el gobierno el que fue líder de la Revolución mexicana,  Plutarco Elías Calles con el Partido Liberal Constitucionalista que ejerció el poder con cinco gobernantes para llegar al Partido Nacional Revolucionario que fue utilizado seis veces y el Partido de la Revolución Mexicana dos veces, una de ellas con uno de los gobernadores nombrado por Elías Calles, el bajacaliforniano Abelardo L. Rodríguez. En 1948-49, empieza la lista de 15 gobernadores con las siglas que usufructúan el color de la bandera, Partido Revolucionario Institucional (PRI), que aún gobierna en este momento. Solo  interrumpió su dominio en 2009-2015, con  la controvertida gubernatura del panista Guillermo Padrés encarcelado tras investigaciones turbias en su contra. Su llegada fue un traspié trágico priista con el terrible incendio de la guardería ABC en donde murieron 48 niños y otros quedaron afectados. En este lapso se han preparado nuevos parientes, la hija de uno de esos exgobernadores Manlio Fabio Beltrones, entre ellos y el PAN está buscando dar la misma sorpresa que con Padrés con  algunos de sus miembros quizá en una desangelada Lily Téllez que podría ser utilizada por el PAN, después de que la señora fue desechada por Morena donde no era bien vista.

Borremos lo impío con canciones de compositores sonorenses                          

Mientras el poder se dirimía y dirime entre unas pocas familias, casi siempre de gente poderosa, los creadores sonorenses daban la pauta a un mundo musical y muchos ignoran que famosas canciones que llenan los cancioneros impresos, son de compositores sonorenses. Siempre, como adalid, se menciona a Rodolfo Montedónico creador del famoso vals Club verde. La canción Sonora querida se le atribuye desde tiempo atrás al expresidente de México Adolfo de la Huerta quien  fue, además de otros oficios, músico y compositor. De todos los presidentes de la etapa revolucionaria fue el único que sobrevivió largo tiempo. Además de  que se le recuerda como un hombre honesto. Murió en 1955 y está enterrado en la Ciudad de México. Entre otras canciones famosas en el país y algunas en el mundo y que la gente ignora que son sonorenses, se encuentran: Esta tristeza mía, Con mis propias manos, Renunciación, Tu camino y el mío, Yo quiero ser, El moro de cumpas, Desolación, Si acaso vuelves, La yaquecita, Mis ojos me denuncian y Échale un cinco al piano, entre otras. Una, famosa a nivel mundial, de cuyo autor no existe memoria en las sociedades de música, es La barca de Guaymas, una de las más bellas canciones que se han escrito. Reproduzco parte de su letra:

Al golpe del remo se agitan las olas
ligera la barca
al ruido del agua se ahonda mi pena
solloza mi alma
Por tantos pesares mi amor angustiado
llorando te llama
y te hallas muy lejos y sola muy sola
se encuentra mi alma
cansado viajero que tornas al puerto
de tierras lejanas
extraño piloto condujo tu barca
sin vela y sin anclas.
De qué región vienes
que has hecho pedazos tus velas tan blancas
y tornas al puerto de nuevo
trayendo la muerte
en el alma
Yo soy  el marino
que alegre de Guaymas salió una mañana
llevando en mi barca como ave piloto
mi dulce esperanza,
por mares ignotos mis santos anhelos
hundió la borrasca
por eso estoy triste y vengo
trayendo la muerte en el alma