100 días de capitalismo con rostro humano

José Luis Alonso Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Con el triunfo, en las urnas, de más de 30 millones de mexicanos, entre ellos millones de trabajadores asalariados, los partidos neoliberales, PRI y PAN, y sus acciones depredadoras, han retrocedido, pero no han desaparecido.

El nuevo gobierno, democrático y progresista, ha realizado decenas de acciones de recuperación del nivel de vida de millones de mexicanos, principalmente, al menos en la teoría, de los más pobres y abandonados.

El informe presentado por el presidente no deja lugar a dudas de que está dispuesto a cumplir con los compromisos hechos en campaña y recientemente ratificados en sus conferencias de prensa, y en sus mítines, realizados en todos los estados del país.

Pero no se piense que va encaminado hacia el socialismo, es decir, a la expropiación de los principales medios de producción, a la construcción de un poder popular basado en los consejos de obreros, de campesinos y de organizaciones populares, y basado en el armamento de todo el pueblo para defender sus conquistas.

No. Los medios de producción, el capital financiero, los bancos, las empresas mineras, los grandes centros comerciales, las líneas aéreas, las empresas turísticas, los centros de educación privada y las mejores tierras de cultivo, para mencionar sólo algunas de las principales riquezas de este país, seguirán en manos de los oligarcas, nacionales y extranjeros. La Guardia Nacional será garante, en primer lugar, de la gran propiedad privada de los capitalistas, y, en segundo lugar, de la seguridad pública.

Muchos de los oligarcas, a través de sus representantes, tienen el mando en muchas de las instituciones del nuevo gobierno federal, y se mantienen en muchos gobiernos estatales y municipales. Han infiltrado al partido-movimiento en el poder, es decir, a Morena, y se van apoderando de candidaturas para estar en los congresos locales y en los nuevos gobiernos estatales y municipales. Algunos están vinculados con el crimen organizado y no piensan abandonar el jugoso negocio del narcotráfico. La lucha contra la corrupción y la impunidad no alcanza a ninguno de estos personajes. No ha caído ningún pez gordo.

Los socialistas y comunistas mexicanos, de viejo cuño, se mantendrán fieles a su tarea de crear conciencia de clase entre los trabajadores, construir su organización partidaria y no retroceder en lucha cotidiana contra los capitalistas; pero su mejor logro estará en participar en vinculación estrecha con las luchas de los socialistas y comunistas de todo el mundo, convencidos de que el socialismo debe construirse a nivel mundial para garantizar su triunfo y avance hacia el comunismo.

Por eso, en lo inmediato, deben multiplicarse las acciones de solidaridad con los países agredidos por el imperialismo norteamericano, como con la Venezuela bolivariana, con la Cuba revolucionaria y con la Bolivia pluricultural. Este capitalismo nuestro, con rostro humano, con justicia social y con respeto a los derechos humanos, no va a reprimir, como antes, las acciones solidarias e internacionalistas. Así que no hay nada que nos impida mantenernos en las calles y frente a la embajada yanqui.

 

 

Apagones, corrupción, amenaza y diálogo

José Luis Alonso Vargas / Hacia la construcción de la patria grande
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

I. Tal y como lo pidió el sábado 9 de marzo, el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, el pueblo venezolano ha enfrentado con mucho coraje revolucionario las nuevas maniobras en su contra. El mandatario denunció ante una marcha antimperialista del pueblo, que el país fue víctima desde el pasado jueves de una de las mayores agresiones en 200 años de soberanía nacional, pero el gobierno en pleno trabaja para solucionar las afectaciones causadas por un sabotaje cibernético que dejó sin electricidad a 18 de los 24 estados y generó daños en las telecomunicaciones.

La alcaldesa de la capital de Venezuela, Erika Farías, afirmó a Tele Sur el domingo 10 que el “pueblo ha respondido en paz y se va a mantener en paz”, a lo que añadió que la reanudación de la energía será progresiva. Detalló que las autoridades se encuentran desplegadas atendiendo las distintas contingencias en la ciudad capital, garantizando el suministro de agua y alimentos con prioridad para la red de hospitales públicos.

Mientras, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana puso a disposición del pueblo sus recursos y, de acuerdo con declaraciones a Venezolana de Televisión de Vladimir Padrino López, ministro del Poder Popular para la Defensa, por instrucción del presidente Nicolás Maduro inició un sistema de reconocimiento de las líneas de transmisión y ocupó todas las subestaciones eléctricas del país para resguardar la seguridad.

La guerra eléctrica sería un nuevo capítulo de la agresión que lleva adelante la extrema derecha, cumpliendo los designios de Estados Unidos, ya que sólo tres minutos después del apagón, la cuenta de Twitter de Marco Rubio anunciaba exultante el siniestro. También se pronunció Mike Pence, quien anunció además que lo siguiente sería la caída de Maduro.

El sábado, cuando se había restablecido en 70% el servicio, de nuevo se produjo otro apagón, lo cual verificaba que los ataques cibernéticos provenían del extranjero y que estarían ayudados por agentes internos. Ya se toman las medidas para blindar el sistema informático del cual depende el servicio eléctrico y se avanza en garantizar su calidad.

En América Latina también se denunció el ataque. El presidente cubano Miguel Díaz-Canel catalogaba de sucio hecho terrorista el ataque al sistema eléctrico nacional de Venezuela. Desde su cuenta de Twitter denunció que el siniestro busca alentar una intervención armada en el país de Bolívar. Evo Morales, presidente de Bolivia, por su parte, lo tachaba de cobardía y advertía acerca del efecto de las sanciones injerencistas por parte de la administración Trump.

El gobierno de Donald Trump, influido por poderosos lobbys del estado de Florida e intereses mercantiles como los de la petrolera Exxon Mobil, entre otros –interesados en ponerles las manos a las inmensas riquezas y recursos de Venezuela– ha escalado la política de hostilidad y ha declarado abiertamente su intención de remover del poder al gobierno legítimo de Venezuela.

II

El séptimo juzgado penal de Lima, en la capital peruana, ordenó levantar el régimen del secreto bancario a Hiro, Sachi y Kenji Fujimori, hijos de Alberto Fujimori, expresidente de Perú (1990-2000), que cumple una pena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, informaron el sábado medios locales. La solicitud por el cese del secreto bancario fue planteada por el fiscal Eduardo Cueva, quien investiga presuntas transferencias irregulares de dinero desde Japón a la empresa Logística Integral Marítima Andina SA (LIMASA), propiedad de los Fujimori. En la investigación abierta desde febrero de 2017, los hermanos Fujimori son investigados por presuntos actos de conversión y transferencia, además de ocultamiento y tenencia.

III

El excomandante guerrillero Jesús Santrich denunció que existe un plan para su eliminación física dentro o fuera de la cárcel, trascendió hoy a la opinión pública en Bogotá.

Santrich aseguró que se ha enterado por fuente creíble de graves situaciones que atentan contra su vida, su integridad y su libertad, urdidas por los enemigos de la paz de Colombia.

Así se manifestó en las últimas horas Seuxis Paucias Hernández Solarte (alias Jesús Santrich) en carta enviada desde la cárcel La Picota de Bogotá a la Misión de Verificación de la Organización de las Naciones Unidas, a los países garantes de la paz y a los partidos de la bancada Alternativa en el Congreso.

Manifestó el dirigente de las FARC (partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) que los planes en su contra contemplan tres direcciones.

La primera es evitar que se le otorgue la libertad, para la que acudirían a nuevos montajes, con nuevas incriminaciones y obstrucciones al debido proceso, explicó.

La segunda vía que refiere Santrich es extraditarlo a Estados Unidos de forma arbitraria, independientemente de las decisiones de la Jurisdicción Especial de Paz, en un contexto además de declaraciones virulentas en su contra expresadas por figuras del gobierno.

Expresa el antes negociador de la paz que la tercera dirección que incluye el mencionado plan es su asesinato dentro o fuera de prisión, por lo que tomó la decisión de no ingerir más alimentos preparados por la penitenciaría, en la que dice se mantiene recluido en una celda de aislamiento.

Indica Santrich que conoció que los implicados en reciente montaje para desprestigiar la Justicia de Paz en días anteriores realizaron acciones para simular una fuga suya de la cárcel.

Por todo lo anterior en la misiva el exjefe guerrillero le pide a la Misión de Verificación de la ONU en Colombia gestionar con organismos humanitarios para que le suministren alimentos enlatados o sellados que den garantía de su no manipulación por personas distintas a él.

“Alerto sobre estos planes y solicito reunión urgente con ustedes a fin de analizar integralmente los riesgos y tratar de impedir que se concreten mayores golpes a la ya maltratada implementación del Acuerdo de Paz”, concluye Santrich.

Según el abogado y defensor de los derechos humanos Alirio Uribe, ante la grave denuncia de Santrich urge que la Misión de la ONU en Colombia se reúna con el presidente Iván Duque en la búsqueda de las garantías requeridas.

Jesús Santrich fue encarcelado por la fiscalía de Colombia hace 11 meses a pedido de Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico y solicita su extradición.

El partido de las FARC ha denunciado que su arresto responde a un montaje fabricado para desprestigiar a los líderes de la exguerrilla y atentar contra la implementación de la paz.

IV

El gobierno de Nicaragua reiteró el lunes 11 de marzo, a través de un comunicado, el compromiso del Estado de continuar desarrollando las sesiones de trabajo del diálogo nacional, que sostiene con la oposición desde el pasado 27 de febrero.

La delegación del gobierno de Nicaragua en la mesa de negociación, para la búsqueda del entendimiento y la paz, se presentó de manera responsable a las 10 de la mañana de este lunes en las instalaciones del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, tal como establece la hoja de ruta acordada entre ambas partes, proclama el escrito en su introducción.

Desde la tarde del domingo, medios de la derecha nicaragüense se hicieron eco de una declaración de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, representante de la oposición en las pláticas, que condicionaba su presencia en el diálogo a partir de este lunes.

El Ejecutivo recordó que el pasado sábado presentó de manera pública los Puntos de Agenda (cinco) para la mesa de negociación.

Tras repasar los aspectos divulgados en esa oportunidad el gobierno insiste en que “todos los temas importantes están sobre la mesa para asumir la responsabilidad de seguir conversando, consensuando y estableciendo cronogramas de trabajo”.

La delegación gubernamental, encabezada por el canciller Denis Moncada, reiteró que la mesa de negociación para la búsqueda del entendimiento y la paz entre los nicaragüenses se estableció sobre la base de confianza, respeto y buena voluntad, principios que considera deben prevalecer.

De lo contrario, afirma, “se estaría golpeando la esperanza de los nicaragüenses el derecho de las familias de nuestro país a alcanzar la seguridad, la estabilidad, la paz y la prosperidad”.

Reiteramos el compromiso invariable del gobierno de reconciliación y unidad nacional de propiciar todas las condiciones para llegar a acuerdos sobre la reconciliación, la estabilidad y la paz en nuestro país, concluye el comunicado firmado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua.