Los que quieren regresar al saqueo

Teresa Gil / Libros de ayer y hoy
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Todos esos que envalentonados le dicen a AMLO que se vaya, recibieron una respuesta puntual del mandatario la mañana del 9 de marzo,  cuando les recordó que ya falta poco para que se someta a consulta su permanencia o no, en el poder. (en 2021) . Es claro y congruente porque la propuesta de esa consulta, la hizo él. Lo que ignoran esos que engallados creen que sus deseos se pueden cumplir, olvidan que la del actual gobierno ha sido una de las votaciones más grandes de toda la historia electoral en México y que los que quieran regresar al saqueo y continuar el  hundimiento del país, se van a topar con frenos. En todo caso, serán  aquellos votantes del primero de julio de 2018, los que tomen la decisión. No hay que rebasar niveles. Que su partido le ha estado fallando ¿y qué?, Morena no son  los 30 millones. Nadie se chupa el dedo que ante las demandas legítimas de las mujeres mexicanas, hay quienes se han incrustado para utilizar el movimiento y pujar hacia una defenestración del mandatario. Lo hacen incluso con métodos violentos, bombas molotov como lo vimos el 8 de marzo y destruyen  y saquean con la única forma de exhibir la verdadera intención de sus mandantes. En México utilizar una causa justa es lo común. Hay quienes se apoyan en los indígenas, en los niños de la calle, en los migrantes y ahora muy exhibido, el uso del feminismo, (sin que sea general) para aprovechar a la mujer como prenda utilitaria.

Gran pérdida por el paro: 34 mil 571 millones sin nosotras

En el anochecer del día del paro, las noticias eran escuetas. Lo que más circuló fue la cantidad de 34 mil 571 millones de pesos en pérdidas por ese paro, según el BBVA. Hubo algunas encuestas y en las redes se estuvo informando a nivel personal las impresiones de cercanía. En general se hablaba de mayoría de mujeres trabajando en lugares comunes y la avalancha de declaraciones de otras mujeres sobre todo privilegiando el acontecimiento, sin que se conociera una posición feminista anterior, de parte de ellas; Salma Hayek, Kate del Castillo y otros personajes de ese tipo. Los que han estado picando piedra desde el inicio de este sexenio, han ido de menor a mayor y de las bombas molotov que se tiraron el día 8, se anunciaban para el día 9 algunas sorpresas. Beatriz Gutiérrez Müller esposa de AMLO, denunció a Facebook por censura al desaparecer el video de la bomba molotov que se tiró al palacio presidencial. En general privó el regodeo de hombres venidos a feministas, y de mujeres de medios hablando del paro, sin que los avalara una obra permanente.

La tentación es grande pero peligrosa

Quienes navegan por el mar de la tentación están cayendo en un peligro que se les puede revertir. Así le pasó a San Antonio Abad, fugado del mundo, cuando retirado en una ermita, vio pasar ante sus ojos las más deslumbrantes tentaciones y estuvo a punto de caer en ellas. Aparecieron los más disímbolos personajes y el diablo insistente en su persecución, mujeres bellas, reinas incluso, como la de Saba, y monstruos terribles que lo acosaban. Todo eso estuvo a punto de causarle la muerte. La tentación de San Antonio (Editorial Bruguera, Barcelona, 1975) es un extraordinario libro de Gustave Flaubert respecto al cual siempre se repite que él lo consideraba el libro de su vida y que encierra en el fondo como dice uno de los prologuistas de su obra, Julio C. Acerete, que “la continua tentación de San Antonio, no es otra cosa que la doble fascinación del cristianismo por la suntuosa  fantasmagoría de su pasado y por las ilimitadas esperanzas de su fe en el porvenir del más allá, de la realidad de un presente inmediato”. Como lo hacen los que conspiran contra el actual gobierno. Para unos el libro clave de Flaubert, es una novela, para otros un poema fantástico,  pero como escrito tardó mucho en realizarse y fue cambiado y reducido tres veces. Flaubert que consideraba ese, el pináculo de su carrera, informó cosas que nos hubieran dejado huérfanos de sus obras, como el hecho de que en el fondo publicar sus libros no le interesaba tanto como escribirlos y que Madame Bovary se publicó gracias a que su madre insistió. En el de San Antonio hubo un retraso de muchos años y finalmente se publicó en 1874. Flaubert murió seis años después, a los 59 años.

 

 

¿Enfrentados? Siempre lo hemos estado

Teresa Gil / Libros de ayer y hoy
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los que insisten en que México es un país enfrentado en este momento, han olvidado la historia y el continuo enfrentamiento que ha habido desde la época prehispánica. Ahora dicen  que este gobierno, con la fraseología singular que tiene el jefe del Ejecutivo, ha ofendido, agredido y generado una desunión en el país que se capta en lo que está ocurriendo. Vano análisis cuando a lo largo de los años recientes vivimos los pleitos internos en el PRI, las salidas apabullantes del PAN –Felipe Calderón  entre ellos–, las ridículas aseveraciones de Vicente Fox mientras tomaba decisiones persecutorias (el desafuero), que signaban como represivo su gobierno y fijaban posturas de enfrentamiento sobre todo con la izquierda que se expresaron en fecha reciente con la caída estrepitosa de varios partidos. La diferencia de pareceres fue lo que marcó las elecciones de julio de 2018. En la obra de teatro Códice Tenoch del dramaturgo Luis Mario Moncada se describe en una alegre sátira de la época prehispánica, todo el enfrentamiento que separaba a los grandes señores del valle de Tenochtitlan. Presentada en Inglaterra en los 500 años del nacimiento de Shakespeare y más tarde en el Cervantino y por la Compañía Nacional de Teatro, la obra –con el nombre Un soldado en cada hijo, frase de un  símbolo, el Himno Nacional–, exhibe que el distanciamiento de posiciones e intereses –y más tarde de ideologías–, no es propio de épocas  recientes, sino parte de un ser humano que tiene diferentes formas de pensar. La llegada de los españoles acentuó muchas diferencias de aquellos poderíos y los invasores se volcaron sobre ellos en  franca disparidad. Los siglos que dominó España, la lucha de Independencia con sus respectivos desacuerdos y las etapas posteriores que se vuelcan sobre todo en el siglo XIX, ponen en evidencia las posturas políticas diversas que ya afloraban, el liberalismo y el conservadurismo, con  sus respectivos personajes y acontecimientos.

Enfrentamientos a montón en el siglo XX, huelgas, marchas, paros…

México ni siquiera se unificó en la Segunda Guerra Mundial cuando muchos países cedieron sus descontentos para enfrentar al enemigo. Nuestro representante el Escuadrón  201 apenas si figuró.  Pero el siglo XX en su primera década se inició con  un enfrentamiento crucial que dio la vuelta al mundo, nada menos que  nuestra Revolución mexicana, enfrentando al pueblo contra una dictadura que llevaba alrededor de 30 años. La historia de esa debacle fue larga y dolorosa y los propios líderes se enfrentaron y se habla de muertes entre ellos. Después, con la llamada revolución institucionalizada llegaron las divergencias –desde 1919, el Partido Comunista Mexicano, PCM, ya tenía su propia posición frente a los liderazgos–, las huelgas, las traiciones para acogerse al poderoso partido que había surgido y la creación de una figura unipersonal que redujo el vasallaje al presidente. El que no lo rendía, estaba enfrentado. Larga es la historia de luchas, de maestros, médicos, obreros, de encarcelamientos, persecución y muerte. El enfrentamiento ha sido continuo y en las décadas recientes se expresó de una manera más cruda pero a veces silenciosa, muerte incluso de candidatos, periodistas y dirigentes, que ha  tenido el sello del anonimato aunque para algunos las evidencias son claras. Siempre, pues, por desgracia, el país ha estado enfrentado, dentro y fuera  del poder. Es absurdo por lo tanto, hablar de que actualmente se genera el enfrentamiento, cuando las diferencias nos han tenido divididos desde siempre.                                            

Mitos de Ermilo Abreu Gómez con seres buenos y malos algunos enfrentados

La Jornada semanal, el suplemento cultural del diario La Jornada, le dedicó el 23 de febrero su número al escritor, maestro, miembro de la Academia  Mexicana de la Lengua y militante de izquierda, el yucateco Emilio Abreu Gómez. Yo recuerdo la excelente visión  que se tenía de él en el PCM y el orgullo que sentían sus militantes de que estuviera cerca del organismo un hombre tan lleno de méritos y aportes. Dentro de la amplitud de su obra, dedicó libros a la juventud y uno de ellos es Leyendas y consejas del antiguo Yucatán (Biblioteca joven Fondo de Cultura Económica, 1985) en cuya edición también participaron el Crea y la SEP. Alguna vez hemos hecho mención de este ilustre hombre que ahora es rescatado con la intención de que sus bellos cuentos y leyendas y todos sus libros, vuelvan a conmover a un sector que lo leía hasta que murió en 1972. El libro mencionado se divide en tres partes, Héroes Mayas en el que destaca Canek que es una de sus obras clásicas, un poema en prosa, sobre el guerrero que enfrentó a los españoles en el siglo XVIII. La segunda parte es sobre leyendas y consejas y la tercera en especial sobre las Leyendas del Popol Vuh. De su segunda parte hemos revisado la mitología de Yucatán, bellos y pequeños relatos del origen de la península maya, sus personajes y sus características, como un génesis mexicano donde existen un paraíso con un dios protector y un infierno con dos demonios uno malo y otro paradójicamente bueno. Toda la descripción es poética;  se menciona la historia de Kukulcán la serpiente con alas que perdió su emplumado por retar al sol. Ya los profetas vaticinaban entonces que alguna vez iban a llegar al país “hombres de trapo, jinetes en peces grandes...”. Va algo de la historia del Sol y la Luna y sin  ánimo de hablar mal de las mujeres, cuando se refiere a la Luna como una coqueta: “Al Sol le gustaba la música y la poesía y era aficionado a la caza. El Sol y la Luna fueron amantes, pero ésta tuvo siempre inclinaciones licenciosas”.