Acoso psicológico

Abigail Bello Gallardo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Facebook: Abigail Bello Gallardo     Twitter: Abigail Bello Gallardo

Xalapa, Veracruz. El acoso psicológico, es un fenómeno que puede ocurrir en las relaciones de pareja, entre “amigos”, familiares, en el trabajo o en la escuela (Leer en: https://psicologiaymente.com/social/acoso-psicologico-senales-alarma).

En el acoso psicológico aparecen ofensas verbales, críticas constantes, amenazas e intimidación, así como tácticas más sutiles como provocar temor, vergüenza y culpa en la víctima.

El diccionario de la lengua española define acoso psicológico como “un trato vejatorio y descalificador hacia un individuo, con el objetivo de desestabilizarlo psíquicamente”.

Dicho de otro modo, lo que pretende el acosador psicológico es dañar la dignidad, y denigrar la integridad moral, de la víctima.

El acosador (a) psicológico actúa de acuerdo con sus intereses, siempre imponiendo su voluntad.

Esta clase de ataques pueden quedar disimulados por la ausencia de agresiones físicas.

Estudios muestran que el acoso psicológico tiene efectos muy negativos para los individuos: deterioro de la salud física y psicológica, ansiedad, problemas para dormir, falta de concentración, entre otros efectos.

El acoso psicológico provoca en la víctima estrés, depresión e incluso adicción a sustancias psicoactivas, y, en muchos casos, no es plenamente consciente de que está siendo humillada.

En casos extremos el acoso psicológico continuado puede terminar en suicidio.

Lo que caracteriza al acoso psicológico es que los actos de acoso se van repitiendo a lo largo del tiempo y de manera progresiva, lo que causa en la víctima una gran impotencia, incertidumbre y una pérdida de autoestima y confianza en sí misma.

Aunque la figura del acosador suele asociarse a los varones, estudios muestran que, tanto hombres como mujeres se acosan mutuamente con tasas iguales.

Señales del acoso psicológico

Uno de los escenarios más frecuentes de este tipo de violencia o abuso son las relaciones íntimas (como la pareja) pero puede darse en otras situaciones, por ejemplo, en la escuela (Bullying) o en el trabajo (mobbing). Ejemplos de acoso psicológico:

* El acosador se centra en las cosas negativas e infravalora las positivas de la víctima. Sólo señala los defectos y desprecia.

* El acoso psicológico incluye la humillación y ridiculización en público, aunque el acosador a veces ni es consciente del daño que hace, pues lo hace como broma.

* El acosador (a) humilla a la víctima a través de la red. El ciberacoso surge con la irrupción de las nuevas tecnologías, y no es más que el acoso psicológico a través de la red.

* Estar cerca de esa persona produce a la víctima malestar o ansiedad, llegando incluso a evitarla. Este comportamiento es un intento de evadir situaciones desagradables.

* El acosador (a) puede acusar por cosas de las que no se es culpable. Por ejemplo, por el mal comportamiento de los hijos.

* El acosador amenaza con hacer daño. Aunque no tiene por qué producirse violencia física en este tipo de acoso, sí que es frecuente que el acosador amenace con lastimar a la persona y a los seres queridos, por ejemplo, a la mascota, familia, hijo, etcétera.

* La autoestima es lo primero que se resiente, pues el acosador, puede lograr hacer sentir a la víctima que no vale nada.

* Frente a las personas a veces son cariñosos o considerados, pero a solas son crueles y desconsideradas, o viceversa. Estas conductas pueden confundir.

* El acosador produce daños a los objetos de propiedad. El daño físico no se lleva a cabo hacia la persona, sino hacia otras entidades. Por ejemplo, el teléfono celular, al tirarlo y romperlo contra la pared.

* El acosador (a) tiene como objetivo dañar la dignidad de la víctima, también intenta que los demás no le respeten. Por ejemplo, hablándoles mal de la víctima.

* El acosador puede emplear el sarcasmo o las burlas para desmoralizar o hacer que la víctima se sienta mal.

* Especialmente en el caso de la pareja, el acosador psicológico usa frases amenazantes como la siguiente: “Si haces eso, no me culpes si te dejo”. Así hace sentir mal. Ésta es una forma común de chantaje emocional.

* El acosador (a), dentro o fuera de casa, menosprecian los logros de la víctima.

* Se extienden dentro y fuera de casa rumores o falsedades para menospreciar y dañar la reputación e imagen de la víctima en la escuela, trabajo, etcétera.

* Especialmente en caso de acoso laboral, la opinión de la víctima no tiene ni voz ni voto y se le desprecia. Además, el acosador o acosadores no dejan que la víctima se exprese.

* En casos como el acoso escolar, se le aísla a la víctima del grupo y se le hace sentir diferente delante de los demás.

* El profesional de salud que diagnostica y trata el acoso psicológico es el psicólogo y/o el psiquiatra.

**********

En otro asunto, como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que las instituciones de salud en México, informen y eduquen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas rigurosas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.

Por último, les invito a ver nuestro programa de Internet Tv y radio digital Especialistas médicos al cuidado de su salud. Lo transmitimos por: www.emcs.com.mx; y vía Facebook por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; y por Twitter @Oficial_EMCS y por YouTube: Especialistas Médicos.