El crimen corporativo

Juan Ramón Jiménez de León
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A John Lennon, asesinado el 8 de diciembre de 1980

Apenas llegué a la Ciudad de Nueva York, se dio el evento del asesinato del popular cantante de la cuarteta de Liverpool, el cual se le atribuye a la CIA, dado que Lennon era uno de los lideres musicales que estaban contra la guerra de Vietnam, otros cantantes que murieron también en condiciones sospechosas fueron Janis Joplin, Jimmy Hendrix y el rey lagarto de The Doors, Jim Morrison, cuyo padre fue el encargado de inteligencia naval, encargado del incidente del Golfo de Tonkin que desató la invasión en gran escala de toda Indochina.

A partir de entonces, el estudiantado progresista de Nueva York se unió en una red llamada El Consorcio, cuya cabeza era Robert Kennedy Jr., profesor de Leyes de la Universidad de Pace. Este grupo estudiantil se instala en el piso 55 de las Torres Gemelas, donde se hacían reuniones para abordar y presentar cada uno, un tema de disertación y en la parte baja del WTC estaba entonces la GAO (General Accounting Office o Contraloría de la Nación), de donde obtuvo gran parte de la información del crimen corporativo.

Carlos Slim es el prototipo del criminal de cuello blanco más importante del país y no hay ni filias ni fobias, sino sólo prevalece el espíritu de la carta magna, del artículo 28 constitucional que prohíbe tajantemente los monopolios y las prácticas monopólicas, y desde que Carlos Salinas lo favoreció con la privatización fraudulenta de Teléfonos de México, todo se centralizó en el Distrito Federal.

En Sabinas, Coahuila, mi tierra natal, había una gran empresa telefónica Nacional y varias maquiladoras de telefonía y la ciudad de 50,000 habitantes de entonces, era conocida ya como la Ciudad Telefónica o Phone City. Al terminar el desarrollo industrial de alta tecnología, la ciudad decayó rápidamente y ahora es asiento de grupos criminales que se mueven desde Nuevo Laredo, Tamaulipas, distante 120 kilómetros, ahí en ese lugar atraparon y asesinaron al jefe zeta más sanguinario, Heriberto Lazcano (el Lazca), quien aliado a personajes locales instauró un reinado de terror, incursionando en la minería del carbón, por lo que desde entonces se le denomina narco-minería, pero también el trabajo forzado o narco-esclavismo de jóvenes preparatorianos egresados del CEBETIS local para utilizarlos en el tráfico minero, ganadero, carreras de caballos cuarto de milla, de casinos de internet y para lavado de dinero, y cuando aparentemente se había tranquilizado la región centro-norte aparecen ahora los herederos de Los Zetas, las Tropas del Infierno que amenazan todavía más salvajemente al norte del tercer estado más grande de México. Ya se están adueñando de nuevo de Piedras Negras donde está instalada la termoeléctrica más grande del país, que produce el 10% de electricidad nacional y que envía una cantidad indeterminada de electricidad a San Antonio, Texas, en un mercado negro muy sofisticado de electricidad con derivados financieros de alta escuela, impulsado entonces por ENRON, la séptima corporación energética más corrupta de Estados Unidos en la administración de George Bush II, que la Harvard Watch, donde participé con estudiantes de contabilidad de la UNAM y de Harvard para exponer lo que se llamó “La contabilidad creativa”.

Regresando a Carlos Slim, en mi artículo de investigación, todavía mantenido en la Red Voltaire de Francia, comandada por Thierry Meyssan y llamado Mr. Monopoly, le valió ser invitado a la reunión internacional de periodistas de investigación, financieros, militares, e intelectuales de todo el mundo, llamado Axis for Peace, llevada a cabo en 2005, en el Palacio de las Naciones de Bruselas, Bélgica. Por esas investigaciones recibí el Premio Nacional de Periodismo.

El origen de la fortuna proviene del mítico Francisco Villa, ya que su contador, Antonio Elías, al enterarse que el Centauro del Norte había sido asesinado huyó con su fortuna a la Ciudad de México y la invirtió en terrenos de La Merced, tiempo después se le unió un joven y brillante ingeniero de la UNAM, Carlos Slim, quien tiene de su yerno preferido a Arturo Elías Ayub. Telmex fue privatizada cuando tenía números negros y fue un fraude debido a que no se incluyó en su venta los activos de la empresa, no se consideró el cableado subterráneo de alambre de cobre mismo que representaba el 30% del valor de Telmex. Adicionalmente, el Congreso de Estados Unidos en audiencias públicas mencionó la liga de Carlos Salinas y Carlos Slim debido a la confesión de la alta ejecutiva de Citibank, Amy Elliot, quien habló de grandes cantidades de dinero provenientes de la Bolsa de Nueva York (NYSE), debido a operaciones especulativas prohibidas (Green Shoe) por la SEC (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) y que fueron a dar a las cuentas de Raúl Salinas.

Otro caso emblemático de corrupción corporativa son los bancos mexicanos quienes hacen una usura descarada y no regulada. Usura es la diferencia o spread en términos financieros, entre las tasas de interés pasivas, lo que pagan los bancos por las Afores por ejemplo, 5% anual, y lo que cobran los bancos por el uso de su dinero, en este caso el dinero plástico o tarjetas de crédito, que la tasa de interés activa ande alrededor de 100% con castigos, usos de cajeros automáticos, prestamos forzados, formulas actuariales con capitalización infinita de intereses.

Los bancos mexicanos, además evaden y eluden impuestos, lavan dinero abiertamente como es el caso del banco HSBC considerado el 4º grupo bancario más grande del mundo y que el economista de Estados Unidos, Lyndon Larouche, llamó el Banco del Opio, según su famoso libro llamado Dope Inc (Droga SA), ligado a las guerras del opio que se desataron en el siglo XIX contra China con el fin de hacerla adicta a las drogas y quitarle grandes territorios como fue el caso de Rusia que se adueñó del puerto de Vladivostok; el de Francia que se quedó con toda la península de Indochina (Vietnam, Laos, Camboya); de Alemania que se quiso quedar con el Tíbet; de Japón que se quedó con Manchuria, la región más rica en minerales y la península de Corea, posteriormente las perdió en la guerra nacionalista de China contra los nipones, y la intervención de Estados Unidos e Inglaterra en la Guerra de Corea.

Estados Unidos también se adueñó de la isla de Taiwán; Inglaterra, la gran instigadora de estas guerras, se quedó con la estratégica península de Hong Kong y sigue teniendo gran influencia subterránea sobre el manejo del yuan empatado con el dólar de Hong Kong y la bolsa de Hong Kong, la de Shanghái, la de Singapur y la de Sídney, están hermanadas en el llamado Circuito Dragón que es el segundo más importante del mundo que mueve mercaderías, monedas, acciones bursátiles y el mundo subterráneo de armas, patentes, drogas, tráfico de personas, internet oscuro, etcétera. Estados Unidos sólo tiene una influencia secundaria con la Bolsa de Tokio, la de Taiwán, la de Hawái, la de Corea del Sur y la de San Francisco.

Y México de una manera muy ingenua o perversa está cayendo en las redes criminales que pretenden despenalizar las drogas sin observar ni entender las Guerras del Opio de China de 1839 y 1842; el nacimiento del HSBC (Hongkong and Shanghai Banking Corporation), que en México se menciona como el banco lavador del chino Zhenli Ye Gon, del Chapo y de Enrique Peña Nieto entre otros que fueron mencionados en las llamadas “Filtraciones del HSBC en Suiza” o Swissleaks, donde México ocupa el puesto número 30 entre los países con las mayores cantidades en dólares en los archivos suizos filtrados. La cantidad máxima de dinero asociada con clientes conectados a México fue de 596.4 millones de USD, cuando el PIB nacional era de 920,000 millones con 1,530 cuentas de clientes abiertas entre 1977 y 2006 y vinculadas a 1,893 cuentas bancarias en 2007. En total, 2,642 clientes están asociados con México. El 39% tiene pasaporte o nacionalidad mexicana. Entre ellos, Carlos Hank Rhon (operación Trigre Blanco de la DEA; Roberto Madrazo, muy cercano a Carlos Cabal Peniche; Jaime Federico Said Garza, ligado con el tráfico de armas de Adnan Kassoghi y el dinero sucio del banquero del mundo oscuro global Edmond Safra de Siria; Luis Téllez Kuenzler, fundador del Cisen (la CIA mexicana), funcionario federal, representante del grupo de inversión Carlyle (de la CIA) y luego presidente de la Bolsa Mexicana de Valores; Alfredo Elías Ayub, el yerno preferido de Carlos Slim; Moisés El Mann Arazi, dueño de Torre Mitikah y del FUNO (Fondo de Inversiones en Bienes Raíces); Eugenio Ebrard Casaubon (hermano de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de AMLO, exjefe de Gobierno del DF); aparece también la familia Botín, dueños de Santander, Ana Botín parece que se ha convertido en la preferida de la Cuarta Transformación; todo ello dado a conocer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), recuerdan que nuestro grupo estudiantil nacido en el Central Park de Nueva York y a mano alzada y entonando la canción Imagine, se llamó El Consorcio, que luego fue adoptado por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, Nueva York, que ahora dirige Anya Shiffrin, corresponsal de guerra en los Balcanes y actual esposa del Premio Nobel de Economía 2008, Joseph Stiglitz, y en donde acabo de terminar la especialidad precisamente en Crimen Corporativo y que el juez Federal de Boston Mark Wolff está buscando el apoyo para crear la Corte Penal Internacional del Crimen Corporativo.

En cuanto a los bancos, la Comisión Pecora del Congreso de Estados Unidos en el periodo de la Gran Depresión llamó a los banqueros BANKSTERS, porque utilizaban el dinero de los ahorristas para ponerlos a especular en la bolsa, por eso en 1933 la primera acción del presidente Franklin Delano Roosevelt de la Universidad de Harvard, promulgó la ley bancaria más revolucionaria de todos los tiempos, la Glass-Steagall que separaba a los bancos de sus operaciones de la bolsa y de los nacientes fondos de pensiones, mientras en México los banqueros utilizan el dinero de las pensiones para especular en las FIBRAS o Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces, que han generado una gran pobreza en los pensionados y una gigantesca riqueza en lo que se ha llamado Mafia Inmobiliaria que nació del populachero bando #5 de AMLO como jefe de Gobierno del DF y que fue una parte medular del nacimiento de Santa Fe, junto con Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard y el propio AMLO.

Finalmente, en el tema bancario está la superexplotación de los empleados bancarios que antes salían a la 13 horas en los tiempos en que los bancos eran nacionales y ahora que son trasnacionales aquellos no tienen prestaciones de ninguna especie, son rotados continuamente, tienen muchos empleos tipo outsourcing y son obligados a aprender temas contables y financieros, de informática y de redes sociales.

Como propuesta para contener la avaricia bancaria e inmobiliaria sugiero implementar el Tobin Tax sobre el diferencial entre tasas de interés activas y pasivas hasta llegar a tener sólo 10 puntos porcentuales por encima de la tasa pasiva líder de Banco de México de 8% anual, es decir que las tarjetas de crédito, los préstamos hipotecarios y los créditos para comprar autos, no rebasen el 18% de interés activo, más allá de esto sería considerada usura, además extender el Tobin Tax a las FIBRAS para obligarlos a ceder el 30% de sus activos inmobiliarios a los pensionados.

En el caso AHMSA de Monclova, Coahuila, Carlos Salinas hizo un fraude monumental al privatizar a la gran acerera del país, esto con préstamos obtenidos del Banco Mundial y depositados en Banorte de la familia Hank. 10,000 obreros fueron despedidos en la privatización y el Banco Mundial reconoció frente a mí, en una visita efectuada a las oficinas de la matriz en Washington, que no estableció las reglas protectoras del empleo desplazado por la privatización, que no autorizó pues los préstamos otorgados a México y a AHMSA fueron para modernizar la planta productiva, las minas de carbón y la comercialización. AHMSA era un corporativo o holding de 30 empresas paraestatales. Carlos Salinas se quedó con todo el sector paraestatal de la siderurgia, la minería y la metalurgia, entre ellas Barita de Sonora (un lodo estratégico para la perforación petrolera); MICARE, de Piedras Negras (carbón mineral estratégico para el gran complejo termoeléctrico de la planta José López Portillo de Nava, área de influencia de Piedras Negras); Real del Monte y Pachuca (oro y plata); Naviera Minera o Navimin (ligada a la gigantesca empresa noruega Norkshydro); la planta de Fertimex de Pajaritos (Coatzacoalcos, Veracruz), lo mismo que Azufrera Panamericana (azufre líquido es el Rolls Royce de los insumos para fertilizantes), que sigue siendo un escándalo presente con la detención indefinida de Alonso Ancira y de Emilio Lozoya Austin; Grafito de Guerrero; los yacimientos de hierro de Peña Colorada en Colima que representaron el móvil económico del asesinato del ícono industrial de Monterrey, don Eugenio Garza Sada, y que fueron entregados a SICARTSA que mediante maniobras entregó a los intereses hindúes de MITTAL; Roca Fosfórica de Baja California Sur o Rofomex que es un mineral estratégico para la producción de fertilizantes y para la industria agroalimentaria.

En fin, los fraudes a la nación no prescriben.

 

 

Compartir
Pin It