La esclerosis múltiple afecta a millones

Abigail Bello Gallardo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Facebook: Abigail Bello Gallardo    Twitter: Abigail Bello Gallardo

Xalapa, Veracruz. La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad del cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central) que puede provocar discapacidad.

Con la esclerosis múltiple, el sistema inmunitario ataca indebidamente la vaina protectora (mielina) que recubre las fibras nerviosas y causa problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo. Con el tiempo, la enfermedad puede causar daño permanente de los nervios. (Leer en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/symptoms-causes/syc-20350269

La esclerosis múltiple afecta a millones de personas en el mundo y va en aumento  la frecuencia de ésta. (Revisar en https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=274277&SEO=nuevo-enfoque-prometedor-para-el-tratamiento-de-esclerosis-multiple).

La esclerosis múltiple no tiene cura. No obstante, algunos tratamientos ayudan regular los ataques repetidos y a controlar la enfermedad y sus síntomas.

Las personas con esclerosis múltiple podrían tener el doble de riesgo de morir de forma prematura que las que no la padecen, según sugiere un nuevo estudio. (Informarse en https://consumer.healthday.com/espanol/senior-citizen-information-31/misc-death-and-dying-news-172/la-esclerosis-m-uacute-ltiple-puede-aumentar-las-probabilidades-de-una-muerte-prematura-seg-uacute-n-un-estudio-699839.html).

Causas

No se sabe cuál es la causa de la esclerosis múltiple. Se considera una enfermedad autoinmunitaria en la cual el sistema inmunitario del cuerpo ataca a sus propios tejidos. Parece deberse a factores genéticos y ambientales.

Hay factores de riesgo que aumentan la presencia de esta enfermedad, por ejemplo:

* La edad. La esclerosis múltiple puede presentarse a cualquier edad, pero generalmente afecta a personas de 16 a 55 años.

* Sexo. Las mujeres tienen de dos a tres veces más probabilidades que los hombres de padecer esclerosis múltiple recurrente-remitente.

* Antecedentes familiares. Si uno de tus padres o hermanos tuvo esclerosis múltiple, el riesgo de que padezcas la enfermedad es mayor.

* Determinadas infecciones. Diversos virus se asocian a la esclerosis múltiple, entre ellos, el de Epstein-Barr, el cual provoca la mononucleosis infecciosa.

* Raza. Las personas de raza blanca, en especial las de descendencia de Europa del norte, corren un mayor riesgo de padecer esclerosis múltiple.

* Clima. La esclerosis múltiple es más frecuente en países con climas templados, entre ellos, Canadá, los estados del norte de Estados Unidos, Nueva Zelanda, el sureste de Australia y Europa.

* Vitamina D. Tener menos niveles de vitamina D y menos exposición a la luz solar se relaciona con un mayor riesgo de esclerosis múltiple.

* Determinadas enfermedades autoinmunitarias. Si la persona padece enfermedad de la tiroides, diabetes tipo 1 o la enfermedad intestinal inflamatoria, corre un riesgo levemente mayor de sufrir esclerosis múltiple.

* Tabaquismo. Los fumadores tienen más probabilidades que los no fumadores de sufrir un segundo evento que confirme la esclerosis múltiple recurrente-remitente. (Consultar en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/symptoms-causes/syc-20350269).

Los signos y síntomas de la esclerosis múltiple pueden ser muy distintos de una persona a otra.

A menudo afectan el movimiento, por ejemplo:

* Entumecimiento o debilidad en una o más extremidades que, normalmente, aparecen en un costado del cuerpo a la vez, o en las piernas y el tronco.

* Sensaciones de choques eléctricos que se provocan ciertos movimientos del cuello, en especial, al inclinarlo hacia adelante.

* Temblores, falta de coordinación o marcha inestable. Algunas personas no pueden volver a caminar.

Los problemas de visión también son frecuentes: Pérdida de visión parcial o completa, por lo general en un ojo a la vez, dolor al mover el ojo, visión doble, visión borrosa.

Los síntomas de la esclerosis múltiple también pueden incluir: Balbuceo, fatiga, mareos, hormigueo o dolor en distintas partes del cuerpo, también se pueden presentar inflamación y enfermedades delicadas en faringe, esófago, estómago, colon, vejiga y otros; problemas con la función sexual; epilepsia (crisis convulsivas); cambios mentales, como olvido o cambios de humor y depresión.

El especialista indicado para diagnosticar y tratar la esclerosis múltiple es el neurólogo, quien de manera conjunta también puede tratar al paciente con el médico internista, el inmunólogo, reumatólogo, gastroenterólogo, psiquiatra, entre otros, dependiendo de los órganos y sistemas que tenga afectados el paciente.

Tratamiento

La esclerosis múltiple no tiene cura. Por lo general, el tratamiento de la esclerosis múltiple se centra en acelerar la recuperación después de los ataques, en desacelerar el avance de la enfermedad y en tratar los síntomas.

Algunas personas tienen síntomas tan leves que el tratamiento no es necesario. (Leer en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/diagnosis-treatment/drc-20350274).

Tratamientos para los ataques de esclerosis múltiple:

* Corticoesteroides, como la prednisona oral y la metilprednisolona intravenosa, según lo recetado para reducir la inflamación de los nervios.

* Intercambio de plasma.

Para la esclerosis múltiple recurrente-remitente, se dispone de varias terapias modificadoras de la enfermedad.

Gran parte de la respuesta inmunitaria asociada con la esclerosis múltiple se produce en las primeras etapas de la enfermedad.

El tratamiento agresivo con estos medicamentos lo antes posible puede reducir la tasa de recurrencia y retardar la formación de nuevas lesiones.

Las opciones de tratamiento para la esclerosis múltiple recurrente-remitente incluyen medicamentos inyectables, incluidos los siguientes:

* Interferones beta.

* Acetato de glatiramer.

Los tratamientos tomados incluyen los siguientes:

* Fingolimod (Gilenya). Este medicamento oral que se toma una vez al día reduce el índice de recaídas. Puede reducir los latidos del corazón. Otros efectos secundarios incluyen infecciones graves poco frecuentes, dolores de cabeza, hipertensión arterial y visión borrosa.

* Dimetilfumarato (Tecfidera).

* Teriflunomida (Aubagio). Este medicamento oral que se toma una vez al día puede reducir el índice de recaídas. La teriflunomida puede producir daño en hígado, caída del cabello y otros efectos secundarios. Es nociva para el feto en desarrollo y no debe ser usada por mujeres que puedan quedar embarazadas y no estén usando un método anticonceptivo adecuado, ni por sus parejas de sexo masculino.

* Siponimod (Mayzent). Puede reducir el índice de recaídas y ayudar a retrasar la progresión de la esclerosis múltiple. Tiene efectos secundarios en los órganos y sistemas. El siponimod es perjudicial para el feto en desarrollo, por lo que las mujeres que pueden quedar embarazadas deben usar anticonceptivos cuando tomen este medicamento y durante 10 días después de dejar de tomarlo.

Los tratamientos de infusión (intravenosos) incluyen los siguientes:

* Ocrelizumab (Ocrevus). Este medicamento es la única terapia modificadora de la esclerosis múltiple aprobada por la FDA para tratar las formas de esclerosis múltiple progresiva primaria y remitente-recurrente. Los ensayos clínicos demostraron un menor índice de recaídas en la enfermedad recurrente y un empeoramiento más lento de la discapacidad en ambas formas de la enfermedad. Ocrevus es administrado por un profesional médico mediante una infusión intravenosa. Pueden producir muchos efectos secundarios indeseables y también puede aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer, especialmente cáncer de mama.

* Natalizumab. Este medicamento puede considerarse como tratamiento de primera línea para algunas personas con esclerosis múltiple grave o como tratamiento de segunda línea para otras. Este medicamento aumenta el riesgo de contraer una infección viral del cerebro potencialmente grave, denominada leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) en personas que tienen los anticuerpos para el agente causante del virus JC de la LMP.

* Alemtuzumab. Este medicamento ayuda a reducir las recaídas de esclerosis múltiple. Pero también aumenta el riesgo de contraer infecciones y trastornos autoinmunitarios, incluido un alto riesgo de contraer enfermedades tiroideas autoinmunitarias y enfermedades renales de origen inmunitario poco frecuentes. Sólo los proveedores registrados pueden comercializar el medicamento, y las personas que se tratan con él deben registrarse en un programa de control de inocuidad de medicamentos especiales.

* Mitoxantrona. Este medicamento inmunodepresor puede ser nocivo para el corazón y se asocia con la aparición de algunos tipos de cáncer de sangre. En consecuencia, su uso para tratar la esclerosis múltiple es extremadamente limitado.

Relajantes musculares. Los pacientes pueden experimentar rigidez o espasmos musculares dolorosos o incontrolables, en especial en las piernas. Los relajantes musculares como el baclofeno y la tizanidina pueden ser de ayuda.

Medicamentos para reducir la fatiga. Los medicamentos como amantadina, modafinil y metilfenidato pueden ser útiles para reducir la fatiga relacionada con la esclerosis múltiple.

Medicamentos para aumentar la velocidad al caminar. La dalfampridina puede ayudar a aumentar ligeramente la velocidad al caminar en algunas personas.

Las personas con antecedentes de convulsiones o disfunción renal no deben tomar este medicamento.

Otros medicamentos. También se pueden recetar medicamentos para la depresión, el dolor, la disfunción sexual, el insomnio y los problemas de control de la vejiga o los intestinos asociados con la esclerosis múltiple.

Compuesto esperanzador para quienes padecen la enfermedad. Un avance científico ofrece ahora nuevas esperanzas para millones de personas que viven con esclerosis múltiple: Sobetirome Los especialistas añadieron una etiqueta química a la molécula sobetirome original y crearon un compuesto inerte llamado Sob-AM2 que lo ha convertido en más efectivo. (Leer en https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=274277&SEO=nuevo-enfoque-prometedor-para-el-tratamiento-de-esclerosis-multiple).

Fisioterapia para la esclerosis múltiple

Un terapeuta físico u ocupacional puede enseñar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, y mostrarte cómo usar dispositivos para facilitar las tareas cotidianas.

La fisioterapia, junto con el uso de un andador cuando sea necesario, también puede ayudar a controlar la debilidad de las piernas y otros problemas de la marcha que a menudo se asocian con la esclerosis múltiple.

Complicaciones

Las personas con esclerosis múltiple también pueden tener:

* Rigidez muscular o espasmos, parálisis, por lo general en las piernas; problemas serios de vejiga, intestino y funcionamiento sexual.

**********

En otro asunto, como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que las instituciones de salud en México, informen y eduquen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.

Por último, les invito a ver y a participar en nuestro programa de Internet (formato televisión) Especialistas médicos al cuidado de su salud que conduce el doctor Rafael Aguirre Cardoza. Los transmitimos por: www.emcs.com.mx (;) y vía Facebook Live por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; por Twitter @Oficial_EMCS y por YouTube: Especialistas Médicos.