“Alemania no puede ser el burdel de Europa”:
Políticos alemanes contra la compra de sexo

Teresa C. Ulloa Ziáurriz / CIMAC Noticias
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribo este artículo con la esperanza de que llegue a manos de las y los diputados del Congreso de la Ciudad de México.

Alemania es un país donde se legalizó la prostitución y se normalizó al grado de que más de un millón de hombres compran sexo diariamente.  Cerca de medio millón de mujeres son vendidas en 3 mil 500 burdeles, en las calles, en las instalaciones sexuales con acceso vehicular, y otros lugares. Porque las leyes permiten a los hombres comprar sexo con impunidad, la industria sexual en el país es enorme y la explotación sexual está fuera de toda proporción.

Pero las cosas están a punto de cambiar. Gracias a los incansables esfuerzos de las abolicionistas alemanas y la presión de la comunidad internacional abolicionista, las y los políticos alemanes están finalmente reconociendo que las políticas de la prostitución legal de su país ha sido un desastre épico –un desastre que ha facilitado y promovido la trata con propósitos sexuales y la explotación masiva de mujeres y niñas a lo largo de la nación.

El cambio ya está en el horizonte para Alemania, ya que la semana pasada se anunció que dos prominentes legisladores manifestaron su apoyo público para el Modelo Abolicionista también conocido como el “Modelo nórdico de la igualdad”.

El vicepresidente del Grupo de la Unión de la Democracia Cristiana en el parlamento Alemán (CDU, por sus siglas en inglés) y la Unión Social Cristiana (CSU, por sus siglas en inglés) Thorsten Frei, y la vocera por los derechos y políticas de consumo del CDU/CSU Elisabeth Winkelmeier-Becker, hicieron una declaración pública sobre su intención de implementar leyes que criminalicen a los compradores de sexo (prostituyentes o puteros), a los proxenetas y dueños de los burdeles en Alemania.

Frei compartió: “En realidad, la prostitución significa para muchas mujeres que son atraídas con falsas promesas, explotadas y abusadas por años en las formas más terribles. Por eso estamos comprometidos en adoptar el ‘Modelo Nórdico’ también en Alemania, porque de acuerdo con este modelo, los prostituyentes o puteros, y no las personas en situación de prostitución, son los que se deben castigar. Muchos países europeos –Suecia, Noruega, Islandia, Francia, Irlanda e Irlanda del Norte– ya están usando este modelo. Debemos asegurarnos de que la alfombra se sacuda hasta que logremos erradicar los servicios degradantes como la tarifa libre en los burdeles. Queremos continuar luchando efectivamente contra la prostitución y la trata que empezó en el pasado periodo legislativo dejando de criminalizar a las personas en prostitución. Para lograrlo, nos hemos aproximado a las fuerzas políticas de nuestra coalición, por lo que esta propuesta ha logrado consenso, y esperamos lograr el apoyo suficiente para que este proyecto pase en el Parlamento.”

Elisabeth Winkelmeier-Becker también declaró: “Los casos de prostitución voluntaria, libremente elegida, son la excepción. En muchos casos, las mujeres en prostitución son explotadas sexualmente en formas inimaginables. También nosotras y nosotros, todas y todos, como sociedad, estamos afectados cuando para muchos hombres la imagen de la mujer está dominada por el sexo comercial. Es por eso, entonces, necesario que logremos un cambio paradigmático. Alemania no puede ser el burdel de Europa.”

Ambas manifestaciones han marcado un momento monumental para Alemania ya que se trata de opiniones públicas oficiales sobre la prostitución que ha empezado claramente a apoyar este proyecto a lo largo y ancho del país. Los cambios empezaron después de años de campañas para concientizar a los legisladores sobre los daños de la legislación. Pero el cambio paradigmático realmente comenzó en 2015, cuando fue enviada una carta a Angela Merkel firmada por cientos de ONG internacionales descalificando la actual política de prostitución y apoyando el Modelo Abolicionista.

Alemania ha pagado un precio muy alto por su equívoca política de legalizar la prostitución y si este cambio de paradigma se concreta, se desplomaría uno de los más importantes baluartes del reglamentarismo de la prostitución. En cambio, en la Ciudad de México, los progresistas liberales del Congreso se atreven a proponer su reglamentación. Ojalá no nos suceda lo mismo que a Alemania.

Quisiera recordarles a las y los diputados que conforman la fracción parlamentaria de Morena, que el Principio 8 de sus Estatutos establece que:

“Rechazamos cualquier forma de opresión: el hambre, la pobreza, la desigualdad, la exclusión social y la explotación. Nos oponemos a las violaciones de los derechos humanos y la corrupción gubernamental. Luchamos contra la violencia hacia las mujeres y contra cualquier forma de discriminación, por razón de sexo, raza origen étnico, religión, condición social, económica, política o cultural. Morena promoverá y luchará por la igualdad real entre mujeres y hombres.”

***************

https://cimacnoticias.com.mx/2019/10/08/alemania-no-puede-ser-el-burdel-de-europa-politicos-alemanes-contra-la-compra-de-sexo