¿Por qué el miserable periodismo
de El Debate contra López Obrador?

Federico Arreola / SDP
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    @FedericoArreola

El Debate es un importante diario de Sinaloa que se fundó, en Los Mochis, en 1941. Su reputación es la de un medio de comunicación que durante décadas ha practicado un periodismo serio.

No entiendo por qué, ahora, El Debate atenta contra su propio prestigio dando espacio en sus páginas más que al amarillismo o el sensacionalismo, a la más lamentable miseria periodística.

Se respeta, aunque no se entienda, que en El Debate hayan contratado a Ricardo Alemán, un columnista que no pocas veces da la imagen de ser un tipo desquiciado.

¿La razón de la inestabilidad emocional del señor Alemán? Que es un odiador profesional, alguien que enfermó por su perverso modus vivendi: lucrar durante mucho tiempo insultando y hasta calumniando a Andrés Manuel López Obrador.

Si a los editores de El Debate les parece que Alemán merece expresarse, bien por ellos: honestamente hablando, les felicito por atreverse a ligar el destino de todo un periódico a un periodista que ha hecho del resentimiento su vocación.

Pero me pregunto: ¿es ético que la empresa dirigida por Javier Salido difunda en sus redes sociales, que tienen gran alcance, una locura más de Ricardo Alemán contra AMLO en momentos particularmente difíciles para el gobierno mexicano y para toda nuestra nación?

¿No le parece absolutamente irresponsable al empresario Salido permitir la difusión masiva, en sus redes, de la mezquina petición de que Andrés Manuel renuncie, que ha hecho Alemán ¡antes de que se cumpla el primer mes y medio de la nueva administración pública federal!?

Por cierto, como se ve en la fotografía que ilustra este artículo, tomada de internet, en redes, si alguien lee solo el título (la mayoría es lo que hace), entenderá que la petición de renuncia la hace El Debate, y no Alemán.

Alemán tiene el derecho de estar todo lo trastornado que le exija su inestable personalidad, pero ¿no debería una empresa periodística tan respetada actuar con un mínimo de sensatez?

Porque, además de lo absurdo de la exigencia de Ricardo Alemán, sus argumentos carecen del mínimo rigor informativo.

El columnista Alemán, fiel a su costumbre, no analiza, simplemente se desahoga.

         Una pena que Ricardo Alemán use a El Debate como sustituto del psiquiatra. Si fue bastante desatinada la nota de Reforma de arranque de año en la que culpaba al nuevo gobierno por un supuesto incremento de más de 60% en el número de ejecuciones, lo de Alemán es bastante peor.

Andrés Manuel, que responde todas las críticas de mala fe que le hacen en medios con cierta difusión, no ha dicho nada de lo publicado en El Debate simple y sencillamente porque no lo lee, o no todos los días: es un periódico con un perfil muy regional.

Pero, ni hablar, lo cierto es que por provinciano que sea el periódico de don Javier Salido, en redes mucho más impacto que Reforma, por lo que llega a un número muy grande de personas.

Esa es la única razón por la que pido al señor Salido un poco de seriedad: el éxito, y El Debate lo tiene, implica absoluta responsabilidad, y esta vez no la hubo en ese periódico sinaloense.

***************

https://www.sdpnoticias.com/nacional/2019/01/09/por-que-el-miserable-periodismo-de-eldebate-contra-lopezobrador