Alfaro niega ola de feminicidios en Jalisco

* Feministas y diputada consideran irresponsable y desafortunado lo dicho por el gobernador * 31 mujeres asesinadas * “Gobierno reciclado”

Analy S. Nuño / Servicio Especial de la Mujer
@SEMMexico

Guadalajara, Jalisco. Feministas y diputadas locales de Jalisco advirtieron que las declaraciones del gobernador Enrique Alfaro Ramírez en torno a los feminicidios, revictimizan a las mujeres y contribuyen a tergiversar la realidad.

Luego de que el mandatario estatal negara la ola de feminicidios en el estado y atribuyera sin pruebas la mayoría de los casos a supuestos nexos de las víctimas con el crimen organizado, la activista por los derechos de las mujeres Guadalupe Ramos Ponce advirtió de la gravedad de la situación al registrar 31 feminicidios en el primer mes de gobierno de Alfaro Ramírez, pero sobre todo de la gravedad de mantener discursos que polarizan y engañan.

“Estos argumentos forman parte de una historia ya vivida y repetida con gobiernos panistas y priistas. Desde hace tres décadas seguimos escuchando esos argumentos viejos, repetitivos y, lo peor, es el uso político que le dan a un problema grave como son los feminicidios”, señaló.

Para la coordinadora regional del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM), son “argumentaciones falaces” el asegurar que sólo tres de 23 feminicidios ocurridos al 4 de enero (según los datos que tenía el gobernador) podrían ser clasificados como feminicidios y el resto como homicidios ligados al crimen organizado.

“En lo que va del gobierno de Enrique Alfaro ya son 31 mujeres asesinadas. 21 han sido asesinadas a tiros, cinco estranguladas, tres a golpes y dos con arma punzocortante. ¿En serio la respuesta a esas 31 familias es que sólo tres son feminicidios y que sus hijas, hermanas, esposas, estaban en el crimen organizado? Sólo un gobierno reciclado pueda dar las mismas respuestas con argumentos falaces y reciclados”, enfatizó.

Ramos Ponce insistió en que las cifras de feminicidios registrados en la entidad se han incrementado 130 por ciento en los últimos 20 años. Tan sólo en la administración 2012-2018 hubo un incremento mayor a 20 por ciento a pesar de la Alerta de Violencia de Género que desde 2016 está decretada (en 2016 por parte del estado y en 2018 por parte de la Federación): en el sexenio de Alberto Cárdenas Jiménez el promedio fue de 41; en el de Francisco Ramírez Acuña, 43; en el de Emilio González Márquez fue de 84; en el de Aristóteles Sandoval Díaz, 107.

Por su parte la diputada Sofía García Mosqueda calificó de irresponsables las declaraciones hechas por el gobernador pues además de que representan una doble victimización no abonan a la erradicación de la violencia contra las mujeres.

“El victimizar doblemente a la mujer, qué carga le estás dejando a sus hijos y a su familia, los estás dejando en una tela de juicio que al rato los puedan hasta seguir, entonces la investigación se va a enfocar en otro punto, no necesariamente el que tiene que ser el adecuado, imagínate el riesgo en que los están poniendo”, apuntó la legisladora priista.

La presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y Género del Congreso de Jalisco consideró necesario que todos los ámbitos de gobierno dejen de minimizar la problemática y atiendan cada uno de los casos desde sus múltiples características.

***************

http://www.semmexico.com/gallery-post.php?id=6796

 

 

Alfaro repite argumentos que ya no queremos escuchar

Lupita Ramos / Servicio Especial de la Mujer
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    @lupitaramosponce

Muy desafortunadas las recientes declaraciones del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, quien niega el incremento de feminicidios en el estado con el viejo argumento de que las recientes ejecuciones de mujeres se deben al supuesto de que “forman parte del crimen organizado” o que solo “poquitas” son feminicidio.

Evidentemente mal asesorado y mal informado, señaló que: “En este periodo que llevamos de los números que estamos revisando todavía 23 casos de mujeres, solamente tres están siguiendo la ruta de un posible feminicidio conforme a los criterios que la propia ONU establece que debe de seguir un proceso de investigación, los demás están vinculados a temas fundamentalmente de crimen organizado”.

Estos argumentos forman parte de una historia ya vivida y repetida con gobiernos panistas y priistas. Desde hace tres décadas seguimos escuchando esos argumentos viejos, repetitivos y lo peor, es el uso político que le dan a un problema grave como son los feminicidios.

          En el año 2016, el entonces gobernador del estado Aristóteles Sandoval, en medio de una Alerta de Violencia contra las Mujeres decretada por él mismo, salió a declarar públicamente la supuesta disminución de los feminicidios en Jalisco. Mal asesorado, recibía información equívoca de sus allegados. CLADEM señaló en su momento las cifras y datos que así lo demostraban, el gobernador entonces enmendó su dicho después de un diálogo respetuoso con él, se le solicitó no politizar los feminicidios y mejor se pusiera a trabajar en acciones para prevenirlos. Ahora, en medio de una Alerta de Violencia de Género recién decretada para el estado de Jalisco por la Secretaría de Gobernación; el gobernador Enrique Alfaro repite argumentos que ya no queremos escuchar.

El feminicidio es un delito multicausal, un delito que se comete a mujeres solamente, por eso es un delito de violencia de género, es decir, es la condición de ser mujer, lo que favorece la comisión de este delito que es la privación de la vida a una mujer por razones de género. La confusión en el uso de los términos de violencia de género y feminicidio, las cifras sin contexto que se lanzan en medio de los discursos y las argumentaciones falaces contribuyen a enmarañar la realidad y pretenden engañar a la ciudadanía.

           La realidad incómoda es esta: En Jalisco ha habido un incremento de 130 por ciento en asesinatos de mujeres en los últimos 20 años, en el sexenio de Alberto Cárdenas Jiménez el promedio fue de 41; en el de Francisco Ramírez Acuña, 43; en el de Emilio González Márquez fue 84, en el de Aristóteles Sandoval Díaz, 107. En lo que va del periodo de gobierno de Enrique Alfaro, ya son 31 mujeres asesinadas. 21 han sido asesinadas a tiros, cinco estranguladas, tres a golpes y dos con arma punzocortante. ¿En serio la respuesta a esas 31 familias es que solo tres son feminicidios y que sus hijas, hermanas, esposas, estaban en el crimen organizado? Sólo un gobierno reciclado puede dar las mismas respuestas con argumentos falaces y reciclados.

***************

http://www.semmexico.com/gallery-post.php?id=6790&fbclid=IwAR0QKxT6ShBveaV-dE0qBMGHh4Mr5Ve7pxKAq6N6KWIUGKbMKbONtR0gtO8