Andrés Manuel y los mercados…
o lo que dijo el zorro a los zorrillos

Federico Arreola / SDP Noticias
@FedericoArreola

“Y sí, ¿qué dijo el zorro a los zorrillos? Respuesta: 'Vámonos
entendiendo, pero sin pedos'...”. Pancho González el viejo, dueño de Milenio.

Como todo el mundo sabe, resulta nauseabundo el olor de los zorrillos cuando segregan una especie de spray al levantar la cola o las patas traseras después de producir un sonido estridente. Esto es, luego de tirarse un pedo de aquellos.

Así, como los zorrillos, son Los Mercados: en cuanto sienten que un gobierno no les pertenece presionan lanzando mierda en las bolsas de valores y pateando las cotizaciones de la moneda nacional.

Estoy seguro de que Andrés Manuel, sobre todo en su discurso del próximo sábado inmediatamente después de protestar como presidente de México, llamará a los apestosos mercados a un sano entendimiento, pero eso sí, sin pedos.

          El presidente López Obrador no va a pelear con los dueños del dinero mexicanos y extranjeros. No está loco.

Cuando comprendan que la vocación del próximo gobierno es la de trabajar junto con los hombres y las mujeres de negocios en la generación de riqueza y, por lo tanto, de empleos, los operadores locales de Los Mercados tendrán que entrar en razón y, también, trabajar para que se tranquilicen los ya muy alborotados capos de las finanzas de Nueva York, Londres, Zúrich, Singapur…

No habrá pleito. Entonces, Los Mercados tendrán que aceptar la nueva realidad de México, cuya sociedad absolutamente desesperada por la miserable vida de la inmensa mayoría de sus integrantes votó por un cambio en el modelo económico, pero no para volverlo menos empresarial, sino todo lo contrario: para que surjan al fin condiciones razonablemente competitivas, esto es, sin privilegios indebidos para unos pocos: un cambio, nada más, en la lógica del más sano capitalismo.

Si Los Mercados y sus operadores locales y globales analizan sin fanatismos lo que pasó en las pasadas elecciones presidenciales, el cambio en la sociedad mexicana se dará sin sobresaltos, esto es, no solo respetando los principios básicos del sistema de libre empresa, sino fortaleciéndolos de tal modo de que nazca una nueva clase empresarial, más comprometida con la innovación y la competencia, y por supuesto, menos dada a las complicidades con el poder político.

Pero si El Dios Mercado, sus sacerdotes y acólitos insisten en presionar para que nada cambie, vale decir, para que los privilegios indebidos de unos pocos se mantengan intactos, entonces provocarán serios problemas, para empezar a los propios representantes y operadores banqueros, comerciantes, hombres y mujeres de negocios en general de Los Mercados en México.

Si a Los Mercados no les preocupa que la popularidad de Andrés Manuel se mantenga y hasta crezca, a pesar de tantas agresiones a la economía nacional de parte de sus operadores, significa que tanto los inversionistas como los analistas financieros han perdido la razón.

No hay ninguna necesidad de presionar al nuevo gobierno, que está claro, no quiere pelear con nadie ni tiene en sus planes modificar radicalmente los fundamentos de la economía mexicana, que debe ser ¡porque no lo es! una equitativa, justa, productiva economía de mercado.

Los Mercados están provocando a Andrés Manuel, pero el próximo presidente de México no responderá al reto, es decir, no va a pelear, no ahora, no sin intentar todo el tiempo que deba hacerlo, llevar la fiesta en paz.

Pero una cosa es no caer en la provocación y otra muy distinta ponerse de rodillas. Esto último tampoco ocurrirá, no con más del 70% de aprobación. ¿Ya se dieron cuenta Los Mercados de que sus ataques de todos los días nomás no dañan al presidente elegido por más de 30 millones de mexicanos?

         De ahí que Andrés Manuel en su discurso del sábado, con otras palabras desde luego, tendrá que citar a Pancho González, dueño de Milenio, que en sus buenos tiempos, cuando existía la posibilidad de un conflicto, para calmar las cosas narraba aquello que el zorro dijo a los zorrillos: “Vámonos entendiendo, pero sin pedos”.

**********

https://www.sdpnoticias.com/nacional/2018/11/26/andres-manuel-y-los-mercados-o-lo-que-dijo-el-zorro-a-los-zorrillos