Alonso y Moctezuma ¿respaldan censura en la BUAP?

Francisco Salinas Ríos / Juicios y prejuicios
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    ww.ann.com.mx    www.facebook.com/agencianacionaldenoticias

El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, siente que puede hacer y deshacer en la casa de estudios y lo ha venido haciendo con la complicidad de los gobiernos estatal y federal, y por eso se ha negado a distribuir entre los estudiantes y profesores el libro Asalto al cielo. Lo que no se ha dicho del 68, y que representa un acto de censura.

Esa actitud arbitraria ha llevado a Esparza Ortiz a descalificar a los autores del libro en la pasada sesión del Consejo Universitario de la BUAP, en la que los acusó de ejercer un chantaje a la casa de estudios para lograr millones por el libro, cuando los derechos de autor fueron cedidos y no esperan, sino que se cumpla el contrato que suscribieron y que obliga al reparto de la obra.

La tortuosa actitud del rector Alfonso Ortiz, que lleva a la institución a la privatización como ocurrió con el equipo de futbol Lobos de la BUAP, que ya no es de la universidad sino de accionistas particulares, denunció el coordinador de la obra, el historiador, sociólogo y escritor, Enrique Condés Lara, durante la plática que sostuvo con los integrantes del Grupo María Cristina, el pasado viernes.

El tema de esta reunión fueron las aventuras, venturas y desventuras de un libro llamado El asalto al cielo, lo que no se ha dicho del 68. Una obra colectiva –Jorge Meléndez Preciado, Joel Ortega Juárez, Rubén Aréchiga Robles, Esmeralda Reynoso Camacho, Jorge Poo Hurtado, coordinado por el propio Enrique Condés– que se publicó en 1998 por Editorial Océano y que ahora se reeditó por BUAP Ediciones.

“Pensamos que sería conveniente hacer una nueva edición de Asalto al cielo con algunas modificaciones ilustrativas, pero tomando como base la anterior edición y que en esta debiéramos aportar algo que les diera a los jóvenes de hoy algo para la comprensión de estos acontecimientos, más allá del “2 de octubre no se olvida” y algunos sucesos, celebraciones, que no les dicen mucho a los jóvenes de hoy”.

El libro Asalto al Cielo, lo que no se ha dicho del 68 desborda el 2 de octubre, no es Tlatelolco solamente, son las grandes manifestaciones, las decenas de miles de mítines relámpago, el brigadeo y volanteo, “pero, además, el movimiento estudiantil de julio-diciembre de 1968, es expresión nacional de una rebelión juvenil que involucra a decenas de países de todo el mundo durante la década de los años 60. Países del primer mundo, del bloque socialista, países del tercer mundo”.

El doctor en Sociología Política por la Universidad de Granada, España, describió que Asalto al cielo –67 mil ejemplares– es una perspectiva para que a cualquier joven y adulto le provoque ir por el túnel del tiempo y regresar al 68, “porque anteriormente sólo hubo, en su mayoría, especulaciones de lo ocurrido de julio a octubre de ese año en que se desarrolló el movimiento”.

Condés Lara precisó que los autores, “lo que hicimos fue contribuir a la comprensión de esa época, pero lo hicimos de tal manera que, a cualquier joven y adulto, que al momento de abrir el libro provoque ese efecto de túnel del tiempo, de regresar a hace 50 años, a una época de la familia tradicional patriarcal que imponía sumisión a todos sus miembros, a la madre que estaba dedicada a servir y a los hijos a obedecer”, y que el movimiento cambió, empoderó a la mujer y logró varios tipos de familia.

El libro remonta a los padres y a los jóvenes Millennials a la época de los Beatles, del pelo largo, de los hippies, de los granaderos.

“Las jóvenes mujeres no podían salir de noche y tampoco con la falda arriba de la rodilla”, comentó Condés, quien destacó la participación de Esmeralda Reynoso, de la Prepa 1, con 16 años, a la que “el movimiento me abrió los ojos, a mí y a muchas chicas más, se desmoronó la escenografía montada por la elite gobernante…” Las chicas del 68.

Ese regreso en el tiempo es por los artículos de los escritores y también por los cientos de fotografías, por los párrafos entresacados, e invita a la lectura y a la reflexión, de lo que no se ha dicho del movimiento que tuvo un componente de violencia desde un principio –julio– una rebelión juvenil que se fragua desde años anteriores y que revienta a partir de este mes.

Entre las desventuras de Asalto al cielo, está que el rector Alfonso Esparza que ya impreso rechazó entregarlo a la comunidad universitaria, sin ninguna explicación –es el autor de la presentación– y después de agredir, ofender y difamar a los autores ahora trató de cubrir su negativa ordenando se editara un CD pirata del libro, “pero mal hecho porque se omiten muchas fotografías de la edición impresa original y un artículo de Rubén Aréchiga Robles Cronología. México y el mundo en el 68.

El maestro de la BUAP condenó la censura del rector Esparza Ortiz, y anunció que como último recurso acudirán a los tribunales para obligarlo que cumpla con el contrato, con la distribución de los 67 mil ejemplares que están en bodega a la comunidad universitaria, denunciando además la irregularidad del CD pirata. “En la semana que comienza se presentará la demanda”, acotó el autor de tres colaboraciones, Año de rebeliones y esperanzas, entre ellas.

El testimonio De lo que no se ha dicho del 68 es una retrospectiva original que se pretende censurar con la negativa a distribuirlo, que hizo con la complicidad del gobierno de Puebla –de Rafael Moreno Valle– y del federal –con Otto Granados, secretario de Educación– y que en las próximas administraciones de Erika Alonso de Moreno Valle y de Esteban Moctezuma, se cuestiona si respaldarán el atentado del rector Alfonso Esparza. Veremos.