Empresarios y “chayoteros” pasan a la ofensiva

Pedro Echeverría V.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     http://pedroecheverriav.wordpress.com

1. Los empresarios y los medios de información “chayoteros”, que en las últimas semanas buscaban acomodarse con el gobierno de López Obrador, al fin –con la consulta sobre el aeropuerto que AMLO ganó de forma abrumadora– han dicho “basta” y no se han guardado calificativos e insultos contra López Obrador que parecían callar en semanas recientes. Obvio, quien crea que los hombres del dinero y los negocios en algún momento van a pensar en el pueblo de México para beneficiarlo, es un tonto incurable. A los empresarios nunca les podrá interesar otra cosa que acumular dinero, obtener el máximo poder y someter a los demás.

2.  En México se califica como “chayotero” a la persona o medio de comunicación que recibe sobornos (en forma de dinero, regalos o ayudas) con el fin de realizar campañas de aceptación, a favor o en contra de un candidato, personalidad o institución que se considere de renombre. El 98 por ciento de los periódicos, la radio y la televisión vive del “chayote”, es decir, de un soborno, de un “regalo”, una “compensación” que políticos y empresarios entregan desde hace más de 50 años a quienes les prestan “buen servicio” en los medios de información. A causa de ello todas las noticias se deforman y se interpretan siempre a favor del poder.

3. Los principales medios de información (Televisa, Tv Azteca, Milenio Televisión y periódico Milenio, Radio y Tv Fórmula), todos ellos, no podrían vivir sin que el Estado y los organismos empresariales, les entregue cada mes, muchos millones de pesos. Como respuesta a los millones de pesos que les entrega cada mes el Estado, tienen la obligación los medios de repetir –punto por punto– los boletines que a diario les envía el Estado. Si, por el contrario, llegaran a decir algo diferente, de manera automática les retirarían el subsidio. “No pago para que me peguen”, diría el presidente José López Portillo. Obvio la respuesta fue: “Tú no pagas, es el pueblo trabajador el que produce la riqueza”.

4. López Obrador y todo mundo saben cómo piensan los empresarios. Por eso muchos anarquistas tuvieron la razón histórica al decir que “la gran propiedad es un robo”; no se referían al robo burdo, sino a las diferentes formas de explotación, opresión, saqueo, competencia, negocios, trampas, engaños, de los que siempre usan los empresarios en el capitalismo para obtener dinero. Por ello acuñaron aquella frase: “Robar es bueno, siempre que no te descubran o sepas dividir con tus cómplices”. Me preguntan: ¿”Es que no pueden pensar los empresarios otra cosa? Pues parece que no porque entre los empresarios hay competencia con otros empresarios para ganar el mercado; por ello no pueden parar.

5. Por ejemplo, leía que en julio pasado Excélsior publicó: “México detectó prácticas desleales de comercio en una investigación sobre importaciones de pierna y muslo de pollo de Estados Unidos. Debido al brote de influenza aviar, que se notificó a mediados de junio en el estado de Jalisco, se han sacrificado hasta ahora seis millones de gallinas ponedoras de huevo, pero el número podría crecer para contener la enfermedad y que no salga del estado. "La contingencia causada por el virus de la Influenza Aviar tipo A, llevó a incrementos en los precios que no se explican por los factores fundamentales del mercado”. No sólo la competencia de precios, sino se provocan mortandades con virus por ganar dinero.

          6. Los capitalistas defienden sus riquezas con la vida porque en última instancia su religión es el dinero. Esto que mediante virus, medicinas, comida, lleguen hasta el envenenamiento de miles de millones de aves, se ha leído y escuchado de muchos países. En México existe la confianza, la convicción en que estos nunca lleven a asesinatos masivos de personas. Para mí lo único que puede evitar las venganzas y los odios es la erradicación (de veras de raíz) del capitalismo, de la competencia, de la desigualdad. Espero que las contradicciones entre los empresarios y el futuro gobierno de López Obrador no lleven  a nada que se la parezca porque sería el pensamiento más bajo de la escala humana. (30/X/18).

 

 

La izquierda radical debe apoyar críticamente a AMLO

Pedro Echeverría V.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
     http://pedroecheverriav.wordpress.com

1. ¡Magnífico que López Obrador lo reconozca! La responsabilidad del jefe de Estado está por encima de quienes reciben instrucciones: “Debemos hablar con la verdad, dice AMLO. Basta de la simulación, de echarle la culpa siempre a los de abajo, a los que reciben instrucciones, a los que reciben órdenes. El jefe de Estado es el principal responsable en un estado de inseguridad y de violencia. Pero eso mi compromiso de no ordenar nunca la represión a los ciudadanos”.

2. La clase dominante (empresarios, gobierno, políticos burgueses) para defender su poder y riquezas, culpan siempre de todo lo malo a los pobres, a los miserables, para justificar sus represiones, encarcelamientos y asesinatos. Ordenan a los medios de información (Tv, radio, prensa) que difundan calumnias de todo tipo contra los pobres, los explotados, para crear y extender desprestigio y odio contra ellos. Saben que los delincuentes son los millonarios, pero son éstos quien les paga.

3. Por ello es muy bueno, muy positivo que el presidente electo declare abiertamente que “basta de echarle la culpa siempre a los de abajo”; con ello reconoce que aproximadamente el 90 por ciento de los encarcelados es gente pobre que fue encarcelada injustamente por funcionarios y leyes capitalistas hechas contra los pobres. En vez de los 20 mil presos “por robarse un pan para comer”, deberían estar en la cárcel los cinco presidentes mexicanos vivos y buena parte de sus gabinetes.

4. Los gobernantes y empresarios saben en dónde está el descontento y cuáles son las demandas. Su obligación es siempre abrir mesas de análisis y negociaciones con el fin de que las partes comprendan los criterios de justicia e igualdad. Lo que siempre debe estar a la vista son los informes reales con el fin de que todos estén enterados sobre la causa de los estallidos de los movimientos. ¿Cómo aceptar ganancias empresariales de miles de millones de pesos frente a la miseria de los trabajadores?

5. ¿Que los empresarios deben obtener ganancias? Obviamente, pero éstas deben ser justas después de pagar los impuestos y los salarios proporcionales y adecuados. Por no ser nunca así, los empresarios en unos cuantos años acumulan gigantescas riquezas que con gobiernos justos deberían ser expropiadas. Puta, un trabajador explotado labora 40 años y vive siempre miserable; un empresario en tres o cuatro años ya empieza a figurar entre los más ricos de un país. ¡Este es el capitalismo!

6. Los ricos de la derecha millonaria despiertan insultando la “amenaza lopezobradorista” que busca impedirles seguir saqueando el país. Si gana AMLO la consulta aeroportuaria que hoy inicia, les descompondrá el estómago y gritarán su desconocimiento del evento; pero si pierde AMLO será el reinicio de sus ofensiva que les estará rindiendo frutos. La mayoría de los empresarios está arrepentida de no haber hecho “hasta lo imposible” para que López Obrador no llegue a la Presidencia.

7. Aunque AMLO ha cometido muchos errores por blandenguería y alianzas, sus aciertos pesan mucho más hasta ahora. Su solidaridad abierta con los migrantes centroamericanos y estas últimas declaraciones que estoy seguro buscará cumplirlas, son ejemplo de que la izquierda radical debe apoyar críticamente. López Obrador es un político que para avanzar tiene que negociar; los críticos somos más ideólogos comprometidos, pero nuestra responsabilidad no es directa, concreta. (25/X/18).