Corrupción y ajustes liquidan 7 obras de Peña

* Existen 21 obras por iniciar a pocos días de su adiós * La promesa de comenzar “un nuevo capítulo en la historia del país” * Se cumplió con el Programa Nacional de Infraestructura: Gerardo Ruiz Esparza

Dulce Olvera / Sin Embargo
http://www.forumenlinea.com/    https://www.facebook.com/forumenlinea

Durante su toma de protesta como presidente, Enrique Peña Nieto expuso que México necesita resolver sus problemas de transporte y contar con trenes modernos, por lo que su sexenio sería “el inicio de un nuevo capítulo en la historia de las comunicaciones de nuestro país”. Sin embargo, por señalamientos de conflicto de interés, supuesta corrupción y recortes al gasto público se cancelaron siete obras y 21 más siguen en un estado “por iniciar” –con cero o 2 por ciento de avance físico–, cuando faltan 34 días para concluir el sexenio.

En la plataforma “Sigue la obra pública”, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) destaca 147 proyectos terminados y 91 en proceso.

Pero siete fueron suspendidos o cancelados: el tren México-Querétaro; el tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo; la Aviación del Aeropuerto de Hidalgo; la ampliación de la Autopista Toluca-Atlacomulco, estado de México; la instalación para concretado de cobre en Topolobampo, Sinaloa; la Terminal de Usos Múltiples en Tampico y el aeropuerto de carga en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Y entre los 91 en proceso, hay 21 pospuestos: la extensión de la línea A del Metro de Chalco a La Paz, en el estado de México (iniciaría en mayo 2017 con 11 mil 600 millones de pesos, MDP); la ampliación del edificio terminal del Aeropuerto de Toluca (enero de 2016 con 170 MDP), el túnel de acceso rápido a Acapulco (enero 2016 con 2 mil 300 MDP), el Viaducto Indios Verdes (septiembre 2016 con 4 mil 384 MDP) y la red ferroviaria Aguascalientes-Guadalajara (septiembre 2014 con mil 427 MDP).

Además, están “en prospectiva” el nuevo Aeropuerto en San Lázaro, Michoacán, y Las Varas en Nayarit sin avance alguno.

El arquitecto Rigoberto Morón Lara, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que la cancelación de las obras tiene que ver con la falta de una planeación técnica –condiciones adecuadas de la zona– y el sector social, lo cual se debe abordar desde la logística.

Para el académico, al gobierno de Peña Nieto “le faltó una planificación integral de fondo” para prevenir obstáculos contra las obras e informar a los poblados para integrarlos a los proyectos, en vez de imponerlos. También, consideró Morón, hubo una ausencia de ejercer el gasto evaluando las mejores condiciones de inversión.

El avance del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) está en suspenso. Desde el pasado jueves al domingo próximo se realiza una consulta ciudadana para determinar si el nuevo gobierno continúa su construcción o se inicia el proyecto en Santa Lucía. Lleva 1 por ciento de avance, según “Sigue la obra pública”, con una inversión por 195 mil millones de pesos.

Además, el Tren Interurbano México-Toluca, retrasado por la oposición de comuneros, lleva 84 por ciento de avance. El tramo de 7 kilómetros de Santa Fe a Observatorio se espera para junio de 2019.

“Hay regiones desarrolladas y otras que padecen aún rezagos importantes. Para cerrar esta brecha e impulsar el crecimiento económico y la competitividad, vamos a dar un impulso decisivo a la infraestructura”, afirmó Peña Nieto el primero de diciembre de 2012 frente a legisladores, gobernadores, embajadores, jefes de Estado, organizaciones civiles y sindicales, rectores de universidades, entre otras figuras.

El Programa Nacional de Infraestructura y Transporte 2012-2018, responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes encabezada por Gerardo Ruiz Esparza, prometía infraestructura carretera, ferroviaria y de puertos del país, así como obras para conectar e incorporar el sur de México a la economía global. Este último punto también lo ha prometido el presidente electo Andrés Manuel López Obrador a través del Tren Maya.

Para Ruiz Esparza, dijo ante el Congreso, a pesar de la reducción en los presupuestos anuales por la baja en el precio del petróleo, “el gobierno cumple con las obras comprometidas en el Programa Nacional de Infraestructura”.

Durante su gestión, enfatizó, se construyeron y modernizaron 52 autopistas y 80 carreteras, se ampliaron 10 principales accesos a la Ciudad de México, hubo 12 proyectos bajo el esquema de asociaciones público-privadas para infraestructura carretera, así como la ampliación de 28 terminales aeroportuarias, y se fortaleció al sistema ferroviario nacional de carga con una inversión público-privada superior a los 130 mil millones de pesos.

Los trenes

“En México volveremos a tener trenes de pasajeros para conectar nuestras ciudades”, anunció el mandatario Enrique Peña Nieto en aquel discurso en Palacio Nacional. El plan implicaba 155 mil millones de pesos para 19 proyectos ferroviarios, entre ellos, el tren México-Querétaro (cancelado), el tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo (cancelado) y el tren México-Toluca (atrasado).

No obstante, dos años después, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, anunció la suspensión del tren Yucatán-Quintana Roo (inversión por 16 mil millones de pesos) y el México-Querétaro (por 43 mil 580), por, dijo, un recorte al gasto público por 124 mil 300 millones de pesos al presupuesto de 2015, tras el inicio de la caída de los precios del petróleo.

La cancelación del tren México-Querétaro se dio en medio de las sospechas de conflicto de interés alrededor de la Casa blanca presidencial, cuyo propietario, Juan Armando Hinojosa, de Grupo Higa, fue uno de los ganadores de la licitación junto con el consorcio China Railway Construction.

Sobre el Tren Interurbano México-Toluca, expuso el secretario Ruiz Esparza, es el primero de alta velocidad en América y proyecta dar servicio diario a 230 mil pasajeros de Zinacantepec a Observatorio, con cuatro estaciones y 30 trenes. De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competencia (Imco), su costo ha aumentado 55 por ciento de 38 a 59 mil millones de pesos.

“Al cierre del ejercicio presupuestal en diciembre tenemos programado que el tren tenga una avance superior al 98 por ciento en el tramo de 50 kilómetros de Zinacantepec-Santa Fe; sin embargo, en razón de los diversos bloqueos que hemos tenido por motivos sociales, siendo el último el día de antier (bloqueo de comuneros de San Juan Coapanoaya el 16 de octubre), nos provocó que dos trabes, cada una pesa mil 200 toneladas, que ya estaban en proceso de fraguado, se echarán a perder, tomando 15 días más su reposición”, expuso durante su comparecencia.

Para mejorar el tránsito en las grandes ciudades, el presidente Enrique Peña Nieto prometió las obras de la Línea 3 del Metro de Monterrey por 9 mil 626 millones de pesos (lleva un avance de 76 por ciento), el transporte masivo de Chalco a La Paz, en el estado de México por 11 mil 599 millones de pesos (no iniciado) y la ampliación del tren eléctrico de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Durante los mítines de los entonces candidatos presidenciales en el estado de México, los asistentes aún demandaban ser conectados del oriente al Metro. “Supuestamente lo iba a hacer la SCT. Se lo hubieran dejado al Metro, ya lo hubiéramos hecho”, acusó el entonces jefe capitalino Miguel Ángel Mancera Espinosa.

A seis años, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, compromiso de gobierno con una inversión por 25 mil millones de pesos, estará listo en octubre con todas las instalaciones (trenes, viaducto, túnel, centro de control, 18 estaciones) y talleres plenamente equipados, anunció la SCT. El servicio para 233 mil pasajeros diarios, que conectará a los municipios de Zapopan y Tlaquepaque, comenzará después de una serie de pruebas operativas durante siete u ocho meses.

Será su única entrega trascendente.

--------------------

https://www.sinembargo.mx/27-10-2018/3488108

Ver más

Imposición y nula voluntad para consultar a pueblos indígenas, el sello de EPN en megaproyectos

Peña prometió “mover a México”. Habló de un impulso “decisivo” y sólo le quedó un tren… a medias